Crisis fronteriza: Cancilleres de Colombia y Venezuela se reúnen en Quito para reducir la tensión bilateral

La última reunión entre las cancilleres de Colombia y Venezuela ocurrió el 26 agosto en Cartagena. María Ángela Holguín y Delcy Rodríguez hablaron ante los medios de comunicación sobre un supuesto acuerdo para mejorar la situación en la frontera, especialmente en la de Norte de Santander con el estado de Táchira. Una semana después, las cancilleres se culparon mutuamente por no cumplir dicho acuerdo.

La reunión que se realizará hoy en Quito (Ecuador) tendrá como trasfondo este acuerdo fallido. A este impasse se suma el problema humanitario en Norte de Santander por la deportación de cerca de 1.200 colombianos por parte del gobierno venezolano.

Un tema que genera tensión entre ambas cancilleres es la ofensiva diplomática que ambas han emprendido ante organismos internacionales. El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ya escuchó la versión de ambos países.

Previo a la reunión, la canciller Rodríguez dijo que Colombia debe “asumir su responsabilidad y solucionar los problemas en la frontera para zanjar la crisis”. Este argumento se lo presentó a Ban Ki Moon, quien escuchó a Holguín esta semana.

Entre los temas álgidos, Venezuela quiere solucionar el problema del contrabando. Según Rodríguez, en Colombia hay “instrumentos jurídicos que de alguna forma legitiman el contrabando de extracción, que legitiman el contrabando de combustible, que perturban nuestra moneda a través de la afectación cambiaria”.

Otro tema a tratar en la reunión será la deportación masiva de colombianos. Asegura Rodríguez que “este éxodo es producto de las personas que están huyendo de la violencia, de la miseria, y algo deben encontrar en Venezuela, porque en lo que va del año han entrado 130.000 hermanos colombianos”, recalcó.

La canciller María Ángela Holguín ha preferido mantener la reserva antes de la reunión. Ayer les agradeció a Uruguay y a Ecuador por la intermediación para resolver el conflicto. Las instrucciones del presidente Santos a la canciller han sido claras: el modelo económico no se negocia, la libertad de expresión tampoco. De hecho, en lo que tiene que ver con el contrabando, no hay puntos de vista en común. Venezuela ha pedido que Colombia derogue la Resolución 08 del 2000, que establece el Régimen Cambiario Colombiano y permite a los profesionales de cambio comprar libremente divisas. Sobre esta petición la canciller ha sido contundente: “No es algo que uno lo pueda hacer de un día para otro, ni porque un país le pida a otro”.

El Colombiano

Venezuela y Colombia tratarán tema fronterizo en Ecuador

Las cancilleres de Colombia y Venezuela, María Ángela Holguín y Delcy Rodríguez, respectivamente, se reunirán este sábado en Quito, capital de Ecuador, para dialogar cara a cara sobre el cierre de la frontera común. La reunión, propuesta por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), tiene previsto iniciar a las 15H00 hora local (20H00 GMT) y tendrá lugar en la sede de la cancillería ecuatoriana.

En el encuentro participarán también los cancilleres de Ecuador, Ricardo Patiño, y de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, en representación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unasur, respectivamente. Patiño anunció que este encuentro es un paso previo a una reunión entre el presidente venezolano Nicolás Maduro y su par colombiano, Juan Manuel Santos, la cual se podría realizar también en Ecuador, en una fecha que aún no está definida.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, consideró que es una gran noticia el hecho de que ambas representaciones se sienten a dialogar. “Esperamos que (la cumbre presidencial) sea el episodio definitivo para superar el lamentable conflicto que ha surgido entre Venezuela y Colombia”, afirmó Correa.

Maduro, aseguró el viernes que aún están a tiempo “de construir una frontera de paz y de vida (con Colombia) con la ayuda del pueblo y con una misión socialista”. La canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, agradeció el jueves a la Celac y Unasur por el apoyo y acompañamiento en proceso de diálogo con Colombia sobre el asunto fronterizo.

EN CONTEXTO El encuentro de cancilleres en Quito se da luego de que el presidente Nicolás Maduro decretara el estado de excepción en diez municipios del estado Táchira y tres del Zulia, que colindan con Colombia, después de que efectivos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) fueron heridos por paramilitares cuando investigaban el contrabando de extracción.

