México: despliegan 10 mil policías para buscar al “Chapo” Guzmán e Interpol reactiva la “ficha roja”

Casi 10 mil policías federales –incluidos elementos de élite– fueron asignados a la búsqueda de Joaquín Guzmán Loera. Esta cifra significa 27.5 por ciento del total de integrantes de la Policía Federal (PF). En este megaoperativo se incluyeron también 48 binomios caninos para apoyo en la inspección en vehículos de carga y de pasajeros.

Para la recaptura del ex líder del cártel de Sinaloa el gobierno federal inspecciona hoteles, hospitales y hasta funerarias. Los uniformados tienen la encomienda de buscar literalmente por cielo, tierra y mar. En este punto deben revisar de manera exhaustiva a los pasajeros y aeronaves de vuelos privados.

Como parte del despliegue se colocaron 101 filtros en las principales carreteras y autopistas de 22 entidades del centro y sur del país. También, como estrategia de difusión, se distribuyen 100 mil folletos con las ‘‘fotografías recientes del prófugo’’.

En cuanto a los uniformados, la Secretaría de Gobernación dijo que los comisionados para la búsqueda de El Chapo son 9 mil 630, clasificados de la siguiente manera: 8 mil 200 integrantes de la División de Seguridad Regional de la Policía Federal, quienes ‘‘se encuentran en alerta máxima’’ en las coordinaciones estatales, estaciones y subestaciones ubicadas en todos los estados del país.

Igualmente, mil 250 integrantes de la División de Fuerzas Federales, distribuidos en unidades especiales para la búsqueda y localización del prófugo en círculos concéntricos ‘‘a partir de la zona cero’’.

Uno de los grupos con mayor especialización de la PF es el de la Gendarmería, la cual cuenta con alrededor de 5 mil elementos. De ellos, se tomó a su élite: 180 elementos de grupos especiales de esta división, quienes realizan igualmente acciones de búsqueda y localización.

La Secretaría de Gobernación dijo que ha reforzado la coordinación con autoridades estatales y municipales.

La Jornada

A la búsqueda del capo, en 190 países

A petición del gobierno de Estados Unidos, Interpol reactivó la
ficha roja de búsqueda en 190 países contra Joaquín El Chapo Guzmán, líder del cártel de Sinaloa, con lo que volvió a ser el narcotraficante más buscado en el mundo.

El organismo internacional explicó que el nuevo documento se emitió a solicitud del Departamento de Justicia de EU, cuyas autoridades buscan llevarlo a su país para enjuiciarlo por cargos de conspiración para importar y poseer cocaína con intención de distribuirla y lavado de dinero, entre otros.

La ficha contiene siete fotografías de su vida en prisión, desde su captura en 1993 en Guatemala hasta la del 22 de febrero de 2014, cuando fue recapturado por segunda ocasión en Mazatlán, Sinaloa. Una de las imágenes que se incluyen es la que difundió la Procuraduría General de la República (PGR) horas después de la fuga, en la que se observa a El Chapo con el cabello rapado luego de haber sido ingresado en El Altiplano el año pasado.

La solicitud contiene los siguientes datos: Joaquín Guzmán Loera tiene 58 años de edad, nació en Culiacán, Sinaloa, habla español e inglés, pesa 80 kilogramos, tiene ojos y cabello color café.
La Policía Internacional había dejado sin efecto la ficha con las fotografías y datos del narcotraficante mexicano en febrero de 2014, cuando fue detenido por elementos de la Secretaría de Marina.

Mientras tanto, y a pesar de las diversas líneas de investigación que abrió la Procuraduría General de la República (PGR) por la fuga del Chapo Guzmán, la institución no tiene cómo acreditar el delito de delincuencia organizada contra las 22 personas que mantiene retenidas. Funcionarios del gobierno federal revelaron que algunos de los 22 trabajadores del penal del Altiplano que continúan en la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido) solo serán acusados como probables responsables del delito de evasión de reos.

Dejaron claro que entre hoy y el viernes la situación ministerial de los empleados federales y de otras personas ajenas al penal se definirá; sin embargo, no descartaron que la situación de los investigados cambie en el transcurso de las horas, conforme vayan avanzando las pesquisas que realiza el agente del Ministerio Público federal. Asimismo, los funcionarios consultados señalaron que uno de los abogados de El Chapo identificó a la diputada local del PAN Lucero Guadalupe Sánchez López como la mujer que ingresó con documentación falsa al penal del Altiplano en abril pasado.

Añadieron que los litigantes que fueron llamados a declarar son el penalista Andrés Granados Flores y el especialista en materia de negocios Óscar Manuel Gómez Núñez. Puntualizaron que la legisladora en el Congreso de Sinaloa será llamada por la Seido para que rinda declaración en calidad de testigo sobre el presunto encuentro que sostuvo con el capo del narcotráfico.

Los funcionarios informaron que el agente del Ministerio Público Federal ya tiene listos los citatorios de Juan Ignacio Hernández Mora, ex titular del Órgano Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social, y de Celina Oseguera, ex coordinadora de los Centros Federales de Readaptación. Ambos fueron destituidos del cargo por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, tras la fuga del capo el pasado 11 de julio.

