Evo Morales se reúne con su par iraní y crean comisión energética binacional

Los Gobiernos de Bolivia e Irán conformaron ayer, en las Naciones Unidas, una comisión mixta que analizará temas energéticos de interés mutuo.

Esta comisión binacional fue el resultado de la reunión que ayer sostuvo el presidente Evo Morales con su similar iraní, Hasán Rouhaní.
El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, indicó que esta entidad tendrá la “tarea de identificar los principales temas que favorezcan a ambos países en materia de intercambio tecnológico, de transferencia de información” en energía.

En el encuentro, los mandatarios realizaron un repaso de la agenda bilateral, la cooperación de Teherán a La Paz y sobre proyectos de industrialización de petróleo y gas.

En la cita, Hasán Rouhaní ratificó la invitación a Morales para que Bolivia participe en “la cumbre de países productores de gas la última semana de noviembre”.

Quintana precisó que en ese encuentro, en el cual participaría el Presidente, se analizarán las perspectivas del precio del gas, de los principales países productores del combustible.

También la reunión permitió a los mandatarios realizar una evaluación del comportamiento paradójico que tiene la política exterior de los Estados Unidos.

Morales le recordó a Rouhaní que cuando inició su gobierno, en 2006, Estados Unidos vetó a Bolivia entablar relaciones con Cuba y con Irán.

“La paradoja es que hoy Estados Unidos ha firmado un acuerdo nuclear con Irán y que ha restablecido relaciones con Cuba, lo que quiere decir que Bolivia estaba en lo cierto, que tenía la razón para relacionarse con Cuba e Irán; quien no tenía la razón era Estados Unidos, que termina haciendo lo que Bolivia había planteado”, dijo Quintana.

Morales también sostuvo una reunión bilateral con el presidente de Perú, Ollanta Humala, para reafirmar los lazos, indicó el embajador Diego Pary.