Guatemala: tras ser procesado por corrupción, exmandatario Pérez Molina aguardará en prisión la próxima audiencia de diciembre

Luego de una argumentación de tres horas, en la cual cada palabra sustentaba su actuación, así como analizar los indicios del Ministerio Público (MP) y las premisas de la defensa, el juez Miguel Ángel Gálvez ligó a proceso al expresidente Otto Pérez Molina por los delitos de asociación ilícita, caso especial de defraudación aduanera y cohecho pasivo; y lo envió a prisión preventiva por tres meses.

Así culminó la audiencia de declaración que inició el jueves, cuando Pérez Molina llegó a la Torre de Tribunales aún siendo mandatario y salió de ella como cualquier ciudadano, pero custodiado por la guardia de Presidios hacia la cárcel del cuartel Matamoros.

Ayer, mientras el juez Gálvez exponía pausada y largamente, Pérez Molina escribía en un papel “soy inocente”, “no robé”, mientras por momentos dirigía su mirada al juzgador o a sus acusadores, los abogados del MP, la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) y de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

“Hay indicios que sustentan la posibilidad de que el señor Otto Pérez Molina, haya tenido relación con los miembros de la estructura La Línea, y por eso es recomendable otorgar la prisión preventiva”, señaló Gálvez.

INVESTIGACIÓN
Durante los próximos tres meses, el MP deberá recabar las pruebas para sustentar la investigación y las imputaciones. Habrá una audiencia en la cual se determinará si el expresidente va a juicio, programada para el 21 de diciembre a las 9:00 horas. Mientras llega ese día, Pérez Molina seguirá recluido en Matamoros.

El juzgador consideró que por haber sido gobernante, existe el peligro de fuga porque personas que aún están en el poder podrían ayudarlo, situación que pone en peligro la averiguación de la verdad y por eso “es recomendable que continué en prisión”.

José Antonio Morales, de la Fiscalía contra la Impunidad, pidió la prisión preventiva ante la posibilidad de entorpecer las investigaciones, petición a la que se adhirieron la Cicig y la SAT. La fiscalía tiene hasta el 7 de diciembre para presentar los medios de prueba.

César Calderón, abogado de Pérez Molina, solicitó que se fijara un mes de investigación al MP, pero el juez Gálvez lo denegó y le indicó que, si su defendido hubiera respondido a las preguntas de los fiscales, ello habría ayudado a esclarecer su situación jurídica.

“En ningún momento tengo el afán de perjudicar al señor Otto Pérez Molina; a él no lo conocía personalmente”, dijo el togado.

El juez recordó que aún falta la detención de unas 14 personas señaladas de integrar la estructura criminal, entre ellas, Juan Carlos Monzón, supuesto jefe operativo de La Línea y ex secretario privado de Baldetti.

La prisión preventiva es una “sentencia adelantada”, afirmó Calderón, quien pidió medidas sustitutivas para Pérez Molina y proporcionó al juez dos pasaportes diplomáticos y uno ordinario del acusado.

Desacuerdo
Pérez Molina arremete contra la Cicig
Al concluir la audiencia, el expresidente, visiblemente molesto, señaló que estaba en contra de lo que el juez resolvió en la audiencia.
“Accedió a todo lo que le pidió el MP y la Cicig; lo que ellos le pidieron fue lo que dictaminó. No hay nada sólido para ligarme a proceso”, expuso el exgobernante.
“El que está llevando todo es la Cicig y no el MP, pero si hay jueces amedrantados por la presión que ejerce la Cicig, estamos mal. El MP ha querido meter todo en una sola canasta. En la audiencia solo hay pláticas de terceros y referencias de otras personas, no se me vincula. Se va a comprobar que no tengo nada que ver con esta estructura”, aseveró Otto Pérez.

Reacciones
Acertada decisión
Como acertada fue calificada la resolución del juez Miguel Ángel Gálvez, por considerar que el expresidente aún tiene relación con altos funcionarios que podrían ayudarlo en el proceso judicial y porque así se manda un mensaje positivo a la población.
“La situación de Pérez es igual a la que tenía un día antes de las elecciones. Se trata de una persona que todavía tiene mucho poder para lograr estorbar la investigación. El motivo por lo que sigue detenido no ha cambiado”, expuso el constitucionalista Gabriel Orellana.
“En el Gobierno sigue gente afin por lo que es razonable la prisión preventiva. El juez resolvió en la misma forma que como lo hizo con Roxana Baldetti, su decisión está bien fundamentada y si hubieran sido diferentes, habría sido contradictorio”, opinó el analista Luis Linares.
“Era lo menos que esperábamos. Esto da credibilidad al sistema de justicia. El mensaje es que sí funciona”, expresó el diputado Mario Taracena.

En directo
Apoyan resolución
Gabriel Orellana
Constitucionalista
“Se trata de una persona que todavía tiene mucho poder para lograr estorbar la investigación”.

Luis Linares
Analista
“El juez resolvió en la misma forma que como lo hizo con Roxana Baldetti”.

Mario Taracena
Diputado
“Era lo menos que esperábamos. Esto da credibilidad al sistema de justicia. El mensaje es que sí funciona”.

Siglo 21

Pérez Molina arremete contra MP y Cicig

Minutos después de ser ligado a proceso y enviado a prisión preventiva, el expresidente Otto Pérez Molina ofreció una improvisada conferencia de prensa en la cual aprovechó para atacar a la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) y el Ministerio Público (MP).

El exmandatario, quien es señalado por la Cicig y el MP de liderar una estructura de defraudación aduanera, mencionó que no entendía por qué el juez Miguel Ángel Gálvez lo ligó a proceso y le dictó prisión preventiva.

“No entiendo por qué estoy ligado a proceso y por qué estoy en prisión preventiva. No lo entiendo porque no hubo un argumento sólido en ninguno de los tres delitos que el juez está imputando”, dijo Pérez Molina.

Agregó que Gálvez hizo caso omiso de los argumentos presentados por su abogado defensor. “El MP ha jalado todo y todo lo ha querido meter en la misma canasta sin poder investigar. Esperamos que ahora lo hagan a conciencia”, expresó.

Cuando le preguntaron si confiaba en la justicia guatemalteca, el expresidente indicó que los operadores de justicia temen a la Cicig.

“Vemos el temor que le tienen a la Cicig. Quienes están llevando las cosas no es el MP, ni los fiscales, es la presión que tiene la Cicig, que tiene otros intereses incluso internacionales” aseveró.

“Queremos que los procesos se lleven como deben ser, que hayan jueces independientes, pero si hay jueces amedrentados por la presión que ejerce la Cicig es una frustración. Si me está pasando a mí como presidente, qué no le puede pasar a otro”, manifestó.

Chapo Guzmán

Respecto a la declaración que hizo un abogado en Guadalajara, México, en la cual asegura que Pérez Molina recibió US$1.5 millones -unos Q11 millones- de Joaquín El Chapo Guzmán, el exmandatario dijo: “No, no es cierto”.

Prensa Libre