Guatemala: exsecretario y yerno del presidente declara ante la Justicia tras ser detenido por tráfico de influencia

El exsecretario general de la Presidencia de Guatemala Gustavo Martínez (2012-2105) dará hoy su primera declaración ante un juez, después de que la audiencia programada para ayer se suspendió por inconvenientes “familiares” de la magistrada a cargo, Judith Secaida, informó una fuente oficial.

Martínez, arrestado el pasado jueves acusado de los delitos de tráfico de influencias y asociación ilícita, iba a declarar ayer por primera vez ante las autoridades, pero la diligencia judicial fue trasladada para hoy a las 9 de la mañana, según confirmó el Ministerio Público (MP).

El exsecretario, yerno del presidente del país, Otto Pérez Molina, se encuentra en prisión preventiva desde su captura en las cárceles del sótano del edificio del Organismo Judicial (OJ) guatemalteco.

El OJ nombró a la magistrada suplente Virgina Amparo de León para llevar el caso en contra de Martínez, por el que también están en prisión preventiva el exviceministro de Energía y Minas, Edwin Ramón Rodas, César Medina Farfán, Raúl Ernesto Córdova, Filadelfo Reyes, Lidia Roca y Karen Cancinos. Los detenidos fueron acusados por el MP y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) de conformar una red de tráfico de influencias cuyo supuesto cabecilla es Medina Farfán.

La CICIG detalló que Martínez, a petición de Medina, se valió de su cercanía con el presidente Pérez Molina, para agendar una reunión con representantes de la empresa Jaguar Energy Guatemala, subsidiaria de la estadounidense Ashmore Energy International (AEI), a cambio de beneficios económicos. El exsecretario renunció a principios de junio pasado y explicó que su dimisión era para “no desgastar” al Gobierno por acusaciones en su contra difundidas en medios locales.

El MP y la CICIG revelaron el viernes que dos empresas mexicanas, Droguería Pisa y la energética Z Gas, también habrían participado en las millonarias redes de tráfico de influencias detectadas en Guatemala y hechas públicas en los últimos meses, según reportó el diario El Universal.

La Prensa Gráfica