Amnistía Internacional: “México está perdiendo estrepitosamente la batalla contra las desapariciones”

Con las 25 mil personas de las que se desconoce su paradero desde 2007, México ‘‘está perdiendo estrepitosamente’’ la batalla contra las desapariciones, aseguró Amnistía Internacional (AI).

Erika Guevara-Rosas, directora del Programa para América de AI, dijo que el reciente descubrimiento de una fosa común en el estado de Nuevo León, cerca de la frontera entre México y Estados Unidos, donde se localizaron los restos de cuando menos 31 personas, ‘‘debe servir de alarma a las autoridades mexicanas y llevarlas a emprender acciones reales para detener lo que parece ser una lista interminable de horrores que están teniendo lugar en todo el país’’.

Además, insistió en que este hecho pone de manifiesto la urgente necesidad de emprender acciones enérgicas para hacer frente a la crisis de derechos humanos, que se deteriora rápidamente.

‘‘Como primer paso, las autoridades mexicanas deben garantizar que, al contrario de lo que ha venido siendo excesivamente habitual en el pasado, se emprendan investigaciones forenses y periciales sobre este espantoso descubrimiento, y se lleven a cabo de una manera que proteja todas las pruebas y que ello conduzca a la identificación de los restos y que haya justicia para los familiares de las víctimas’’, dijo Guevara-Rosas.

El pasado martes, autoridades locales de Nuevo León confirmaron que habían encontrado en un rancho cercano a la frontera con Estados Unidos una fosa común que contenía los restos de al menos 31 personas. En los años recientes se han descubierto varias fosas clandestinas en la zona, conocida por la presencia de bandas delictivas, dijo AI en un comunicado de prensa.

Ya en el pasado reciente, Amnistía ha organizado una campaña de envío de cartas ciudadanas para instar al presidente Enrique Peña Nieto a investigar debidamente los millares de de-sapariciones ocurridas en el país que, según las cifras oficiales dadas a conocer por la Secretaría de Gobernación, son 25 mil 230 personas entre 2007 y 2014.

Tamaulipas, Jalisco, Nuevo León, estado de México, Chihuahua y Sinaloa, son las entidades que concentran el mayor número de casos.

En su reporte con motivo del Día Internacional de las Víctimas de Desaparición Forzada, hace apenas unos días, AI señaló que más de la mitad de esas desapariciones (12 mil 500) han ocurrido en el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

Debe escucharse a la sociedad

Incluso en esa presentación, Salil Shetty, secretario general de Amnistía Internacional, dijo que ‘‘gobiernos de todas las regiones del mundo, desde Siria hasta México, y desde Sri Lanka hasta Gambia, podrían tener a centenares e incluso miles de personas recluidas en secreto’’.

Ante la obligación constitucional del Congreso de elaborar una ley general sobre desaparición forzada, AI ha abogado porque en este tema sea escuchada la voz de los colectivos y organizaciones de la sociedad civil, fundamental en la construcción de este marco normativo.

La Jornada