Ministro de Economía brasileño: “Reducir la meta de superávit no significa que no haya nuevo ajuste”

El ministro de Haciendo de Brasil, Joaquim Levy, dijo el martes que el gobierno “tomará todas las medidas necesarias para hacer un ajuste con vigor y más realismo” y destacó que una eventual reducción de la meta de superávit presupuestario primario, fijada en un 1,1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), no representará una renuncia a reordenar las cuentas del país.

“El gobierno tiene plena conciencia que cambiar la meta no significa el fin del ajuste. Va a continuar ajustando”, dijo Levy, previo a la divulgación del Informe de Evaluación de Ingresos y Egresos, que se conocerá el miércoles.

Elaborado cada dos meses, el documento incluye reevaluaciones de la recaudación, metas y proyecciones sobre el comportamiento de la economía.

La declaración de Levy llega en momentos en que el mercado financiero cree que el gobierno ajustaría su meta actual, de difícil cumplimiento, pese a que está claro que el rumbo es el de mejorar la relación deuda/PIB y poner límites al gasto público.

Levy dijo que el informe reflejará la realidad y dijo que tal vez sea necesario “cortar un poquito los gastos”.

El gobierno anunció en mayo un congelamiento de gastos contemplados en el presupuesto de 69.900 millones de reales. Sin embargo, la recaudación ha caído a niveles debajo de lo esperado debido a la menor actividad económica.

El sector público consolidado de Brasil registró el año pasado un déficit primario de 32.530 millones de reales.

Brasil 247