Presidente de Ecuador condena atentado contra sede del partido oficialista en Guayaquil

La directiva del oficialista movimiento Alianza PAÍS (AP) presentó este martes una denuncia en la Fiscalía para que se investigue a los responsables del atentado con explosivos perpetrado anoche contra su emblemática sede, situada en un sector céntrico de esta ciudad portuaria, mientras el presidente de la República y máximo dirigente de esa organización política, Rafael Correa, condenó este hecho violento.

El asambleísta oficialista Byron Valle acudió en la mañana a la Unidad de Flagrancia de la Fiscalía en la provincia del Guayas para presentar la denuncia formal por este atentado, que se produjo aproximadamente a las 22:40 del lunes en la central, de las calles Gómez Rendón y Esmeraldas, y que no dejó personas heridas porque no se encontraba nadie en ese momento, solo daños en una puerta metálica.

“Estoy en la Amazonia sin señal. Supe de atentado contra sede AP en Guayaquil. Los violentos no pasarán. ¡Hasta la victoria siempre!”, escribió en su cuenta de Twitter el jefe de Estado, quien cumple una agenda de actividades en la región amazónica.

Valle explicó que se utilizó un artefacto de “alto poder” que fue escuchado por vecinos a una distancia de tres cuadras a la redonda, lo que les causó terror. Los autores del hecho se movilizaban en un auto, cuyas características no se han podido determinar, indicó.

El legislador acudió a la Fiscalía acompañado de otros colegas, quienes condenaron este hecho de violencia. Octavio Villacreses señaló que más allá de los daños ocasionados a la sede política este tipo de hechos causan conmoción y alteran la paz ciudadana.

De igual manera se pronunció la asambleísta Gina Godoy, quien señaló que las diferencias políticas no se pueden tratar con violencia, sino con diálogo.

Más temprano, la secretaria de Gestión de la Política, Viviana Bonilla, escribió en Twitter: “Por el diálogo todo, por la fuerza nada. Todos debemos rechazar la violencia. Por fortuna nadie salió herido”.

El fiscal William Orellana indicó que se investigará este caso bajo la premisa de daños a bienes ajenos, aunque no descarta con el avance de las indagaciones cambie la figura a un delito de terrorismo.

Andes