Guatemala: Congreso le quita inmunidad al presidente Pérez Molina, que ahora enfrentará a la Justicia por un caso de corrupción

Pérez Molina queda sin inmunidad

El Congreso logró con 132 votos retirarle la inmunidad al presidente Otto Pérez Molina, ahora el Ministerio Público (MP) y la Comisión internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) tiene vía libre para investigar al mandatario por su presunta participación en la red de defraudación denominada La Línea.

Por primera vez en la historia de Guatemala el Congreso le retira la inmunidad a un Presidente electo por voto popular para que la justicia lo investigue.

El MP y la CICIG explicaron que según la evidencia recabada en la pesquisa de La Línea, Pérez Molina estaría implicado en la organización que defraudó a la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

Las evidencias incautadas por el MP, entre ellas facturas, boletos aéreos y cheques, indican la cercana relación entre la administración de los negocios y finanzas del presidente y la ex vicepresidenta con los integrantes de la mafia.
La sospecha de que el presidente está implicado en la estructura se basa en escuchas telefónicas donde Pérez Molina
exige al ex superintendente de la SAT Carlos Muñoz, cambiar al jefe de recursos humanos por uno que la estructura solicitó. Además porque los integrantes de La Línea se refieren al mandatario con los alias “el dueño de la finca”, “el mero mero”, “el dos”, “el presidente”.

Por este caso la ex vicepresidenta Roxana Baldetti guarda prisión preventiva en la cárcel del Cuartel militar Matamoros, sindica de los delitos de defraudación aduanera, cohecho pasivo y asociación ilícita.

La conclusión de la investigación del MP y Cicig es que Pérez Molina y Roxana Baldetti eran los que coordinaban las operaciones de la estructura de defraudación en la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

El retiro de la inmunidad a Pérez Molina, no implica que el presidente dejará el cargo.

Los diputados ingresaron al edificio legislativo en medio de un cordón de seguridad que implementó la Policía Nacional Civil para garantizar el acceso, mientras integrantes de grupos sociales que apoyan el retiro de la inmunidad a Pérez Molina entregaron claves de color blanco a los parlamentarios.

De los 158 diputados que integran el Congreso, a las 14.42, son 105 los parlamentarios que se han registrado en el tablero.

La bancada oficial del Partido Patriota (PP) formada por 34 congresistas, registra la presencia ocho diputados.

La Sesión Plenaria comenzó a las 14:53 horas con la presencia de 114 diputados dentro del hemiciclo parlamentario, inmediatamente fue leído el orden del día que incluía la lectura de actas de sesiones anteriores y conocer el informe de la Comisión Pesquisidora contra el presidente.

La orden del día fue sometida a votación y recibió 114 votos a favor y ninguno en contra. Inmediatamente después el diputado Carlos Herrera, secretario de la Junta Directiva leyó por más de 45 minutos las actas.

Mientras la lectura de actas se realizaba se rumoró que varios legisladores del partido Libertad Democrática Renovada (Líder), estaban congregados en el edificio 7-10 a pocas cuadras del Congreso.

Asimismo, en cuantas de redes sociales se advirtió que varios diputados del Partido Patriota (PP), se reunieron en un restaurante de la zona 13 capitalina. Decenas de usuarios exigieron a los diputados ausentes que llegaran al Congreso.

A las 15.50 horas se sometió a aprobación la lectura de actas, que fue aprobada con el voto favorable de 130 diputados, el total de congresistas que se encontraban en el hemiciclo.
Conocen informe

Inmediatamente después de la aprobación de las acatas el diputado Carlos Herrera leyó al pleno el informe circunstanciado que la Comisión Pesquisidora en contra del presidente entregó desde el sábado último.

El documento indica que el antejuicio contra el mandatario “no fue promovido por razones espurias, políticas o ilegítimas en afán de involucrarlo”.

Asimismo se determina que “existen indicios racionales y suficientes que orientan a establecer que el funcionario denunciado, podría haber incurrido en acciones que revistan características propias de uno o varios ilícitos penales”.

Asimismo afirma que entre los argumentos presentados por Pérez Molina de que el caso fue conocido con anterioridad en otra solicitud de antejuicio promovido por un diputado y que por lo tanto no cabe una segunda persecución “la comisión estima que no aplica para el presente caso” porque se trata de distintos actores.

La pesquisidora también dejó en claro que el informe no tiende a determinar ni la culpabilidad ni la inocencia del presidente, aún así por los diferentes elementos que fueron puestos a su disposición considera que “es necesario y recomienda que el presidente sea puesto a disposición de la justicia”.

Prensa Libre