Más de 50 mil trabajadores reclaman aumento salarial y más presupuesto a educación

Encabezada por una pancarta que portaban trabajadoras del ex Frigorífico Pesquero del Uruguay (Fripur) que reclaman “mantener la fuente laboral”, una marcha de más de 50.000 personas llegó ayer al Palacio Legislativo, bajando desde 18 de Julio por Avenida del Libertador. La movilización y el acto que le siguió cerraron una jornada de paro parcial entre las 9.00 y las 13.00, convocado por el PIT-CNT bajo la consigna “Para que los cambios no se detengan” y en reclamo de aumento del salario real, “más y mejor” presupuesto, 6% del Producto Interno Bruto para la educación pública y un sistema de compras públicas.

En representación de los trabajadores del sector público habló el secretario general de la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP), Martín Pereira, quien criticó el proyecto de presupuesto enviado por el Poder Ejecutivo. “Este presupuesto se presentó como el mejor de la historia del país, pero para los trabajadores este presupuesto que nos quieren vender como escrito por la izquierda en realidad parece que se firmó con la derecha”, dijo el dirigente de la FFSP, que está haciendo un paro de 72 horas que finaliza hoy. La FFSP pide que los salarios de los escalafones más bajos, actualmente en el entorno de 15.000 pesos, alcancen a 30.000. En materia de derechos humanos, Pereira se refirió a la campaña de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos para que “se sepa dónde están y que los que sepan declaren ante la Justicia”. “Queremos verdad y justicia. No olvidamos y no perdonamos”, expresó.

El secretario general del Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos, Daniel Diverio, que habló por los trabajadores privados, dijo que hay que continuar impulsando la aprobación de “leyes obreras”, como una norma de “insolvencia patronal” que genere un fondo aportado por las mismas empresas y gestionado por el Banco de Previsión Social para “asegurar el cobro de los créditos laborales a los trabajadores”, llamó a solidarizarse con los trabajadores de Fripur y criticó la designación del ex vicepresidente Luis Hierro López (Partido Colorado) como embajador en Perú.

El dirigente reclamó modificar las políticas de compras públicas, la promoción de más y mejores inversiones públicas en las empresas del Estado, y la potenciación del ferrocarril. También manifestó solidaridad “con los pueblos de Bolivia, Ecuador, Venezuela y Brasil”, opinó que “si habrá que apostar a la región, porque el mayor grado de exportaciones con mayor valor agregado es para la región, no es para China ni para Europa”, y en referencia al ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, dijo: “Algún canciller iluminado, pero iluminado por las luces del capitalismo, mira más para el norte que para el sur. ¡Mirá para el sur, hermano! ¡Acá están tus hermanos!”.

Diverio reiteró el planteo del PIT-CNT de no reducir los gastos sino “mejorar los ingresos” en el presupuesto, y pidió “tocar los bolsillos de los que acumularon riqueza durante todos estos años”, revisar las exoneraciones tributarias de las zonas francas y estudiar la posibilidad de “utilizar parte de las reservas guardadas”.

En el cierre del acto, en nombre del Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT habló Fernando Gambera, que advirtió que “la derecha está avanzando en muchos lados” y defendió “la unidad” del movimiento sindical. Afirmó que “sólo se puede avanzar en el marco de un bloque popular de los cambios” y agregó que “nadie se puede enojar” cuando el PIT-CNT opina que “se debe cambiar el sistema tributario”. “Porque, en todo caso, nuestra independencia, pero no indiferencia, se basó en una premisa que marcó un antes y un después en este país: que pague más el que más tiene, que ayude más el que más tiene para dar. Esto sigue vigente”, manifestó Gambera.

La Diaria