Gobierno lanza medidas por depresión económica en Carchi, frontera con Colombia

Luego de reuniones con autoridades y sectores productivos de la provincia de Carchi, afectada por la depreciación del peso colombiano frente al dólar, moneda que circula en Ecuador, el presidente Rafael Correa detalló nuevas medidas para enfrentar la situación, entre ellas la devolución de IVA para gobiernos locales, líneas de crédito preferenciales, implementación de una “canasta transfronteriza”, controles aduaneros y para combustibles subsidiados, entre otras.

El mandatario visitó Tulcán, capital provincial, donde mantuvo un encuentro que calificó de “fructífero” con representantes de varios sectores que expusieron los problemas derivados de la depreciación del peso colombiano frente al dólar en un 60% en los últimos meses, lo que ha provocado reducción del comercio por efecto de que los productos ecuatorianos son más caros frente a los colombianos, debido a que en el país rige desde hace 15 años el dólar como moneda oficial.

Entre las medidas anunciadas están por ejemplo la ampliación de las salvaguardias, vigentes desde marzo, a las importaciones colombianas que ingresan por vía terrestre.

La sobretasa arancelaria que va de entre el 5% al 45%, según el producto, no estaba siendo aplicada a los productos que ingresaban por tierra.

“Se van a cobrar esas salvaguardias en la frontera terrestre y eso ayudará a recuperar un poco el dinamismo y la competitividad” de la provincia del Carchi, la más castigada por la apreciación del dólar, señaló Correa en un conversatorio con medios.

Asimismo, el gobierno reforzará la lucha contra el contrabando fronterizo a través de una mayor vigilancia con cámaras.

“A nivel nacional las compras formales (a Colombia) bordean los tres millones de dólares y eso es absolutamente marginal para la economía ecuatoriana. El gran problema es el contrabando”, dijo Correa. “Estamos tomando medidas para controlar de mejor manera eso”, enfatizó.

Precio diferenciado para combustibles y canasta transfronteriza

Además, el gobierno fijará un precio diferenciado de la gasolina para los transportistas de carga extranjeros para evitar que se beneficien del subsidio a los combustibles que otorga el Estado ecuatoriano desde hace décadas.

“Nosotros tenemos que subsidiarle el combustible a los ecuatorianos, ¿pero por qué le vamos a subsidiar el combustible a los extranjeros?”, señaló el gobernante.

Correa apuntó que los vehículos de placa extranjera, que ingresen por las fronteras con Colombia y Perú, deberán pagar más por cada galón de combustible.

“Va a haber un ajuste para el transporte internacional que entre al Ecuador y quiera cargar gasolina”, manifestó Correa.

El transporte de carga usa diésel que en el país tiene un costo de 1,04 dólares mientras que el precio internacional bordea los tres dólares.

Durante el conversatorio con la prensa, las autoridades también anunciaron que se trabajará en la creación de una “canasta transfronteriza” para que “esos productos que la gente iba a comprar a Ipiales puedan ser comprados en Tulcán”, explicó la ministra coordinadora de la Producción, Nathalie Cely, también presente en el conversatorio.

La funcionaria explicó que en las próximas semanas se definirá qué productos compondrán esa canasta.

Líneas de crédito

Cely también detalló que a través del banco estatal de desarrollo Banecuador se “establecerá tres tipos de líneas de financiamiento para el sector productivo en general y para el sector de transporte”.

“Se está tratando de resolver problemas financieros de los pequeños comerciantes de la ciudad, y por eso se ha establecido una línea hasta cinco años plazo con dos años de gracia y a la tasa del 9,5 %. Lo importante es que hasta 20.000 dólares los comerciantes no tendrán que entregar garantías y esto les permitirá poder reestructurar el resto de sus deudas”, explicó Cely.

También se abrirá otra línea de crédito “para emprendimientos nuevos” que acompañen proyectos agrícolas que maneja el Estado. “Esta línea es hasta 10 años plazo con una gracia de tres años y una tasa de 9,5 %, y nuevamente hasta 20.000 dólares el pequeño productor no tiene que entregar garante”, precisó.

Además, el mandatario confirmó la acreditación a las cuentas de los gobierno locales de la provincia de Carchi de 3,2 millones de dólares por concepto de devolución del Impuesto al Valor Agregado (IVA) que les permitirá recuperar liquidez.

Con el objetivo de ayudar a Carchi, a finales de agosto el gobierno declaró a esa provincia como “zona deprimida” y decidió aprobar incentivos tributarios y otros mecanismos para mejorar sus condiciones.

Entre ellos ya se están implementado temas como la eliminación del 100% del pago anticipado del Impuesto a la Renta a comerciantes y transportistas, refinanciamiento de deudas, prioridad en compras públicas y contrataciones del gobierno a sectores de Carchi, entre otros.

ANDES