Cuba tiene todo listo para recibir al Papa Francisco

El papa Francisco iniciará hoy una trascendente visita a Cuba, la tercera de un Sumo Pontífice de la Iglesia Católica a la mayor de las Antillas en los últimos 17 años.

El avión en que viajará el Obispo de Roma tocará tierra cubana a las 16:00 hora local de este sábado y el destacado visitante será objeto de un recibimiento oficial en el aeropuerto internacional “José Martí”.

Dos horas después, la caravana papal emprenderá viaje hacia la sede de la Nunciatura Apostólica, situada en el capitalino barrio de Miramar, y en su recorrido recibirá el saludo de la población.

El domingo por la mañana el Papa se trasladará hacia la emblemática Plaza de la Revolución, donde ofrecerá una misa, la primera a desarrollar durante su estancia en Cuba, a la cual se espera una importante asistencia de fieles católicos y pueblo en general.

Una actividad central en el programa del Papa será la visita de cortesía que realizará en horas de la tarde al presidente cubano, Raúl Castro, en el Palacio de la Revolución.

Culminada ésta, partirá hacia la Catedral de La Habana, lugar donde se reunirá con sacerdotes, religiosos, religiosas y seminaristas.

La apretada agenda incluirá a continuación un saludo del Obispo de Roma a jóvenes y claustro del Centro Cultural “Félix Varela”, situado en la zona histórica de esta capital, antes de partir hacia el interior del país.

En la mañana del lunes 21 de septiembre, el Jefe del Estado de la Ciudad del Vaticano viajará a la oriental provincia de Holguín donde ofrecerá una misa en la Plaza de la Revolución “Calixto García”.

Visitas al Obispado de Holguín y a la Loma de la Cruz, en esa ciudad, completarán sus actividades en esa ciudad, de donde partirá seguidamente hacia la de Santiago de Cuba.

Tras el recibimiento en ese lugar, el Papa se hospedará en el antiguo Seminario San Basilio Magno, donde desarrollará un encuentro privado con Obispos.

Luego se trasladará hacia la Basílica Menor del Santuario Nacional “Nuestra Señora de la Caridad del Cobre” para dedicarle una oración.

Al día siguiente, 22 de septiembre, volverá al lugar para una Santa Misa en la Basílica Menor del mencionado santuario, partiendo después hacia la catedral santiaguera.

En ese lugar sostendrá un encuentro con un grupo de familias, pronunciará una bendición a la ciudad cuna de la Revolución cubana, última de sus actividades durante la visita al país.

Finalmente, tras una ceremonia oficial de despedida en el aeropuerto internacional “Antonio Maceo”, el Papa terminará su estancia en Cuba.

Una muestra del interés despertado por esta visita es la presencia en la isla para su cobertura de más de mil 300 periodistas nacionales y extranjeros.

Prensa Latina

Biografía del Santo Padre Francisco

Jorge Mario Bergoglio, electo Sumo Pon­tífice el 13 de marzo del 2013, nació en la capital argentina el 17 de diciembre de 1936, hijo de emigrantes piamon­teses.

Se diplomó como técnico químico y eligió luego el camino del sacerdocio, entrando en el seminario diocesano de Villa Devoto. El 11 de marzo de 1958 pasó al noviciado de la Com­pañía de Jesús. Completó los estudios de humanidades en Chile y en 1963, al regresar a Argen­tina, se licenció en filosofía en el Colegio San José, de San Miguel. Entre 1964 y 1965 fue profesor de literatura y psicología en el Colegio de la Inmaculada de Santa Fe y en 1966 enseñó las mismas materias en el Colegio del Salvador en Buenos Aires. De 1967 a 1970 estudió teología en el Colegio San José y obtuvo la licenciatura.

El 13 de diciembre de 1969 recibió la ordenación sacerdotal de manos del arzobispo Ramón José Castellano. Prosiguió la preparación en la Compañía de 1970 a 1971 en Alcalá de Henares (España), y el 22 de abril de 1973 emitió la profesión perpetua. De nuevo en Argen­tina, fue maestro de novicios en Villa Barilari en San Miguel, profesor en la facultad de teología, consultor de la provincia de la Compañía de Jesús y también rector del Colegio.

El 31 de julio de 1973 fue elegido provincial de los jesuitas de Argentina, tarea que desempeñó durante seis años. Después reanudó el trabajo en el campo universitario y entre 1980 y 1986 es de nuevo rector del colegio de San José, además de párroco en San Miguel. En marzo de 1986 se traslada a Alemania para ultimar la tesis doctoral; posteriormente los superiores le envían al colegio del Salvador en Buenos Aires y después a la iglesia de la Compañía de la ciudad de Córdoba, como director espiritual y confesor.

Es el cardenal Antonio Quarracino quien le llama como su estrecho colaborador en Buenos Aires. Así, el 20 de mayo de 1992, Juan Pablo II le nombra obispo titular de Auca y auxiliar de Buenos Aires. El 27 de junio recibe en la catedral la ordenación episcopal de manos del purpurado. Como lema elige Miserando atque eligendo “lo miró con misericordia y lo eligió” y en el escudo incluye el cristograma IHS, símbolo de la Compañía de Jesús.

El 3 de junio de 1997 fue promovido como arzobispo coadjutor de Buenos Aires. Antes de nueve meses, a la muerte del cardenal Quarracino, le sucede, el 28 de febrero de 1998, como arzobispo, primado de Argen­tina. El 6 de noviembre sucesivo fue nombrado también Ordinario para los fieles de rito oriental residentes en el país y desprovistos de Ordinario del propio rito.

Tres años después, en el Consistorio del 21 de febrero de 2001, san Juan Pablo II le crea cardenal, asignándole el título de san Roberto Bellarmino. Hasta el inicio de la sede vacante era miembro de las Congrega­ciones para el culto divino y la disciplina de los sacramentos, para el clero, para los institutos de vida consagrada y las sociedades de vida apostólica; del Consejo pontificio para la familia y de la Comisión pontificia para América Latina.

Granma

Transmisión en Vivo