Corrupción en Guatemala: tras perder la inmunidad, fiscalía general pide cese de funciones al presidente Pérez Molina

La fiscal fue acompañada por el jefe de la Comisión internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) Iván Velásquez, quien en la actividad mencionó que: “la lucha por la restauración moral de la República es un largo proceso que apenas empieza y requiere de la participación de toda la ciudadanía.

Velásquez también afirmó que el Congreso cumplió con su funciones al retirar la inmunidad al Presidente.

Al ingresar al salón la Fiscal General y el Comisonado de la CICIG, fueron ovacionados por el público, Velásquez y Aldana agradecieron el gesto.

Pérez Molina acudirá a juzgado

El abogado del mandatario César Calderón, presentó un memorial ante el Juzgado Primero de Mayor Riesgo B, que lleva el caso de la estructura conocida como La Línea.

El documento indica que Pérez Molina se pone a disposición de la justicia y que está dispuesto a acudir a las citaciones que se le hagan.

“El presidente ordenó presentar el memorial y aseguró que cooperará con la justicia”, afirmó Calderón.

Ayer en una votación histórica el Congreso decidió con 132 votos, retirarle la inmunidad al mandatario luego que el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), lo señalaran de ser el cabecilla de una estructura de defraudación tributaria.

El antejuicio en contra del presidente fue presentado en la Corte Suprema de Justicia (CSJ), organismo que le dio trámite y lo traslado al Congreso para que decidiera si procedía o no retirar la inmunidad.

Una comisión pesquisidora fue conformada y luego de un día y medio de intensas sesiones elaboró un informe circunstanciado con el que recomendó al pleno del Congreso que era prudente retirar la inmunidad del mandatario.

Prensa Libre

En Contexto: El domingo 6 de septiembre de 2015 habrá elecciones generales en Guatemala en las que se elegirán presidente y vicepresidente, 158 miembros del Congreso, 20 diputados del Parlamento Centroamericano, como así también alcaldes en 338 municipios. Los comicios están marcados por un grave caso de corrupción por contrabando a gran escala – conocido como “La Línea” – que provocó la renuncia de varios ministros del gabinete y de la vicepresidenta, y en el cual también está involucrado el actual presidente Otto Pérez Molina.

El presidente Otto Pérez Molina permanecerá al frente del Gobierno, a menos que se le dicte prisión preventiva en un eventual proceso que se siga en su contra, aunque su abogado dijo que el mandatario se pondrá a disposición con el afán de evitar una orden de captura.

Luego de que el Congreso retiró ayer la inmunidad de funcionario a Pérez Molina, se hizo posible que el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) investiguen al mandatario por supuestos vínculos con la red de defraudación aduanera denominada La Línea.

Una vez el juzgado que controla el expediente sea notificado sobre el retiro de la inmunidad del mandatario, la judicatura quedará pendiente de cualquier solicitud de la Fiscalía, ya sea citar o capturar a Pérez Molina para que comparezca a una audiencia de primera declaración.

El caso por defraudación aduanera es controlado por el juez Miguel Ángel Gálvez, quien dirige el Juzgado Primero B de Mayor Riesgo, quien el pasado 26 de agosto ordenó que la ex vicepresidenta Roxana Baldetti esté en prisión preventiva.

Escenarios

El abogado César Calderón, defensor del mandatario, dijo que la primera acción que dirigirá será entregar un memorial al juzgado, en el cual se haga del conocimiento de Gálvez que Otto Pérez Molina se pone a disposición de la justicia, con el objetivo de evitar que se ordene su aprehensión.

“Estamos conscientes de que el hecho de ofrecer que el presidente se pone a disposición de la justicia no anula la posibilidad de que se gire su captura, porque lo que se quiere es hacer un espectáculo de este caso”, dijo Calderón.

Calderón no descartó que luego de una audiencia de indagatoria, Pérez Molina pueda ser beneficiado con el archivo del expediente por falta de mérito a los cargos que se hacen en su contra, y quedar en libertad.

El abogado penalista David Pineda, al referirse al caso, dijo: “Será decisión del MP si lo va a capturar o lo cita para una audiencia de primera declaración. Son los dos únicos caminos que tiene”, aseguró.

El profesional añadió: “Si él fuera citado a primera declaración y en esa diligencia le dictaran auto de procesamiento, pero no auto de prisión preventiva, puede seguir ejerciendo su cargo. Pero si le dictan auto de prisión preventiva, tiene que dejar el ejercicio de su función de forma inmediata. La Ley de Antejuicio así lo establece”, explicó.

El penalista Francisco Gallardo subrayó: “Ahora enfrentará un proceso como cualquier persona común y corriente, como cualquier ciudadano, y estaría en manos de la justicia común. Hay que esperar que este trámite continúe. Ahorita lo que se está autorizando es que el MP realice la investigación y que un juez de Primera Instancia tenga el control jurisdiccional sobre la investigación”, enfatizó.

Comprobar culpa

El abogado constitucionalista Carlos Molina Mencos aseguró que el mandatario es inocente hasta que se pruebe su culpabilidad ante un juez.

