Casi 52 mil hondureños han sido deportados desde Estados Unidos y México en 2015

Casi 52 mil hondureños han sido deportados desde Estados Unidos y México en el presente año, según cifras oficiales del Gobierno de Honduras reveladas a través del Instituto Nacional de Migración (INM).

– Las deportaciones de hondureños por la vía aérea han disminuido en 52% mientras que por la vía terrestre se han incrementado en más del 50%, según cifras del CAMR.

En un reporte mensual del INM al que Proceso Digital tuvo acceso se señala que en total desde el 1 de enero hasta el 21 de septiembre del presente año han sido deportados por la vía aérea y terrestre 51 mil 723 connacionales.

En el escrito se subraya que por la vía aérea han sido retornados 13 mil 629 hondureños, quienes arriban en vuelos chárter a la ciudad de San Pedro Sula, norte de Honduras.

En ese mismo orden, se remarca que por la vía terrestre, es decir hondureños repatriados desde México, suman 38 mil 94 los retornados.

De forma coincidente a datos de la Patrulla Fronteriza publicados hoy en los que se acota que las llegadas de inmigrantes indocumentados por la frontera suroeste de EEUU aumentaron en agosto, después de situarse a la baja a comienzos del año, los estadísticas de hondureños deportados muestran un leven ascenso en comparación a meses anteriores.

El informe del INM remarca que en el mes de agosto fueron deportados por la vía aérea mil 794 connacionales mientras que en el mes de julio por esta vía regresaron al país mil 625 compatriotas.

No obstante en ese mes se reportó un descenso en la repatriaciones de hondureños por la vía terrestre ya que en agosto sumaron 3 mil 170 mientras que en el mes anterior se cifraron en 4 mil 829.

A falta de ocho días para finalizar el presente mes esta dependencia estatal cifra en mil 260 los connacionales deportados por la vía aérea y 2 mil 559 los repatriados por la vía terrestre.

En el caso de estos últimos si se tratan de adultos son dejados en la frontera de Corinto, punto limítrofe entre Honduras y Guatemala, desde donde por sus propios medios regresan a sus comunidades.

Lo anterior ha generado descontento entre los defensores de los derechos de los migrantes ya que un gran porcentaje de retornados, al no contar con ayuda, emprende nuevamente la ruta migratoria desde ese punto fronterizo.

Entre tanto, los retornados por la vía aérea son dejados en el aeropuerto Ramón Villeda Morales en la ciudad de San Pedro Sula donde el No Gubernamental Centro de Atención al Migrante Retornado (CAMR) les recibe, les proporciona alimento y el pasaje de regreso a sus comunidades.

No menos alentadores son los datos de la Patrulla Fronteriza de EEUU que revelan que 5 mil 158 menores centroamericanos fueron capturados cruzando la frontera sur en agosto, la mayoría detenidos en el sector del Río Grande.

Dicho dato supone la mitad de lo registrado en la crisis del verano de 2014, cuando se llegaron a contabilizar 10 mil llegadas en un mes.

Sin embargo, este incremento de las llegadas de menores y familias ha llevado al Departamento de Seguridad y la Casa Blanca a prepararse ante una nueva oleada de llegadas de inmigrantes, como la que ocurrió el verano del año pasado, hecho que orillo al Gobierno hondureño a decretar una emergencia humanitaria a causa del éxodo de infantes.

Proceso