Santos, presidente de Colombia: “Las de octubre, serán las elecciones más tranquilas de las últimas décadas”

El presidente Juan Manuel Santos desde Cartagena dijo que las próximas elecciones serán las más tranquilas que se hayan registrado en las últimas décadas, por cuenta del avance en las negociaciones con la guerrilla de las Farc.

Según explicó al clausurar la reunión extraordinaria de la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore), los negociadores del Gobierno y las Farc “van a acelerar las conversaciones sobre los últimos puntos de la agenda, y van trabajar sin descanso y sin pararse de la mesa, para llegar cuanto antes al fin de este conflicto”.

Pero al mismo tiempo, “las Farc se comprometieron con un cese al fuego unilateral, lo que significa una suspensión de todas sus actividades ofensivas, que en la medida que cumplan, será correspondido por un desescalamiento por parte de las Fuerzas del Estado”.

Estos compromisos frente al proceso que se dará en el marco de las elecciones del 25 de octubre, brindarán a los colombianos la tranquilidad de desarrollar participar en una jornada con un mínimo de violencia.

“El proselitismo político y la jornada de elecciones se cumplirán, en un entorno más tranquilo, en un entorno más seguro, incluso más que las elecciones de Congreso y presidenciales del año pasado, que fueron las más tranquilas en muchísimo tiempo”, consideró el jefe de Estado.

Sin embargo le hizo una advertencia a las Farc, al señalar que las Fuerzas Armadas están listas, “para perseguir el delito y enfrentar toda amenaza contra nuestra población”, y atentas si se llega a incumplir de alguna manera la tregua unilateral al fuego.

Indicó además que el objetivo de los diálogos de La Habana es “romper, para siempre el vínculo entre política y armas, ese el objetivo central de todo proceso de paz”.

Para el mandatario se debe lograr “avanzar hacia a una sociedad en la que resolvamos nuestras diferencias por medio del debate, cambiar las balas por los votos”, esa es la manera de lograr la paz, puntualizó el presidente Santos.

Caracol

ONU manifestó apoyo a Santos en suavizar el lenguaje para favorecer negociaciones

El coordinador de la ONU en Colombia, Fabrizio Hochschild, apoyó este jueves el llamado que hizo el presidente del país, Juan Manuel Santos, a “desescalar el lenguaje” para favorecer las negociaciones de paz que su Gobierno mantiene con las FARC e indicó que esto permite superar la “estigmatización”.

“No se puede llegar a la paz, una paz sostenible, si la guerra sigue en la retórica de los políticos, de los líderes de la opinión pública”, declaró el diplomático a periodistas.

Opinó que “cambiar la manera de hablar no es negar que se han cometido muchos crímenes” en el marco del conflicto, pero aclaró que “es dejar de ver el mundo dividido en los buenos y los malos, es dejar de deshumanizar, estigmatizar a otros colombianos”.

Hochschild aludió a términos como “terroristas” con el que se señala a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y advirtió que el “problema de estigmatización” también es de la guerrilla.

“Hay mucha estigmatización de la sociedad de parte de la guerrilla. Hablan de una oligarquía corrupta, de una oligarquía indiferente hacia los pobres, hablan de una oligarquía en manos del imperialismo, eso también son estigmatizaciones”, sostuvo.

“De lado y lado se tiene que moderar el lenguaje”, complementó.

El representante de las Naciones Unidas en el país consideró “muy importante” para llegar a la reconciliación que se cambie el lenguaje, al igual que se ha hecho en países como Sudáfrica o Chile.

“Usar lenguaje que aleja, usar lenguaje que condena, usar lenguaje que violente o una declaración de guerra, usar ese tipo de lenguaje no ayuda”, agregó el delegado y propuso buscar expresiones que enfaticen la visión de un país “con más justicia social, con más crecimiento económico, con más equidad”.

En una entrevista con RCN, Santos dijo el miércoles que de cara al alto el fuego que las FARC iniciarán el próximo 20 de julio es bueno “desescalar el lenguaje”.

“Dejar la violencia verbal, comenzar a desescalar el lenguaje, por ejemplo en lugar de decirles ‘estos bandidos, narcotraficantes o terroristas’, decirles las FARC”, explicó el gobernante, quien argumentó que es algo que “ha sucedido en muchos lugares del mundo” como paso previo a la firma de un acuerdo de paz.

Preguntado sobre cómo llamar a la guerrilla, Santos agregó que lo que él quiere es “terminar el conflicto y una de las formas es comenzar a aprender a reconciliarse y perdonarse”.

Las declaraciones del delegado se producen poco antes del inicio del cese el fuego anunciado por las FARC el pasado 8 de julio, en respuesta a la petición de bajar la intensidad del conflicto hecha por Cuba y Noruega, países garantes de los diálogos, en medio de la peor crisis del proceso de paz.

El Espectador