Nueva protesta exige la renuncia del presidente Otto Pérez Molina

No menos de cinco mil guatemaltecos salieron el sábado a las calles imitando a los indignados de Honduras y bajo la luz de antorchas y velas exigieron la dimisión del presidente, Otto Pérez Molina, sobre quien pesan acusaciones de corrupción.

Bajo las consignas de “Otto, ladrón, te vas a ir a pavón”; “Esto apenas empieza, seguimos con firmeza”; “Guatemala manda” o “Gobierno Ladrón aquí está el patrón”, la ciudadanía llegó al Palacio Nacional a unirse con otros millares de personas que allí les esperaban.

La marcha, que salió de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) a las 18:40 horas, recorrió las principales calles del centro histórico para concentrarse en el mítico e histórico Palacio Nacional de la Cultura, una de las dependencias del Gobierno que se ha convertido en el punto de encuentro de los indignados desde las primeras protestas.

Estudiantes, adultos, jubilados, ancianos y niños de diferentes clases y estratos sociales volvieron a demostrar este sábado que las diferencias no importan y abogaron por la unidad del pueblo cantando y coreando: “Si nos organizamos podemos todo”.

Los millares de personas también volvieron a reiterar su petición de modificar la Ley Electoral y de Partidos Políticos para impedir que funcionarios corruptos sean sus representantes en las instituciones de Gobierno.

Además, piden el fin de la impunidad, de la ignorancia, del hambre, de la opresión y de la opacidad en la financiación de las formaciones políticas.

Siglo 21