Argentina y Bolivia trabajarán en conjunto por una mayor integración tecnológica

El vicepresidente de Argentina, Amado Boudou, anunció en La Paz que su país y Bolivia trabajarán en una mayor integración productiva y sobre todo de transferencia tecnológica para superar una etapa de solo comercio bilateral.

Hizo asimismo un”fuerte llamado” a Bolivia y Chile para llegar a un acuerdo sobre su controversia por la demanda marítima boliviana y expresó su deseo de que se hiciera con “el acompañamiento” de los líderes regionales.

Boudou se expresó en esos términos en una rueda de prensa, acompañado por el vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, a quien realizó una visita que no estaba anunciada previamente.

El vicepresidente argentino dijo que con García Linera habló de que su país puede hacer aportaciones tecnológicas y se puede mejorar la integración productiva para generar empleos en ambas naciones.

Destacó que los países deben vincularse de forma binacional o regional para no quedar “presos” de los precios internacionales de los hidrocarburos “manejados por el mercado financiero”.

Bolivia exporta gas natural al mercado de Argentina, si bien el precio del combustible ha bajado al estar indexado al petróleo, y tiene en marcha proyectos para exportarle electricidad.

Boudou también sostuvo que la relación de ambos países se mantendrá más allá de cualquier Gobierno, aunque expresó su confianza en que el candidato oficialista en los comicios de octubre en Argentina, Daniel Scioli, será el próximo presidente de su país.

Según información proveniente de Argentina, el presidente boliviano, Evo Morales, prevé visitar la próxima semana territorio argentino para dar apoyo político a Scioli, como hizo esta semana el exmandatario brasileño Luis Inacio Lula da Silva.

En La Paz, fuentes oficiales se limitaron a informar que Morales tiene previsto viajar a Argentina para ser investido doctor “Honoris Causa” en una universidad de ese país.

Llamado a Bolivia y Chile a llegar a un acuerdo

De otra parte, Boudou hizo en La Paz un “fuerte llamado” a Bolivia y Chile para llegar a un acuerdo sobre su controversia por la demanda marítima boliviana y expresó su deseo de que se hiciera con “el acompañamiento” de los líderes regionales.

“Lo que me gustaría es hacer un fuerte llamado a que se sienten, discutan y puedan llegar a un acuerdo porque es imposible que dos países como Chile y Bolivia no lleguen a un acuerdo en una cuestión que, si se trabaja con inteligencia, le puede mejorar la vida a ambos”, dijo Boudou en una rueda de prensa.

“Nos encantaría que ese acuerdo se discutiera y se llevara adelante entre Chile y Bolivia y con el acompañamiento de nuestros países. Yo creo que eso sería lo más sano y lo mejor para todos porque no deja de ser un tema regional, es un tema que tiene que ver con todos y cada uno de los países de la región”, agregó Boudou.

Expresó que su posición personal es que le gustaría que “más allá de cualquier instancia de un foro internacional” los bolivianos y chilenos pudieran arreglar el conflicto “en una mesa de diálogo”.

“Y no tengo duda que con buena voluntad se puede ir por este camino, hay que entender la necesidad de Bolivia de tener una salida al mar, hay que entender las circunstancias históricas que dan sustento a esto, también hay que escuchar las posiciones chilenas y en qué términos puede llevarse hacia adelante y encontrar una solución entre nosotros”, indicó el vicepresidente argentino.

Agregó que el camino que se puede transitar es el mismo de cuando se juntaron “todos los líderes de la región” para hallar una solución cuando “le quisieron hacer un golpe de Estado” al presidente de Ecuador, Rafael Correa.

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya se pronunciará el 24 de septiembre sobre su competencia para tratar la demanda por una salida al mar presentada por Bolivia contra Chile.

Chile ha objetado la competencia de la Corte y rechaza el reclamo boliviano con el argumento de que los límites quedaron sellados en un tratado firmado en 1904, veinticinco años después de terminada la guerra del Pacífico en la que Bolivia perdió su salida al mar.

Asimismo, el vicepresidente añadió que a él no le gusta decir “o Bolivia o Chile”, sino que el conflicto debe resolverse entre los dos países y encontrar “una intersección” entre los argumentos de ambos “para que la solución sea sustentable y no sea un nuevo conflicto”.
Horas antes, el presidente boliviano, Evo Morales, expresó su confianza en que su país recibirá “buenas noticias” el próximo 24 de septiembre, cuando la Corte emita su posición sobre la objeción chilena para que trate el fondo del reclamo marítimo boliviano.

La demanda boliviana en la CIJ busca un fallo que obligue a Chile a negociar en firme y de buena fe una solución a su petición del acceso soberano al Pacífico perdido en la guerra de 1879.

Jornada Net