Haití confirma regulación de importaciones y Dominicana anuncia acciones diplomáticas

Haití reivindicó ayer su derecho a regular la entrada a ese país de productos dominicanos, y a establecer mejores controles para evitar las millonarias pérdidas que le produce un sistema deficiente de inspección en su frontera terrestre.

“Tenemos que proteger al país, a nuestros inversionistas locales y a nuestras fronteras que acusan una pérdida de alrededor de un millón de dólares mensuales debido a nuestro sistema de supervisión inadecuada”, dijo ayer a la prensa de su país el canciller haitiano Lener Renauld.

Haití cerrará sus fronteras terrestres a 23 productos procedentes de República Dominicana para mejorar el control de calidad de importación de bienes dominicanos, aunque permitirá su acceso a través de puertos marítimos y aéreos.

Llamada a consulta
Nada más conocerse la medida, el gobierno dominicano llamó a consulta a su embajador en Haití, Rubén Silié Valdez, y acusó a ese país de violar compromisos binacionales como un acuerdo suscrito el año pasado, que establece que “las partes notificarán cualquier norma e instrumento legal relativo al comercio antes de su puesta en práctica”.

“Esta decisión del gobierno de Haití es una decisión de control”, dijo ayer Renauld, para insistir en que la decisión de su gobierno busca garantizar la seguridad de la población.

El funcionario agregó que la “irritación” de República Dominicana será la única consecuencia diplomática de la disposición.

“Es un derecho diplomático dispuesto por el gobierno dominicano de llamar a consulta a su embajador. Así como el gobierno haitiano tiene derecho a proteger sus fronteras contra ciertos productos”, dijo Renauld.

La aplicación de la medida, que inicialmente debía arrancar el miércoles, fue aplazada hasta el jueves 1 de octubre, que marca el inicio del año fiscal 2015-2016, según señaló el Ministerio de Economía y Finanzas difundido en Puerto Príncipe.

La prohibición afecta a productos como la harina de trigo, fideos, aceite comestible, mantequilla, manteca, jugo en polvo, gaseosas, cervezas, snacks, maíz molido y galletas.

También al jabón de lavar, detergente en polvo, embalaje en fon, agua potable, pintura y productos para carrocerías de vehículos y hierro para la construcción, tubos PVC, colchones, equipos para la construcción y utensilios plásticos.

La nueva restricción es anunciada en momentos en que ambos países mantienen un diferendo en torno al Plan de Regularización de Extranjeros que ejecuta el Gobierno dominicano.

LAS PROHIBICIONES DEL GOBIERNO HAITIANO
EN JULIO SE PRODUJO LA ÚLTIMA INTERDICCIÓN
El pasado 11 de julio el Ministerio haitiano de Industria y Comercio anunció que la importación de harina de trigo de República Dominicana estará sujeta a la obtención de un Certificado de Venta Libre (CVL) del país exportador antes de su venta en el mercado haitiano. Veinte días después, el mismo gobierno del presidente Michel Martelly lanzó una advertencia sobre la comercialización en ese país de harina dominicana con un “componente cancerígeno” mortal para el consumo humano, y anunció una serie de medidas para controlar el ingreso de ese producto desde el país vecino.

Listín Diario

RD promete acción desde 1 de octubre

El Ministro de Relaciones Exteriores, Andrés Navarro, declaro ayer que tras el llamado del gobierno a consulta a su embajador en Haití, Rubén Silié, el próximo paso que dará la República Dominicana será la rendición de un informe a cargo de su representante para, a partir del 1 de octubre, tomar las medidas diplomáticas que sean requeridas.

“El primer paso que ha dado el país es llamar a su embajador a consulta; a partir de ahí se definirán los próximos pasos a dar en materia diplomática”, advirtió Navarro.

El funcionario explicó que la prohibición de entrada, vía terrestre, de 23 productos del comercio dominicano hacia Haití afecta en mayor proporción al vecino país, porque los precios de los productos restringidos van a incrementarse.

También reconoció que eso afectaría la producción nacional.

El canciller aseguró que República Dominicana manejará con la “mayor prudencia posible” la situación actual con la vecina nación, promocionando las mejores relaciones con Haití, y que en la medida que “ellos tomen medidas que afecten el comercio, responderemos consecuentemente”.

El país continuará apostando a que, en algún momento, las autoridades haitianas comprendan que lo mejor es mantener relaciones armoniosas con República Dominicana.

Navarro afirmó que prefiere creer que la intención del gobierno haitiano no es seguir dañando la imagen de esta nación.

Consideró que los conflictos generados en los últimos días forman parte de la cotidianidad entre dos naciones que comparten un mismo territorio y el proceso eleccionario que vive la nación vecina, y que el consecuente cambio de sus autoridades pudiera ser auspicioso para las relaciones bilaterales.

Navarro ofreció esas declaraciones al participar en la apertura del foro “Invierte en RD”, auspiciado por el Centro de Exportación e Importación de República Dominicana (CEI-RD), que se desarrolla en el Hotel Gran Ventana, en Puerta Plata.

El Gobierno dominicano ha acusado a Haití de violar compromisos binacionales asumidos entre ambas naciones, al anunciar el cierre de su frontera terrestre a la importación de 23 productos dominicanos.

Listín Diario