Santos a empresarios: “Estén tranquilos, el modelo económico no se negocia”

El presidente Juan Manuel Santos aseguró en un encuentro con inversionistas internacionales y empresarios nacionales que en La Habana no se está negociando el modelo económico de Colombia.

“Es importante que estén tranquilos porque nuestro modelo económico no está incluido en las negociaciones, simplemente estamos negociando cinco puntos específicos que de llegar a concretarse podemos estar creciendo 2% adicional por siempre en Colombia”, dijo el jefe de Estado en el Colombia Summit, un evento organizado por Bloomberg.

Se mostró optimista con los asistentes al decir que después de tres años de negociación con la guerrilla de las Farc se puede llegar a un acuerdo cercano. “Debe ser pronto porque mi paciencia y la de todos los colombianos tiene un límite. Tenemos actualmente un cese y espero que no volvamos a ver atentados contra la infraestructura petrolera y eléctrica”.

Destacó la fortaleza del sistema financiero local en momentos donde las materias primas se desvanecen en los mercados internacionales. “Este sector ha mejorado y cada vez es más fuerte, no sólo en Colombia, vemos entidades locales muy fuertes en la región”.

En cuanto al crecimiento de la economía mencionó que en momentos donde Venezuela crece negativamente al igual que Ecuador y Brasil, Colombia se sigue fortaleciendo “gracias a los tratados de libre comercio que hemos firmado donde nos ha acercado a más de 1,5 millones de consumidores de otros países”.

Agregó que para soportar la caída del petróleo su Gobierno implementó la denominada ‘austeridad inteligente’ para el presupuesto de 2016. “Estamos disminuyendo nuestra inversión y para esto hemos tomado medidas para el gasto gubernamental”.

Le aseguró a los inversionistas internacionales que los programas de infraestructura impulsarán, al igual que la paz, un 2% del PIB. “Le estamos apostando con fuerza a la infraestructura y nuestra inversión supera en cinco veces lo que Panamá invirtió en su Canal”.

El Espectador

Farc piden medidas adicionales para desescalar el conflicto

Los negociadores de las Farc valoraron este martes en La Habana como ‘positiva’ la decisión presidencial de suspender los bombardeos contra campamentos de la guerrilla, ya que contribuye a “generar un clima de confianza” para avanzar hacia un acuerdo final de paz.

No obstante, la guerrilla dejó entrever la necesidad de que se adopten más medidas que contribuyan a desescalar el conflicto, como la reciente suspensión de los bombardeos contra campamentos subversivos.

“Se hace necesario acordar nuevas medidas que profundicen y consoliden este proceso de desescalamiento, para que cada vez sea más remota la posibilidad de que este esfuerzo pueda echarse a perder”, señaló la insurgencia en un comunicado leído a la prensa por “Carlos Antonio Losada”, alias de Luis Antonio Losada.

El pasado domingo, el presidente Juan Manuel Santos ordenó nuevamente la suspensión de los bombardeos contra la guerrilla, una medida que ya adoptó en marzo para reducir la intensidad del conflicto pero que levantó un mes después tras una ataque guerrillero en el que murieron once soldados.

La suspensión de los bombardeos es la primera iniciativa del Ejecutivo para reducir la intensidad del conflicto armado después que los negociadores del Estado y las Farc acordaran el pasado 12 de julio agilizar el proceso de paz y “desescalar” el conflicto, para lo que la guerrilla decretó una tregua unilateral en vigor desde el 20 de julio.

La guerrilla también denunció que operativos terrestres del Ejército han avanzado hacia posiciones insurgentes en los departamentos de Cauca y Nariño, lo que “pone en riesgo” ese cese el fuego unilateral.

“Solamente la prudencia de las unidades guerrilleras ha evitado que se presenten hechos lamentables en estos casos”, subrayó Losada.

La guerrilla recordó que en la orden de cese el fuego del Secretariado de la guerrilla se especifica que “ninguna unidad de las Farc está obligada a dejarse golpear por fuerzas enemigas y tendrá todo el derecho al ejercicio de su legítima defensa en caso de ataque”.

El Gobierno y las Farc retomaron la semana pasada los diálogos de paz en La Habana con una nueva metodología de trabajo más flexible, para negociar varios asuntos en paralelo, lo que permitirá agilizar las conversaciones y tratar de obtener resultados para recuperar la confianza de los colombianos en el proceso de paz, que ha atravesado momentos críticos.

El Espectador