Realizan en Haití “marcha por la dignidad” en rechazo a las deportaciones masivas del gobierno dominicano

Hoy en Puerto Príncipe, Haití, varios colectivos defensores de los derechos humanos y religiosos en ese país realizarán una “marcha por la dignidad”, en solidaridad con los dominicanos de ascendencia haitiana y sus compatriotas migrantes.

Los organizadores de la actividad han informado que se realiza para apoyar a “los miles de ciudadanos dominicanos de ascendencia haitiana víctimas de la arbitraria sentencia” del Tribunal Constitucional que establece criterios para la nacionalidad que afectan a hijos de indocumentados oriundos de Haití.

En la convocatoria de las organizaciones se hace un llamado a la unión entre todos para “parar el antihaitianismo” que existe en la República Dominicana, según indica la agencia EFE.

La actividad es una iniciativa del Colectivo 4 de Diciembre, y tendrá como destino final la oficina del Primer Ministro haitiano, Evans Paul.

Mientras se mantiene esta convocatoria, está pendiente la entrega a Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), del informe de la misión que recientemente estuvo en República Dominicana y Haití, con sus impresiones sobre la situación migratoria generada por el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros.

Según ha informado el propio Almagro, la entrega del reporte será esta semana, pero no se ha precisado cuándo se hará público, y será conocido por el pleno de los países que integran la OEA.

Diario Libre

Haïti-RD : « Marche pour la dignité » et pour « responsabiliser le gouvernement » d’Evans Paul

Une quinzaine d’organisations de la société civile ont convoqué, pour ce 21 juillet à Port-au-Prince, une « marche pour la dignité » afin de dénoncer le processus de rapatriements massifs des Haïtiens de la République Dominicaine et de déportations de Dominicains vers Haïti.

L’initiative, lancée par le Collectif 4 décembre, sera l’occasion de faire pression « pour responsabiliser le gouvernement haïtien » face à la crise qui affecte les relations entre les deux pays, précisent les organisateurs au cours d’une conférence de presse.

Les principaux dossiers mis en avant sont ceux de la dénationalisation de centaines de milliers de Dominicains d’ascendance haïtienne, suite à un arrêt de la cour constitutionnelle dominicaine daté du 23 septembre 2013 et les déportations massives effectuées par la République dominicaine depuis plusieurs semaines.

Dans ce mouvement, le Collectif 4 décembre est rejoint par des organisations comme le Groupe d’appui aux rapatriés et refugiés (Garr), le Réseau national de défense des droits humains (Rnddh), la Solidarité des femmes haïtiennes (Sofa) et le Centre œcuménique des droits humains (Cedh).

Les organisations se prononcent « pour des mesures diplomatiques adéquates, y inclus l’implication, au dossier, des instances internationales compétentes, la fermeture temporaire de la frontière haitiano–dominicaine, la relance et le renforcement de la production nationale ».

Elles pressent le gouvernement d’organiser « un accueil digne de nos vrais compatriotes venant de la République voisine ».

Les organisations veulent aussi contraindre le gouvernement dominicain à arrêter « des agressions contre les noirs et les pauvres présumés haïtiens par délit de faciès et contre les haïtiens ».

Un appel à la solidarité internationale est lancée en vue de conjuguer « une pression de tous les peuples » contre la République dominicaine.

La marche partira du Champs-de-Mars, au centre de la capitale, et se terminera devant le bureau du premier ministre Evans Paul, au bas de la ville.

Alter Press

RD insiste ante embajadores de ONU que Haití mantiene campaña de descrédito en su contra

El canciller dominicano Andrés Navarro hizo un llamado al Gobierno de Haití para que descontinúe la “campaña de descrédito” en contra de la República Dominica, la cual, según dijo, se ejerce a través de la propagación de “acusaciones infundadas” sobre supuestas violaciones de derechos humanos durante la aplicación del Plan Nacional de Regularización de Extranjeros.

El ministro de Relaciones Exteriores hizo el planteamiento este lunes en la sede de Naciones Unidas, en Nueva York, en un encuentro con los embajadores permanentes del Grupo Latinoamericano y Caribeño (Grulac), y a donde acudió junto a una delegación dominicana dedicada a la defensa de la política migratoria del Gobierno.

“Llamamos al Gobierno de Haití a que descontinúe esa campaña de descrédito en contra de una nación como la República Dominicana, que ha demostrado con creces y en diferentes coyunturas, su solidaridad con la población del vecino país”, dijo Navarro, según un comunicado de la Cancillería en el que se resaltan además, declaraciones en el sentido de que se trata de una “gran mentira” la acusación sobre violación de derechos humanos sin la presentación de pruebas.

De acuerdo con el funcionario, el Plan de Regularización de Extranjeros, al cual se acogieron unas 288,000 personas, “está revestido de una profunda voluntad política, transparencia, sentido democrático y defensa de los derechos humanos”.

En este punto, resaltó además, el “gran” sacrificio económico que ha representado la iniciativa para el Gobierno dominicano, por las facilidades otorgadas, incluyendo la gratuidad de los servicios.

“Si el Gobierno haitiano quiere el bienestar de sus ciudadanos, lo primero que debe hacer es descontinuar esos desconsiderados ataques en contra de la República Dominicana, pues es la autoridad del vecino país que no asumió su responsabilidad de facilitar la debida documentación a los haitianos que residen en nuestro país en condición irregular”, planteó Navarro según el documento que recoge sus pronunciamientos.

Le echó en cara al vecino país que mientras la República Dominicana “se gastaba” alrededor de 2,000 millones de pesos en el plan de regularización, su Gobierno nunca asumió la tarea de expedir documentos de origen a sus nacionales, no obstante haberse comprometido a instalar cinco oficinas con esos fines en el lado dominicano de la isla.

“Hemos apelado permanentemente frente al Gobierno de Haití para que facilite la documentación de su gente, pero no asumieron esa responsabilidad”, insistió el canciller al destacar el esfuerzo “sobre humano” de las autoridades dominicana en la búsqueda de soluciones al problema.

Asimismo, reiteró que en las actuales condiciones no es posible retomar un diálogo franco, abierto, sincero y respetuoso como el que se había avanzado con Haití a través de la Comisión Mixta Bilateral.

La nota de la Cancillería reseña declaraciones del embajador de Haití ante la ONU, Denis Regis, las cuales se produjeron después de la intervención de Navarro.

Señala que Regis insistió en que la República Dominicana viola los derechos humanos, lo que, según lo explicado en la nota, ha sido desmentido por la representación criolla, diciendo que “la realidad comprobada por todos es que no es cierto, tampoco lo es cuando se habla de que existe apatridia o desnacionalización”.

Insistió en que en la República Dominicana no puede aceptar que Haití continúe con esa campaña de descrédito internacional, y a la vez pide dialogar sobre el asunto.

La delegación criolla estuvo integrada además, por Alejandra Liriano, Washington González, Josué Fiallo y Miguel Medina.

7 Días