Tras histórica reapertura de embajada en EEUU, canciller cubano recuerda que aún resta el fin del bloqueo y la devolución de Guantánamo

El restablecimiento de las relaciones diplomáticas cubano-estadounidenses y la apertura de embajadas marcan el comienzo de un nuevo proceso de diálogo para avanzar hacia vínculos normales, un camino complejo que las partes manifiestan voluntad de recorrer.

Después de una histórica jornada, las expectativas se centran en cómo La Habana y Washington emprenderán la siguiente fase, que permita superar más de medio siglo de desencuentros.

La víspera quedaron reanudados los vínculos, rotos por la Casa Blanca en 1961, y abiertas las sedes diplomáticas, que elevaron su estatus de secciones de intereses bajo representación suiza a embajadas.

No menos trascendente resultó la reunión entre el ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, y el secretario norteamericano de Estado, John Kerry, en la primera visita de un canciller de la isla al Departamento de Estado desde 1958.

Los altos funcionarios abordaron cuestiones de seguridad, medio ambiente, situación internacional, derechos humanos y tráfico de personas, entre otras, una clara señal de la disposición a colocar sobre la mesa inquietudes e identificar áreas de cooperación.

De acuerdo con Rodríguez, los recientes sucesos en el escenario bilateral refrendan la decisión de Cuba y Estados Unidos de progresar en sus nexos, pese a las diferencias existentes.

Podemos ampliar el diálogo y trabajar en la cooperación bilateral, vemos condiciones para ello, dijo en una rueda de prensa posterior a la histórica reunión, el segundo encuentro entre ambos después del celebrado en abril en Panamá, durante la VII Cumbre de las Américas.

El canciller cubano reiteró los aspectos que su país considera clave para la normalización, como el fin del bloqueo económico, comercial y financiero, la devolución del territorio ocupado de manera ilegal por la Base Naval de Guantánamo y el respeto a la soberanía de la mayor de las Antillas.

No se trata de condiciones para conversar, sino de hacerlo con respeto sobre los asuntos de interés, precisó.

También Kerry coincidió en que el restablecimiento de relaciones marca el comienzo de una nueva época, que busque dejar atrás décadas de hostilidad y de una política contra la isla que no ha funcionado en su empeño de aislarla y doblegarla, fracaso admitido por Washington.

Estamos decididos a vivir como buenos vecinos sobre la base del respeto mutuo, y queremos que todos los ciudadanos de las dos naciones miren hacia el futuro con esperanza, subrayó.

Kerry recordó las diferencias existentes, pero también la voluntad de trabajar de manera constructiva, “para lo cual Estados Unidos hará su parte”.

RESPALDO EN LOS DOS PAÍSES

En conversación con representantes de la sociedad cubana y la estadounidense que participaron aquí en la ceremonia para oficializar los vínculos diplomáticos, Prensa Latina constató el respaldo al acercamiento anunciado por los presidentes Raúl Castro y Barack Obama, el pasado 17 de diciembre.

Políticos, expertos, empresarios y activistas norteamericanos llamaron a no desaprovechar el favorable momento generado, en aras de estimular la normalización e impedir retrocesos al pasado.

Hay muchas cosas de qué hablar ahora entre ambos pueblos para avanzar juntos hacia tiempos mejores, esperar 54 años fue demasiado, advirtió el actor de Hollywood y activista Danny Glover.

También para el excongresista demócrata por Massachusetts William Delahunt (1997-2011) los dos países no tienen por delante otro camino “que llegar hasta el final”, las buenas relaciones.

Por su parte, el analista e investigador Philip Peters abogó por el impulso de lazos integrales entre las dos naciones, “una manera efectiva de evitar que regresemos al pasado”.

Del lado cubano, personalidades como el historiador de La Habana, Eusebio Leal, el cantautor Silvio Rodríguez, el artista de la plástica Kcho, los exdiplomáticos Ricardo Alarcón y Ramón Sánchez Parodi, la líder parlamentaria Ana María Mari Machado y el asaltante al Cuartel Moncada y otrora diputado Ramón Pez Ferro celebraron los pasos dados.

Para Leal, existe a nivel de los dos gobiernos voluntad de tratar cuestiones más complejas y profundas en el escenario bilateral, de cara a su normalización.

En ese sentido, Alarcón defendió la importancia de tratar los temas en igualdad de condiciones, postura necesaria para lidiar con el largo expediente que resta por resolver entre ambos gobiernos.

Prensa Latina

 

Secretario de Estado de EEUU: “Guantánamo no forma parte de las discusiones con Cuba”

El diplomático estadounidense dijo que en esta etapa del restablecimiento de relaciones bilaterales con la isla caribeña, el cierre de la prisión ilegal en la base naval de Guantánamo no será tratado. El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, dijo el lunes que el gobierno del presidente, Barack Obama, no piensa discutir con Cuba el cierre de la cárcel naval de Guantánamo, y así la devolución de este territorio a la isla. “No sé qué pasará en el futuro, pero actualmente este tema no forma parte de las negociaciones”, declaró Kerry tras formalizar la apertura de la legación diplomática de la nación caribeña en Washington el lunes. Según el portal The Hill, citado por la agencia rusa RusiaToday (RT), el alto funcionario estadounidense se refirió al tema al ser consultado por periodistas en la rueda de prensa ofrecida tras reunirse con el ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez.