“Los que lo acusen deben probar, sin lugar a dudas, la culpabilidad de esa persona, debido a que es una garantía constitucional de toda persona”, expresó Molina Mencos.

El entrevistado consideró que existe la posibilidad de que Pérez Molina deje el cargo luego de que se ordene auto de procesamiento en su contra.

“Al ser ligado a proceso, deberá dejar el cargo de presidente de la República, porque al estar siendo procesado él ya no podrá atender sus funciones como corresponden, por estar pendiente de su proceso judicial”, dijo.

El analista del Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos Lizandro Acuña indicó que al declarar el Congreso con lugar a formación de causa, el presidente sigue y permanece en el cargo, desempeñándose como mandatario, aunque careciendo de la legitimidad y del apoyo de la población.

“La Ley establece que se cesa en su función o empleo a la persona cuando se emite un auto de prisión preventiva por un juez competente, y eso llevaría su tiempo, y aun así, estaríamos hablando que hasta que se emita una sentencia condenatoria él sería separado definitivamente del cargo de presidente, porque se puede alegar el principio de presunción de inocencia”, afirmó Acuña.

El MP informó que el juzgado que controla el caso contra el mandatario decretó el arraigo de Pérez Molina, como medida precautoria para asegurar su permanencia en el país.

El gobernante —quien según su vocero no descarta el escenario de una renuncia— es señalado por asociación ilícita, cohecho pasivo y caso especial de defraudación tributaria.

Prensa Libre

fotonoticia_20150825062331_644

Juez arraiga al presidente Otto Pérez Molina

El Ministerio Público lo ha confirmado en su cuenta de Twitter: “MP solicitó arraigo contra Presidente Otto Pérez Molina, el cual ya fue otorgado por el Juez Miguel Ángel Gálvez”.

Eso significa que el mandatario está legalmente inhabilitado para salir del país.

Al respecto, la fiscal general, Thelma Aldana, ha dicho esta noche en una entrevista con CNN, “habiendo solicitado (y otorgado) ya el arraigo, el Presidente no puede salir del país”.

Posteriormente, ha reiterado que “el Presidente y cualquier ciudadano guatemalteco, tienen derecho a un debido proceso, gozan de la presunción de inocencia”.

UN MAL DÍA PARA PÉREZ

La orden de arraigo se dio solo unas horas después de que el Congreso retirara la inmunidad a Molina, y abriera así la posibilidad de que sea procesado penalmente por sus presuntos vínculos con un masivo fraude fiscal que ha sumido al país en una crisis política sin precedente en la historia reciente.

El vocero presidencial, Jorge Ortega, aseguró que el mandatario respeta el fallo y que enfrentará la justicia.

“El presidente está consciente del nuevo escenario, que no era el más deseado pero era muy probable”, dijo el portavoz.

La Hora

Celebran el retiro de inmunidad a presidente Otto Pérez

Centenares de guatemaltecos celebraron este martes 1 de septiembre el retiro de la inmunidad del presidente Otto Pérez Molina, quien está acusado de liderar una red de corrupción aduanera conocida como “La Línea”.

Los manifestantes empezaron a vivir una fiesta cívica a las afueras del Congreso, donde quemaron cohetes y entre abrazos y gestos de alegría aplaudieron la decisión del ente Legislativo de retirarle los privilegios a Pérez Molina, quien ahora puede ser investigado sin impedimentos legales por las autoridades.

El mandatario es señalado por el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) de dirigir una millonaria red de corrupción en el ente recaudador de impuestos, en complicidad con al menos 27 personas.

Los manifestantes cantaron el himno tras la votación del Congreso y con bombos y pitos estallaron en júbilo al conocer que los 132 diputados votaron de manera unánime a favor de removerle los privilegios al mandatario.

Algunos de los indignados afuera del Parlamento incluso llegaron a las lágrimas.

La jornada de manifestaciones inició por la mañana con la protesta de un grupo de personas identificadas como sindicalistas, quienes pretendían evitar el ingreso de diputados al hemiciclo.

Sin embargo, al filo del mediodía, manifestantes que pedían privar de sus privilegios a Pérez Molina habilitaron junto a la Policía Nacional Civil una ruta de ingreso para los legisladores, quienes finalmente pudieron votar sin mayores inconvenientes.

El mandatario, quien tomó posesión en enero de 2012, puede ser citado a declarar por el juez a cargo del caso en su contra en cualquier momento, o incluso ser arrestado.

A media tarde, los manifestantes se trasladaron al parque central, frente al Palacio Nacional de la Cultura, una dependencia del Gobierno, donde con clamores y consignas recordaron la caída de la exvicepresidenta Roxana Baldetti, quien renunció al cargo el pasado 8 de mayo.

Baldetti dimitió tras verse salpicada por el escándalo de corrupción y actualmente está en prisión, acusada de liderar, junto con Pérez Molina “La Línea”.

“Guatemala ya está harta del Gobierno del PP”, “Ya cayó la Baldetti, Otto Pérez pronto va a caer”, eran algunos de los clamores que se podían escuchar en la plaza entre bocinazos, silbatos y tambores, horas después de que el Congreso desaforase al primer presidente de la historia del país y a cinco días de unas elecciones generales.

Plaza Pública