Farc afirman estar listas para dejar las armas y pasar a ser un movimiento político

Iván Márquez dice desde La Habana que pasaron propuestas a Gobierno y que hay “consensos” sobre cese bilateral y definitivo. Mininterior avala decisión e insiste en que deben renunciar a las armas. Negociaciones se retoman el 28 de este mes.

La guerrilla de las Farc dijo el jueves que está preparada para la incorporación a la vida civil y convertirse en un movimiento político.

“Estamos listos para abordar y discutir los procedimientos para el tránsito de organización alzada en armas a movimiento político abierto. Al respecto, hemos entregado a los plenipotenciarios del Gobierno un paquete de propuestas básicas que esperan concreción”, afirmó la guerrilla en un comunicado.

PUBLICIDAD

El grupo rebelde también señaló que hay avances y “consensos” sobre un cese al fuego bilateral y definitivo, y que “se avanza en el análisis del aspecto dejación de las armas”.

Actualmente las partes discuten sobre el punto de reparación a las víctimas mientras que algunas subcomisiones trabajan para llevar a la mesa de negociación medidas para continuar con la reducción del conflicto.

Justicia transicional
Otro de los temas en la mesa de conversaciones es el debate de los mecanismos de justicia transicional para reinsertar a los rebeldes a la sociedad civil. Según las Farc se está “a las puertas de un entendimiento” y apostaron a que si se llega a un acuerdo en este punto e “desataría una dinámica positiva” que impulsaría el “fin del conflicto”.

Al respecto del mismo, el grupo armado pidió a la ONU y la Universidad Nacional convocar un foro para discutir con la sociedad civil el tema final de la agenda denominado fin del conflicto, ya que “la paz es un asunto de la sociedad en su conjunto que requiere de la participación de todos, sin distinción, incluidas otras organizaciones guerrilleras”, según el comunicado.

La guerrilla afirmó que ha llegado el momento de retomar discusiones “postergadas” como, por ejemplo, la cantidad de hectáreas que conformarán el fondo de tierras, necesario para la ejecución de la reforma rural.

A pesar de estos avances en las conversaciones, Márquez advirtió de que para un futuro de paz en Colombia es “urgente” esclarecer el fenómeno del paramilitarismo y su desarticulación, “porque con guerra sucia el post-acuerdo constituiría una mentira”.

Sin embargo, después de que Iván Márquez haya dicho que están listos para “abordar y discutir” los procedimientos para el “tránsito de organización alzada en armas a movimiento político abierto”, la idea de una paz cercana ha vuelto con fuerza.

Este jueves, después de casi tres años de negociaciones de paz entre el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y el grupo armado ilegal, terminó el ciclo 41 de los diálogos que continuarán el 28 de septiembre.

Horas antes de que la guerrilla anunciara avances en las negociaciones de paz, el ejército anunció que destruyó dos refinerías ilegales pertenecientes a las Farc en el departamento de Nariño.

En el desarrollo de estas operaciones fueron incautados 10.300 galones de petróleo, 600 metros de mangueras plásticas, dos piscinas y dos equipos completos de maquinaria requerida para el funcionamiento de una refinería ilegal.

Sin armas
Tras conocerse el anuncio de las Farc, el Gobierno de Juan Manuel Santos avaló la decisión de convertirse en partido político y dejar las armas.

“Sí se renuncia a las armas por parte de las Farc y que en Colombia nunca más volvamos a tener esa mezcla explosiva y preserva de armas y votos, si las armas se dejan, es obvio que quienes quieren expresar unas ideas y defenderlas, sin armas, dentro de la democracia colombiana se constituya como partido político”, dijo el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo en un foro sobre paz en Bogotá.

El Heraldo