México: diputados proponen declarar el 26 de septiembre como Día Nacional contra la Desaparición Forzada

Diputados del PAN -a los que se sumaron legisladores del PRD y Morena- propusieron que el 26 de septiembre -día del ataque y desaparición de normalistas de Ayotzinapa-, sea declarado como Día Nacional contra la Desaparición Forzada de personas.

La iniciativa fue presentada este martes en San Lázaro y había sido enviada a una comisión para que fuera dictaminada; sin embargo, tras una discusión de varios minutos, se decidió que la misma sea discutida el miércoles en la reunión de la Junta de Coordinación Política, donde acuden sólo los representantes de todos los partidos políticos.

Guadalupe González, diputada del PAN, subió a tribuna a presentar la iniciativa, y consideró que “el caso (de los normalistas desaparecidos) seguirá siendo una herida abierta para México”.

Tras ser presentada, el diputado panista Miguel Ángel Yunes propuso que la iniciativa no fuera turnada a comisiones sino que la resolvieran en la sesión del pleno este mismo martes.

Lo anterior provocó la intervención de los diputados del PRI. Jorge Carlos Ramírez Marín se levantó de su curul y pidió la palabra. El priista aseguró que no se debía resolver este día en el pleno, pues en el orden del día no fue inscrita como de urgente resolución. Y consideró que se podría tratar de un “oportunismo francamente insultante para estas víctimas”.

Marín, además del coordinador del Verde, Jesús Sesma, propusieron que se turnara a la Junta de Coordinación Política y que ella resolviera el destino de la iniciativa. El PAN lo aceptó, siempre y cuando la propuesta se analizara el próximo jueves, tras la reunión de Jucopo.

Diputados como Daniel Ordóñez (PRD) argumentaron que la iniciativa no debía ser enviada a comisiones pues éstas no estarían conformadas antes del 26 de septiembre. Legisladores perredistas, del PAN y Morena consideraron que el pleno podía decidir hoy si el asunto era de urgente resolución y, por ende, votarlo este mismo día. Pero no quisieron reventar la discusión y terminaron aceptando la propuesta del PRI-Verde, por lo que el asunto se revisará el miércoles en privado y el jueves nuevamente llegaría al pleno.

El proyecto de decreto plantea adicionar la fecha del 26 de septiembre, como el Día Nacional contra la Desaparición Forzada de Personas, a la lista de fechas y conmemoraciones en que la Bandera Nacional debe izarse a media asta. Le antecedería el 13 de septiembre, aniversario del sacrificio de los Niños Héroes de Chapultepec, en 1847, y le seguiría el 2 de octubre, aniversario de los caídos en la lucha por la democracia de la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco, en 1968.

El grupo parlamentario del PAN plantea que “el pasado 26 de septiembre de 2014 en el estado de Guerrero estudiantes de la Normal de Ayotzinapa fueron atacados por policías municipales de Iguala y Cocula, bajo órdenes del alcalde de Iguala José Luis Abarca; 43 fueron detenidos y posteriormente entregados a integrantes del grupo delictivo “Guerreros Unidos”. A partir de ese momento, nada se sabe de los normalistas”.

“Bajo toda falta de credibilidad y descontento social, después de la versión oficial de un cansado procurador las líneas de investigación se cerraron y el caso se fue a la línea del olvido por parte del Ejecutivo Federal”, refiere sobre la “verdad histórica” que dio el exprocurador Jesús Murillo Karam.

La iniciativa también retoma el informe presentados por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Internacionales (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que “pone en evidencia el ocultamiento de información o negligencia del entonces Procurador General de la República y en su caso del Ejecutivo Federal para dar respuestas contundentes sobre uno de los tantos casos más de desapariciones forzadas en México”.

“Hoy más que nunca, al saber el engaño del cual fuimos objeto (…) nos solidarizamos con los padres de familia y con la sociedad mexicana para que estos hechos no ocurran de nuevo y que esté en la conciencia de la nación que es un hecho que no puede ocurrir en un estado de derecho”, dice la iniciativa panista.

Aristegui Noticias