EL DATO: El dignatario venezolano ha llamado varias veces a su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, a un diálogo abierto, sin recibir respuesta, para abordar temas como el contrabando, el paramilitarismo, el narcotráfico y el ataque a la moneda venezolana, crímenes propiciados desde Colombia.

El jueves el presidente de Venezuela lanzó la Misión Nueva Frontera de Paz para garantizar la seguridad y una zona fronteriza de mayor beneficio para su país y Colombia.

Telesur

Expectativa por alcances de la reunión de cancilleres de Colombia y Venezuela

Este sábado se cumplirá un nuevo encuentro entre las cancilleres de Colombia y Venezuela, María Ángela Holguín y Delcy Rodríguez, en la búsqueda de soluciones a la crisis que vive la frontera entre los dos países, tras las decisiones unilaterales del gobierno de Nicolás Maduro.

Esto luego de que las diplomáticas atendieran la invitación de Unasur y la Celac, para retomar el diálogo. La reunión se realizará en Quito y estará acompañada por los cancilleres de Uruguay y Ecuador, pese a que éste último anunció recientemente un ‘torniquete’ económico en la frontera con Colombia.

Así lo confirmó el ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador, Ricardo Patiño, quien previamente se reunió con el jefe de Estado colombiano para ofrecerle su mediación en un diálogo diplomático.

“Creo que con la voluntad férrea de Venezuela y Colombia tendremos buenos resultados. Colombia y Venezuela son pueblos hermanos” dijo el canciller ecuatoriano.

Sin embargo, varios son los obstáculos que tendrá que sortear el encuentro. El primero será la falta de acuerdos que caracterizó la anterior reunión entre las cancilleres en Cartagena, el pasado 26 de agosto.

El segundo será que la cita se da en medio de un cruce de declaraciones entre los mandatarios de ambos países, donde por condiciones de cada parte, no ha sido posible concretar un diálogo directo. Cabe recordar que ya el Presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, ofreció sus buenos oficios para abrir el diálogo entre Santos y Maduro, pero el mandatario venezolano no le ha contestado sus llamadas.

A las tensiones se suman comentarios que ya hacen eco en los corrillos políticos, sobre la falta de entendimiento entre las cancilleres de Colombia y Venezuela, de quienes se dice, no guardan una buena relación personal.

Además ambas emprendieron una gira diplomática para denunciar ante organismos internacionales sus versiones sobre la crisis humanitaria en la frontera, que en opinión de Delcy Rodríguez, es un invento de los medios de comunicación.

¿HABRÁ ACUERDO?

Para Andrés Mejía Vergnaud, analista político y autor del libro ‘El destino trágico de Venezuela’, la única clave para que ese tipo de reuniones funcione, es que las dos partes estén dispuestas a dejar de escalar la crisis.

“Funcionará en la medida en que decidan no encerrarse y no seguir girando sobre las cosas que ya pasaron”, dijo el analista y explicó que la reunión puede entenderse como un paso previo al encuentro entre presidentes, o como una posible solución inmediata al problema fronterizo.

“Una salida no necesariamente requiere la reunión de los dos presidentes. Aquí el papel de Uruguay y Ecuador como acompañantes es importante, en tanto que puedan tratar de impedir que se disuelva el diálogo y se levanten de la mesa”, concluyó Mejía.

Por el contrario, Iván Garzón, director del programa de Ciencia Política de la Universidad de la Sabana, menciona que puede ser peligrosa la participación de Ecuador, pues ante la coyuntura política y económica, estaría más a favor de Venezuela.

“En el caso de Uruguay me parece que le da más garantías a Colombia y Ecuador le da muchísimas menos (…) en todo caso se requiere voluntad política del gobierno venezolano para desmontar la agresividad que caracteriza su discurso contra Colombia”, explicó Garzón.

En ese sentido, el académico agregó que la posibilidad de llegar a un acuerdo también dependerá de la posición de la canciller colombiana, frente a las propuestas que ponga sobre la mesa Venezuela.

“Sin embargo, el encuentro pudo haberse dilatado para ver qué gestos hubiera puesto Venezuela. A Colombia no lo conviene apresurar la solución a este conflicto si Venezuela sigue en su política y en su vitrina mediática violenta contra el país”, concluyó.

Mientras tanto en un comunicado el Gobierno señaló que espera que “se registren avances para bien de los dos países y de los habitantes de la zona de frontera”, región en la que ya fueron registradas 15.176 personas para asistencia humanitaria.

El Universal

VOLVER