Nueva marcha de antorchas: miles de hondureños volvieron a manifestarse contra la corrupción

Entre consignas como “detrás de un ejército cualquiera es valiente, ¡Salí de ahí JOH!” se realizó una vez más la Marcha de las Antorchas en la capital de Honduras.

Miles de personas salieron desde dos puntos de reunión, con un punto de encuentro en común: el campamento de los indignados en huelga de hambre y que el próximo lunes cumplirá cuatro semanas.

Acá hubo mucha algarabía y fiesta; las multitudinarias caminatas continúan con la exigencia de la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIH), que ayudará resolver la gran cantidad de casos de corrupción que no han sido resueltos.

Llegó la hora acordada, y la marcha a las cinco de la tarde apenas contaba con algunos adeptos, las personas presentes susurraban que se está perdiendo la fuerza del movimiento. No fue así.

Al trascurrir los minutos y acercarse las seis de la tarde; la masa de personas fue acrecentándose hasta formar una gran manifestación que contaba con un ambiente de feria, entre las personas marchando se observaban puestos de venta de comida, artículos de todo tipo que identifican a las personas con sus ideales y exigencias.

Los rótulos que expresaban el rechazo a la corrupción, adornaron la manifestación con frases como “la burguesía llama paz social al silencio de los explotados”.

Otros decían “JOH, el pueblo ha despertado, no quieras dormirlo con tus mentiras, fuera JOH ya viene la CICIH”.

Los letreros eran cargados por personas de todos los estratos sociales y edades; ancianos, monjas, niños, jóvenes, mujeres y hombres recorrieron todo el bulevar Morazán y Suyapa con furor. Las consignas también fueron participes de la caminata, el “fuera JOH” retumbaba por todos lados.

Los recientes actos realizados por los partidos políticos tradicionales, en el Congreso realizado en Gracias, lempira, occidente de Honduras.

Era el tema de conversación de los manifestantes que marcharon aproximadamente cinco kilómetros por más de dos horas. El ambiente que predominó fue el de presión por ver instalada la Comisión Antimafia, que es una de las razones que mueve a la sociedad hondureña.

Al llegar a la zona donde está instalada la huelga de hambre, comenzó una fiesta donde los protestantes bailaron y cantaron al son de la música de protesta, que abrochó la noche donde los presentes vivieron el momento con júbilo y algarabía.

El Libertador