Óscar Arias, Premio Nobel de la Paz y expresidente de Costa Rica: “Para lograr la paz en Colombia es necesario ceder”

El premio nobel de Paz y expresidente de Costa Rica Óscar Arias consideró que es necesario acelerar el proceso de diálogo con las Farc. Para él, el cese bilateral del fuego es algo muy importante.

¿Cómo ve el proceso de paz?

Creo que Colombia no tiene otra opción que no sea el éxito en la negociación. Este pueblo no se merece la continuación de la lucha armada. Por eso deben apoyar el proceso, porque la alternativa al fracaso es que en el país se sigan matando, y esa no debería ser una opción.

Pero ¿para lograr ese éxito se debe ceder?

Para alcanzar la paz es necesario ceder, se deben dar las concesiones que sean necesarias. Lo que este pueblo tiene que entender es que la paz es preferible a cualquier otra alternativa. Yo no les permitiría a las partes levantarse de esa mesa antes de haber alcanzado un acuerdo. Creo que los colombianos se acostumbraron a la guerra y lo que les da miedo es el cambio, a vivir en paz. Y esto es algo irracional, porque aquí la gran preocupación es: si logramos la paz, cómo vamos a lidiar el posconflicto, cuando todavía no se ha acordado la paz.

¿Y a qué se debe ese temor?

En América Latina hay mucho miedo a los cambios y creo que eso les pasa a los colombianos. Se acostumbraron a vivir en esa violencia y le temen a que se silencien las armas. Es algo irracional que hay que vencer.

Entonces, ¿qué les diría a las personas que les ponen tantas trabas a los diálogos de La Habana?

Hay una cosa: el consenso no existe en política. Uno empuja las ideas para que una mayoría las apoye y eso es lo que el Gobierno tiene que lograr. Entiendo que hay gente que solo quiere el exterminio de la guerrilla, pero si no han logrado hacerlo en más de 50 años, qué les hace pensar que podrán hacerlo ahora.

Las Farc insisten en el cese bilateral del fuego. ¿Qué tan importante es esto?

Es muy importante. Los colombianos deben reconocer que el foco del mundo no está puesto en Colombia, este conflicto no le importa a todo el mundo. Son ustedes los que tienen que acelerar el proceso para lograr la paz.

¿Cree que van demasiado lentas las negociaciones?

Sí, yo me encuentro entre esos. La verdad es que más de dos años de estar en negociaciones con los temas tan complejos que se escogieron es una locura.

¿Están hablando demasiado las partes?

Es necesario utilizar un vocabulario más amigable.

El Tiempo