Rodríguez instó a EE.UU. a levantar las sanciones contra su país y a devolver Guantánamo a la mayor de las Antillas para continuar hacia la normalización de las relaciones diplomáticas, en proceso de restablecimiento desde el 17 de diciembre de 2014. La delegación cubana, encabezada por el ministro inauguró el lunes su embajada en una ceremonia celebrada en Washington (capital estadounidense), iniciada con la izada de la bandera de la estrella y la escucha del Himno Nacional.
“Hoy se abre la oportunidad de empezar a trabajar para fundar unas relaciones bilaterales nuevas y distintas a todo lo anterior (…) solo la eliminación del bloqueo económico, comercial y financiero que tanto daño y privaciones ocasiona a nuestro pueblo, la devolución del territorio ocupado en Guantánamo y el respeto a la soberanía de Cuba darán sentido al hecho histórico que estamos viviendo hoy”, dijo el ministro en la apertura de la Embajada de Cuba en Washington. DATO » Hace 54 años (1961), Washington rompió nexos diplomáticos con Cuba debido al inicio del proceso revolucionario promovido por el líder Fidel Castro, el cual defiende la lucha por la soberanía. EE.UU. reabrió su consulado de Intereses en Cuba, pero su bandera se izará en unas semanas. La ceremonia oficial está prevista para el 14 de agosto. Cuba ha resistido por más de medio siglo las agresiones estadounidenses y las consecuencias del bloqueo económico y comercial impuesto en la década de los 60, por lo que su Gobierno considera que los nexos bilaterales no estarán plenamente consolidados mientras persista el bloqueo y la base naval de Guantánamo. La mayor de las Antillas pide a EE.UU. poner fin a las transmisiones ilegales de radio y televisión, así como la promoción de planes subversivos destinados a impulsar una sublevación contra el gobierno legítimo respaldado por la mayoría de ciudadanos. No obstante, el Congreso norteamericano dio a entender en un comunicado que abordará el levantamiento del bloqueo económico y comercial a Cuba solo cuando cambie el gobierno en la isla, lo cual sugiere que este proceso llevará tiempo.
El gobierno cubano ha dicho que se niega a cualquier tipo de consejos por parte de EE. UU. relacionados con la realización de elecciones democráticas, el respeto de los derechos humanos en los que la Casa Blanca no puede intervenir por los principios de la soberanía revolucionaria, legado del comandante Fidel Castro. Proceso de restablecimiento El 17 de diciembre de 2014 los presidentes de Cuba, Raúl Castro, y EE.UU., Barack Obama, anunciaron la decisión de restablecer sus relaciones diplomáticas. Desde entonces, Washington realizó acciones paulatinas para actuar en correspondencia con esa determinación. El 16 de enero de este año, levantó ciertas restricciones comerciales y a los viajes de determinados grupos de estadounidenses a la isla, pero esas medidas dejaron intacto el bloqueo. En abril, cuando se realizó la VII Cumbre de las Américas, Cuba participó por primera vez desde que se creó este encuentro en 1994.
La presencia del país caribeño fue aplaudida por el mundo al ver el acercamiento que se propiciaba entre la nación y EE.UU. El 29 de mayo, EE.UU. eliminó oficialmente a Cuba de su lista de países que patrocinan el terrorismo luego de ser incluida en 1982, bajo el argumento de que servía supuestamente de refugio a militares de la organización vasca ETA y ofrecía apoyo a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). El cierre de la base naval de Guantánamo ha sido una de las promesas electorales que continúa sin cumplir el presidente Barack Obama.

ALBA-TCP saluda avance de nexos diplomáticos entre Cuba y EE.UU.

La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) saludó el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, interrumpidas por Washington en 1961.

El bloque de integración señaló en su sitio web que el acontecimiento político reivindicó la dignidad histórica del pueblo cubano en su lucha soberana.

De acuerdo con ALBA-TCP, el reconocimiento (por parte del Gobierno de Estados Unidos) del fracaso rotundo de las sanciones unilaterales contra el pueblo cubano ratifica la postura inquebrantable de la Revolución cubana ante el mundo.

La entidad regional también llamó al levantamiento inmediato del bloqueo económico, financiero y comercial impuesto desde la nación norteña a Cuba y a la devolución a la isla caribeña del territorio ocupado en la suroriental provincia de Guantánamo.

El Gobierno cubano considera esas condiciones como indispensables para la normalización de las relaciones entre los dos países.

Además, ALBA-TCP expresó su rechazo a toda forma de intervencionismo en América Latina y el Carib,e y reiteró que el diálogo sincero y respetuoso es la única vía para la solución de conflictos.

El comunicado del grupo también exhorta a la consolidación de un sistema pluripolar y multicéntrico en el cual primen el respeto al derecho a la autodeterminación de los pueblos y la igualdad entre los Estados.

Prensa Latina