Nicaragua reitera apoyo a Irán en el uso de la energía atómica con fines pacíficos

El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, reiteró el apoyo de Nicaragua al Gobierno de Irán en momentos en que la nación persa está librando una batalla por la paz de la humanidad.

Sabemos de las negociaciones que vienen desarrollando los representantes del Gobierno de irán con los representantes de países desarrollados sobre el tema del uso de la energía atómica en cuanto a que tratan y ya se muestran dispuestos en este sentido de establecer que Irán no debe utilizar su desarrollo atómico para construir bombas atómicas, afirmó.

En ceremonia oficial al recibir la carta diplomática del embajador de Irán, Saeid Zare, el Presidente Comandante subrayó que con qué autoridad Estados Unidos y los países europeos, que son poseedores de armas atómicas, le dicen a Teherán que no pueden producir bombas atómicas mientras ellos las producen.

No lo podemos aceptar (…) ellos pueden producir, incluso han lanzado la bomba atómica (…) la lanzaron sobre las poblaciones de Hiroshima y Nagasaki (…) querían probar la bomba y no les importó probarla asesinando a millones de seres humanos, es la doble moral de las potencias porque lo elemental sería que se comprometieran ya ahora con destruir el armamento atómico que tienen en sus arsenales, que es una amenaza latente contra sus pueblos y contra los pueblos del mundo, la mayor amenaza que tiene la humanidad, en el momento que se activen desapareció la especie humana, advirtió.

Rememoró que hace unos años la comunidad de Estados latinoamericanos se comprometió a liberar la región de las armas atómicas “pero esto lo hacemos por razones de principios y si alguien tendría autoridad para reclamar que no existan armas atómicas, somos nosotros”.

El arma atómica está en manos de muchos países y a la par que ellos negocian con Irán en cuanto al uso pacífico que Irán ha manifestado claramente que es el objetivo que persigue con el desarrollo de la energía atómica, en lugar de estar pidiendo a Irán que se comprometa a que no va a fabricar bombas atómicas (…) lo que hay que hacer es que el mundo fiscalice a los países que tienen bombas atómicas para que destruyan y desaparezcan de nuestro planeta y que tengamos un poco de paz, puntualizó.

Daniel señaló que frente al cambio climático podemos luchar, al igual que contra el hambre y la extrema pobreza pero- insistió- el arma atómica “es la mayor amenaza que tenemos, todos estamos amenazados”.

Deseamos que estas negociaciones concluyan con éxito, sabemos que hay un gran esfuerzo, que se han empeñado muy seriamente los hermanos iraníes en este esfuerzo, sabemos que han tenido que llenarse de una enorme serenidad, han tenido que llenarse de una enorme comprensión de lo que es su compromiso con los pueblos que estamos en contra del arma atómica frente a las condiciones que imponen los poseedores del arma atómica, recalcó.

El Presidente Comandante reconoció que será positivo para el pueblo iraní, la región y la humanidad, “pero seguirá la amenaza ahí porque los grandes pistoleros de los países desarrollados continuarán con el arma atómica, listos a sacarlas en cualquier momento”.

Hay que mantener campañas en el tema del medio ambiente, del calentamiento global pero la primera batalla que se tendría que estar librando en el planeta es contra el arma atómica. Basta que se le ocurra a un jefe de estado apretar el botón y se va a ir su país y se va la humanidad entera, alertó.

En otro momento de su intervención, el Presidente de la República abogó por fortalecer y desarrollar las relaciones entre ambos pueblos y gobiernos, unidos por vínculos históricos.

Precisamente en el año 79 triunfó la Revolución iraní y la Revolución nicaragüense, recordó.

Por su parte, el diplomático de Irán transmitió un mensaje de amistad y de hermandad de su pueblo al nuestro y expresó su interés en fortalecer las relaciones y la cooperación bilateral en el ámbito económico, industrial y energético.

Irán puede apoyar Nicaragua en infraestructura y en promover el desarrollo comercial y técnico, afirmó.

Como embajador espero unir los lazos entre los dos países en la cooperación económica, política y cultural, destacó.

La Voz del Sandinismo