Guatemala: la Justicia ordena congelar las cuentas bancarias del expresidente Otto Pérez Molina

Tras los se­ñalamientos que existen en contra de Pérez Molina, el juez de Extinción y Dominio, Mar­co Antonio Villeda, atendió la solicitud del Ministerio Publico (MP) para embargar 6 cuentas bancarias.

El juez autorizó el embargo, donde habían montos de Q5 millones 228 mil 360 y US$22 mil 723 -Q177 mil 239-, que estaban distribuidos en cinco cuentas bancarias.

La solicitud planteada por el MP revela que a través de inves­tigaciones lograron determinar que existen transacciones anó­malas en las cuentas y por ello solicitaron el embargo. Actual­mente el MP tiene un proceso abierto en contra de Pérez Mo­lina, quien se presume dirigía una red criminal que defraudó al Estado en el cobro ilegal de impuestos en las aduanas, del 2014 a abril de 2015.

Según las investigaciones, du­rante el tiempo que operó la estructura, habría defraudado con Q28 millones, repartién­dose el 50 por ciento para El 1 y La 2, -expresidente y ex vi­cepresidenta Roxana Baldetti-, que habrían recibido Q7 millo­nes, lo cual se presume que es­taba depositado en las cuentas bancarias.

Al entrar al proceso de extin­ción, Pérez Molina tendría que comprobar la legalidad de los montos, de no llegar a hacer­lo, estos pasarían a favor del Estado.

Abogado presenta apelación

Cesar Calderón, defensor del expresidente, inter­puso un recurso de ape­lación para que el juez Miguel Ángel Gálvez, del Juzgado B de Mayor Riesgo, revoque la pri­sión preventiva.

El 8 de septiembre re­ciente, Gálvez decidió ligar a proceso a Pérez Molina y enviarlo al Cuar­tel Militar Matamoros por peligro de fuga, tras los señalamientos que exis­ten en su contra, por lo cual no están de acuerdo ni el abogado, ni el ex­mandatario.

Calderón argumentó que no puede existir peligro de fuga porque su patro­cinado desde el princi­pio actuó de buena fe y se entregó de forma vo­luntaria para solucionar su situación judicial.

El Pérez Molina tampoco está de acuerdo a que se le señale de peligro de fuga, manifestando lo siguiente, “si hubiera querido irme del país lo hubiera hecho estando en el poder, porque tenía opciones, incluso pude solicitar asilo político, pero aquí estoy y sigo dando la cara”.

La apelación será conoci­da hoy por Gálvez, quien tendrá que dar una nueva resolución tras la solicitud planteada.

La Nación