El capitalismo: La lógica de la sinrazón – Por Eduardo Camin

Asistimos dia tras dia al vergonzoso espectaculo del capitalismo neoliberal; comprobamos como el sacrosanto mercado es incapaz de sobrevivir por si solo y necesita del Estado y los bancos centrales para sobrevivir. Fondos publicos , al rescate de los trapicheos de los ejecutivos financieros. Cabria preguntarse ¿Por qué tenemos que salvar este sistema? ¿Por qué tiene que preocuparnos la crisis y encontarle una solucion? Hoy todos los gobiernos de nuestra America Latina se muestran afligidos, preocupados porque las viejas metaforas del liberalismo se han revelado todas mendaces: la mano invisible que armonizaria los intereses privados y los colectivos cuenta sus beneficios en las bancas del viejo continenteon en cuanto paraiso fiscal haya en el mundo.

Las soluciones que proponen, y aplicaran, los gobernantes del planeta prolongan en cualquier caso, la logica inmanente del beneficio ampliado como condicion de superviviencia estructural; privatizacion de fondos publicos, prolongacion de la jornada laboral, despido libre,disminucion del gasto social , desgravacion fiscal a los empresarios y los fondos buitres. Es decir si las cosas no van bien es porque no van peor. Los problemas economicos y sociales de nuestra america son muchos y dificiles . Una gran mayoria de la poblacion esta excluida de la “democracia” “el mercado” y la “modernizacion” .

La dependencia, el subdesarrollo, el desempleo , la marginilidad el analfabetismo y la pobreza no son lacras del pasado, como algunos dirigentes pretenden soslayar; en realidad la fragilidad de sus economias sometidas a los vaivienes del gran capital, continuan amenazando una gran parte de nuestros pueblos. Las politicas neoliberales con sus efectos alineantes dominan practicamente todo el escenario latinoamericano. Todavia el ideario bolivariano , artiguista y martiano de unidad e integracion regional es una quimera . Los esfuerzos realizados e impulsados fundamentalmente por los movimientos bolivarianos han sido sintomas positivos como proceso de identidad politica que expresan una voluntad autoidentificativa por parte de los gobiernos de la region, pero no son suficientes , y es sistematicamente frenado en lo fundamental, por los niveles de dependencia de America Latina de los centros del poder del capitalismo imperial .

En realidad para explicar ¿que es una crisis capitalista? Deberiamos comenzar por identificar lo que no es una crisis capitalista por ejemplo que haya 900 millones de hambrientos en el mundo eso no es una crisis capitalista, que haya según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) mas de 1200 millones de desempleados en el mundo eso no es una crisis capitalista , que mas del 50% de la poblacion activa este subempleada o trabaje en precario eso no es una crisis capitalista, que según la Unesco mas de 100 millones de niños no tengan acceso a la educacion y cerca de 1000 millones de adultos sigan siendo analfabetos eso no es una crisis capitalista que mas de 16 mil especies estan en peligro de extincion, entre ellas la cuarta parte de mamiferos, no es una crisis capitalista, que 13 millones de personas mueran cada año en el mundo debido al deterioro del medio ambiente y el cambio climatico, eso no es una crisis capitalista, que olas de emigrantes y refugiados en su tentativa desesperada por pan y dignidad a su familia sucumban en las aguas del Mediterraneo, eso no es una crisis del capitalismo. Todo esto ocurria antes de la crisis, ¿Qué es pues, una crisis capitalista?

Hablamos de crisis capitalista cuando matar de hambre a mas de 900 millones de habitantes, condenar al desempleo y la precariedad al 80% del planeta, dejar sin agua al 45% de la poblacion mundial , derretir los polos, denegar auxilio a los niños y acabar con los arboles y los osos ya no es suficiente rentable para 1000 empresan multinacionales y un puñado de millonarios. Lo que demuestra la superior eficacia y resistencia del capitalismo es que todas esas calamidades humanas – habrian invalidado cualquier otro sistema economico – no afectan su credibilidad ni le impiden seguir funcionando como si tal cosa. Un sistema que cuando no tiene problemas excluye de una vida digna a la mitad del planeta y que soluciona los que tiene amenazando la otra mitad, funciona sin duda perfectamente con recursos y fuerzas sin precedentes , pero que se parece mas a un virus que a una sociedad de humanos. El problema no es la crisis del capitalismo sino el capitalismo mismo. Y el problema es que esta crisis reveladora , aprovechable para la emancipacion, llega a una poblacion sin conciencia y a una izquierda sin alternativa elaborada. En un mundo con muchas armas y pocas ideas, con mucho dolor y poca organización , con mucho miedo y poco compromiso – el mundo que ha producido el capitalismo – la barbarie se ofrece mucho mas verosimil que el socialismo.

Por eso si se trata de salvar al capitalismo – con su enorme capacidad para producir riqueza privada con recursos publicos – debemos aceptar los sacrificios humanos, primero en otros paises lejos de nosotros , despues tal vez en los barrios vecinos, confiando en que nuestra cuenta bancaria, nuestro puesto de trabajo , nuestro coche, nuestro ipad no entren en el sorteo de la superior eficacia capitalista. Los que tenemos algo podemos perderlo todo , por lo tanto, nos conviene volver cuanto antes a la normalidad anterior a la crisis, a sus muertos del tercer mundo y a sus desgraciados sin esperanzas.

*Periodista uruguayo, fue director del semanario Siete sobre Siete y colaboró en otras publicaciones uruguayas y de America Latina. Corresponsal en Naciones Unidas y miembro de la Asociacion de Coresponsales de prensa de la ONU. Redactor Jefe Internacional del Hebdolatino en Ginebra. Miembro de la Plataforma Descam de Uruguay para los Derechos Economicos sociales y medio ambientales. Docente en periodismo especializado sobre Organismos Internacionales.