Colombia: Marcha Patriótica llama a solucionar pacíficamente el conflicto fronterizo con Venezuela

El plenario del movimiento sindical clasista agrupado en el movimiento social y político Marcha Patriótica, reunido en la ciudad de Bogotá los días 10 y 11 de septiembre de 2015, después de analizar la situación presentada en el sector fronterizo colombo-venezolano y el momento político interno y teniendo en cuenta:

1º. Que Colombia y Venezuela son países hijos del libertador Simón Bolívar, cuyos pueblos hermanos están llamados a materializar el legado bolivariano de construir la patria grande libre y soberana que con que soñara el libertador.

2º.Que la República Bolivariana de Venezuela está adelantando un proceso revolucionario en procura de la democracia y el restablecimiento de los derechos de los trabajadores y de la población venezolana, proceso que confronta el modelo neoliberal y de globalización de la economía y desaparición de las fronteras, lo que afecta las ambiciones desmedidas del capitalismo por su naturaleza salvaje.

3º. Que el Gobierno bolivariano venezolano busca garantizar su soberanía alimentaria y la estabilidad económica y social de su país y los derechos y reivindicaciones de su pueblo.

4º.Que la oligarquía colombiana en el ejercicio de un juego descarado del imperio y el capital transnacional se está prestando y se prestará para tratar de desestabilizar el proceso revolucionario venezolano.

5º. Que si bien es cierto, el gobierno bolivariano de Venezuela ejerciendo soberanía y control de su frontera, en aplicación de la legislación interna vigente, ha repatriado 1.118 colombianos por las razones que el gobierno revolucionario ha explicado y justificado de manera fehaciente, aclarando que la mayoría de los repatriados han llegado por voluntad propia, reconociendo además que la inmensa mayoría de connacionales ha sido atendida de manera adecuada.

6º. Que el gobierno colombiano tiene la obligación constitucional y legal de garantizar los derechos humanos de sus connacionales y no atribuírselos o endosárselos a los gobiernos vecinos.

7º.Que el gobierno venezolano es uno de los garantes del proceso de paz que se adelanta en La Habana, Cuba entre la insurgencia colombiana y el gobierno, el cual ha contribuido de manera eficaz a la paz nacional.

8º.Que en Colombia no hay garantías para que los trabajadores ejerzan el derecho a la huelga y la movilización y por el contrario, la protesta social está penalizada.

Por tales razones, el plenario exige al gobierno colombiano en cabeza de Juan Manuel Santos entrar a dialogar incondicionalmente con el Gobierno bolivariano venezolano y encontrar una solución política y fraterna al conflicto fronterizo, que garantice el ejercicio de unas relaciones bilaterales de dos países y pueblos hermanos y que realmente garantice los derechos de los colombianos no solo repatriados sino también de los más de 6.000.000 de compatriotas desplazados que deambulan no solo dentro del país sino por el mundo entero como producto de la política de violencia, despojo y desgreño del régimen imperante en Colombia, cabeza de los diferentes gobiernos de turno.

Exige de igual forma a los medios de comunicación colombianos, en particular RCN, Caracol, El Tiempo, Semana y otros que deben cesar el show mediático en contra del gobierno constitucional venezolano y los procesos democráticos de la región, ejercer el deber de informar real y verazmente el desarrollo de los hechos no solo fronterizos sino de todos los órdenes nacionales e internacionales. Nos solidarizamos con el pueblo y el gobierno Bolivariano en la defensa de su soberanía y rechazamos la egresión paramilitar y del terrorismo de Estado contra el hermano pueblo.

El plenario definió exigir del gobierno colombiano coherencia en sus acciones gubernamentales y el cumplimiento de los acuerdos hechos en los diálogos de La Habana, ya que los proyectos de ley que el parlamento colombiano discute por iniciativa del gobierno van en contravía de dichos acuerdos, lo se traduce en una política de doble moral, con la viene manipulando a la opinión pública colombiana y la comunidad internacional. Atender así mismo la exigencia de parar la acción para-estatal expresada en el paramilitarismo, como parte de la denominada doctrina de seguridad nacional impuesta por el imperio, que viene hasta exportando a los países vecinos con el ánimo de agredirlos.

Exigir además, del gobierno colombiano las garantías necesarias para que los trabajadores puedan movilizarse y ejercer el derecho a la huelga y la protesta social en defensa de sus derechos y reivindicaciones.

Convocar a los trabajadores colombianos y a la población en general a movilizarse de manera masiva en defensa del proceso de paz y preparar las condiciones para la convocatoria de una gran Asamblea Nacional constituyente con participación de todos los sectores sociales que refrende los acuerdos de La Habana y así alcanzar la paz con justicia social para lograr el cese definitivo del conflicto social y armando que vive nuestra patria.

Llamar a los trabajadores y sectores populares a participar de manera activa en la actual campaña electoral, apoyando decididamente a los candidatos de Marcha Patriótica, de Unión Patriótica y de partidos y movimientos democráticos a fin de generar espacios de poder popular que nos ayuden a construir bases sólidas de gobiernos democráticos.

El plenario del movimiento sindical clasista agrupado en el Movimiento Social y Político Marcha Patriótica convoca al Encuentro fronterizo de solidaridad entre trabajadores de los dos países hermanos para la última semana de octubre con el fin de renovar nuestros principios bolivarianos de integración.

SECTOR SINDICAL Y OBRERO DEL MOVMENTO SOCIAL Y POLITICO MARCHA PATRIOTICA.

Bogotá, D.C. 10 y 11 Septiembre de 2015

Resumen Latinoamericano