Bolivia: derechos indígenas, el tema pendiente en los estatutos – Por Wendy Pinto

Uno de los temas ausentes en los estatutos autonómicos que irán a consulta el 20 de septiembre es el de derechos y reconocimiento de los indígenas y el pueblo afroboliviano, según la evaluación de representantes de naciones originarias y de quienes observan los contenidos de los estatutos.

Sólo el texto autonómico del departamento de Oruro tiene un capítulo específico para los pueblos indígenas, el resto se limita a reconocer su preexistencia colonial, aunque no mencionan la cantidad específica de estos pueblos ni enumera cuáles son.
La Ley Marco de Autonomías, que regula el régimen autonómico, establece en el artículo 62 que los documentos deben tomar en cuenta “el régimen para minorías ya sea pertenecientes a naciones y pueblos indígena originario campesinos o quienes no son parte de ellas, que habiten en su jurisdicción”.

Para la exdiputada disidente del Movimiento Al Socialismo (MAS), Rebeca Delgado, esta disposición significa que debe existir un capítulo específico para estos pueblos y en el estatuto de Cochabamba no existe. “Eso es discriminación. La gente que siempre ha estado excluida ahora tiene que formar parte de su propio desarrollo”, dijo.

Cuestionó que sólo haya un asambleísta que represente a este sector cuando en ese departamento existen mosetenes, mojeños trinitarios, yuquis, yuracarés, quechuas y aymaras.

Un panorama similar se observa en Potosí. El vicepresidente del Comité Cívico Potosinista, Marco Antonio Pumari, dijo que “es totalmente contraproducente” que sólo haya un asambleísta indígena para los siete pueblos naciones indígena originario campesinos de esa región, entre los que mencionó a los qhara qhara, quillacas y Sud Chichas.

Pumari aseguró que se vulneran sus derechos constitucionales “porque no están incluidos ni con nombres y apellidos” en la redacción del documento.

El excandidato a la Alcaldía de Sucre por el Movimiento Demócrata Social (MDS), Luis Ayllón, considera que el estatuto departamental de Chuquisaca no tiene una propuesta genuina del departamento porque “obedece a competencias centralistas”, y que el documento trae grandes perjuicios. “Lo único que se hizo es gastar 13 millones de bolivianos, el resultado no es visible, la gente desconoce el contenido del documento”, insistió.

El dirigente de la nación qhara qhara de Chuquisaca, Samuel Flores, destacó la inclusión de este bloque indígena en el estatuto y la asignación de escaños en la Asamblea departamental. “Tenemos la esperanza de ejercer nuestros derechos”, dijo en declaraciones a la red ERBOL.

En el departamento de Oruro, el representante de los demócratas y exdiputado Franz Choque explicó que pese a existir un capítulo para estos pueblos, debería cambiar la cantidad de asambleístas indígenas porque sólo reconocen al pueblo uru chipaya. “También hay carangas, jaquisas, soras y quillacas, los marginan a ellos”, declaró Choque.
En La Paz, representantes de pueblos y naciones indígenas plantearon 16 observaciones al texto autonómico y el jueves realizaron una marcha de protesta.

Derechos básicos

Internacional Según la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, este sector tiene derecho a no ser discriminado, tiene derecho a la autonomía o al autogobierno en las cuestiones relacionadas con sus asuntos internos y locales, a disponer de medios para financiar sus funciones autónomas, a la protección de sus saberes ancestrales en la educación, el empleo, la capacitación, la salud y la seguridad.
Autonomía La Constitución y la Ley de Autonomías reconocen a la autonomía indígena como otro nivel del régimen autonómico que tiene derecho a la autodeterminación.

Punto de vista – Yabián Yaksic, Exviceministro de Autonomías

Cortados por la tijera del MAS

Todos los estatutos están cortados con la misma tijera del oficialismo, del MAS. Demagógicamente y autoritariamente se nos pretende imponer ahora. Tiene el control absoluto en estas cinco asambleas legislativas departamentales, todos los estatutos tienen un tronco común que tiene que ver con la réplica que está en Ley Marco de Autonomías, en la Constitución, y no hay muchos aportes.
En esta tercera oportunidad, otra vez los cinco departamentos son convocados a un referendo para aprobar los estatutos y el Gobierno apuesta por el Sí.

Las asambleas departamentales han elaborado estos estatutos a puertas cerradas, sólo ha participado el MAS y han hecho este simulacro de participación en talleres de socialización con dirigentes de organizaciones sociales afines al partido de gobierno y han aprobado, lo llevaron al Tribunal Constitucional, que además está controlado por el MAS.

Debió existir una efectiva participación de la gente en la elaboración de estos documentos. Lamentablemente el 20 de septiembre va a ir a votar sin conocer el estatuto, sin haber participado en su elaboración y porque esta vez al Gobierno le interesa que lo aprueben. De rechazarse o aprobarse habremos perdido una oportunidad histórica de debatir ampliamente un instrumento normativo como este.

Sobre el tema de los indígenas, esta ausencia de las minorías en los estatutos es un tremendo descuido y una impostura gubernamental, no se incorporan sus derechos completos con peligrosas consecuencias. En el caso de La Paz se cometió un error muy grave, a no ser que haya una mano oscura que quiera darle problemas. Tiene que ver con el concepto integrado de indígena originario campesinos. Es el único de los cinco estatutos que tiene este equívoco, con la ruptura de este concepto con la inclusión de una “y” que divide al concepto, con grandes consecuencias.

Pagina Siete