Protestan familiares de custodios Familiares de custodios que permanecen retenidos por la fuga Joaquín El Chapo Guzmán realizaron una protesta en el exterior de las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido).

Los quejosos reclamaron que desde el pasado domingo no han podido ver a sus familiares, además de que fueron informados que solo podrán tener contacto con ellos una vez que terminen de rendir declaración ante el agente del Ministerio Público Federal. Una mujer que decidió omitir su nombre aseguró que pudo ver a su marido durante 10 minutos la noche del pasado martes.

Sin embargo, dijo que su esposo, quien es jefe de custodios, le expresó que “estaba triste”, porque en cuatro ocasiones ya ha rendido declaración. Otras personas que desean ver a sus familiares manifestaron que no tienen ni siquiera para contratar los servicios de un abogado particular.

Asimismo, comentaron que tienen temor de que la autoridad “fabrique” pruebas a los trabajadores del penal que permanecen retenidos. (Rubén Mosso/México)

Milenio

Destituyen al jefe de inteligencia de la Policía Federal, por fuga de ‘El Chapo’

La fuga de ‘El Chapo’ del penal federal del Altiplano provocó la destitución de Ramón Pequeño García, quien fungía como jefe de Inteligencia de la Policía Federal (PF), informó Proceso.

El cese de Pequeño se suma a los de Juan Domingo Ignacio Hernández Mora, quien era titular del Órgano de Prevención y Readaptación Social; Celina Oseguera Parra, excoordinadora de los Centros Federales de Readaptación Social, y Valentín Cárdenas Lerma, exdirector del penal del Altiplano.

Según el semanario, Ramón Pequeño García era hombre de confianza del exsecretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna, quien durante su administración lo nombró titular de la División Antidrogas. Pequeño tenía a su cargo el monitoreo de las pantallas que están conectadas a las cámaras de seguridad de los Centros Penitenciarios de Máxima Seguridad a Plataforma México que se ubica en el Distrito Federal.

Aristegui Noticias

Alerta en penal se dio 18 minutos después de la fuga de ‘El Chapo’

Luego de que Joaquín El Chapo Guzmán se fugara de su celda en el Altiplano, debieron transcurrir 18 minutos para que se diera la orden de búsqueda, confirmaron integrantes de la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional durante un recorrido realizado por el penal, en el que visitaron la celda del capo y el área de videovigilancia.

Después de recorrer el presidio, los legisladores visitaron la casa y la bodega donde se construyó el túnel de salida por el que finalmente Guzmán Loera obtuvo nuevamente su libertad, la noche del sábado 11.

Para el senador Alejandro Encinas esto significa, indudablemente, que el líder del Cártel de Sinaloa contó con la complicidad de autoridades para fugarse.

“Una colusión de intereses entre delincuencia organizada y servidores públicos es evidente”, deploró.

Para él, la fuga implica un replanteamiento de todo el sistema penitenciario en el país: de los protocolos de actuación y de las reglas de tratamiento a los internos, particularmente a los de alta peligrosidad; desde revisar las visitas y custodia, hasta lo que son medidas extraordinarias para delincuentes que como El Chapo, que tienen ese poder económico para corromper al mismo Estado mexicano, porque es indudable que este penal dejó de ser de “máxima seguridad”, fustigó.

También aseguró que existen elementos suficientes para identificar a quienes estuvieron coludidos en estos actos que propiciaron la fuga.

Por ello, advirtió, hay que revisar tanto los organismos de seguridad interna como los de seguridad perimetral, de inteligencia nacional del Estado mexicano y de las áreas administrativas que tenían acceso a los planos de todo penal, con el fin de aclarar cómo se involucraron funcionarios de distintos órdenes de gobierno.

Encinas señaló que al lograr escapar por segunda ocasión de un penal de máxima seguridad, El Chapo demostró su poderío financiero, patrimonial y tecnológico, además de una profunda capacidad de corrupción.

Para evitar dudas acerca de si el túnel de la casa conecta con la “celda 20” que ocupaba el capo en el penal del Altiplano, Encinas indicó que debe de existir un peritaje externo, incluso de especialistas del Instituto de Geología de la UNAM.

Expertos equipados con videograbadora, argumentó, podrían realizar un recorrido a lo largo del túnel, aprovechando la infraestructura instalada, como son los rieles y la motocicleta.

Lo anterior, subrayó Encinas, independientemente de que peritos de PGR y custodios del penal ya recorrieron el pasadizo.

Al recorrido de este día asistieron los legisladores Adriana González Carrillo, Aleida Alavez Ruiz y Raúl Santos Galván Villanueva, así como los senadores Fernando Yunes Márquez y Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez, así como Christian Allan Bravo Rosales, además del secretario técnico de la Comisión de Defensa Nacional, Diego Domínguez Hernández, y el subsecretario de Enlace Legislativo, Luis Felipe Solís Acero.

La comitiva fue encabezada por el comisionado nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido García.

Proceso