El Salvador: embajadora de EEUU pide unidad para combatir la criminalidad

La embajadora de Estados Unidos para El Salvador, Mari Carmen Aponte, aseguró este jueves durante una reunión del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia (CNSCC), que apoyará al país en su lucha contra la criminalidad, e hizo un llamado a la población para “unirse y actuar en conjunto para hacer frente a la violencia”.

La diplomática señaló que Estados Unidos continuará aportando fondos para fortalecer las escuelas en municipios pobres y en los que se hacen labores de prevención de la violencia.

“Estados Unidos está dispuesto a apoyar en las áreas prioritarias que ha declarado el Consejo de Seguridad. Tenemos 17 proyectos para apoyar, porque creemos que la situación es urgente. Vamos a dar un nuevo aporte económico, aunque yo todavía no lo he cuantificado”, aseguró la embajadora.

El CNSCC conoció este jueves los planes de acción que la Policía Nacional Civil (PNC) ha desarrollado en los 10 municipios más conflictivos por la presencia de pandillas y en los que arrancará el Plan El Salvador Seguro, proyecto impulsado por el gobierno de Salvador Sánchez Cerén para minimizar la violencia.

Los sectores priorizados en los que se desarrolla el Plan El salvador Seguro son: Ciudad Delgado, San Salvador, Mejicanos, Cojutepeque, Soyapango, Jiquilisco, Santa Ana, Zacatecoluca, Sonsonate y Colón.

Proponen crear entidad criminológica

Durante la reunión del CNSCC, se presentó una propuesta del Instituto Criminológico de la Universidad Estatal de Arizona para fortalecer la investigación del crimen.

Los especialistas en criminología, Charles Katz y Tim Nelson, de la Universidad Estatal de Arizona, en Estados Unidos, propusieron al gobierno salvadoreño crear un Instituto de Criminología para realizar investigaciones científicas que lleven a detectar las causas que producen la violencia en el país y tratarlo desde el resultado de esos estudios.

Los criminólogos, expusieron el papel que las universidades estadounidenses, realizan para favorecer el combate de la violencia en el país del norte. Además, Charles Katz, ha estudiado el fenómeno de las pandillas y violencia escolar en América Latina.

Ante esto, Katz considera que las políticas de prevención de la violencia no soy un eje universal, sino que dependen de las características y el tipo de problemática de cada país. Además, los expertos consideraron que la creación de la entidad, ayudaría a dar respuesta a los orígenes de la problemática violenta que se genera en el país.

La Universidad de Arizona ha dirigido estudios sobre violencia en la región desde 2005 ha colaborado en diagnosticar problemas y proponer soluciones para contrarrestar al fenómeno.

El Salvador es calificado por Naciones Unidas como uno de los países más peligrosos y violentos del mundo por sus altas tasas de homicidios que sobrepasan los 60 por cada 100.000 habitantes.

ContraPunto