México: en su tercer informe de Gobierno, Peña Nieto defiende sus políticas pero reconoce “sucesos que generaron molestia e indignación”

El presidente Enrique Peña Nieto reconoció que en el último año se han registrado sucesos que generaron ‘‘molestia e indignación’’ en la sociedad, como los ocurridos en Iguala, ‘‘la fuga de un penal de alta seguridad’’ o señalamientos de conflicto de intereses, ‘‘que incluso involucraron al titular del Ejecutivo’’. Asimismo, sostuvo que hay un entorno internacional adverso frente al cual, si antes era importante que ‘‘el país no diera un salto al vacío, hoy es esencial que México no claudique en su proceso transformador’’.

En el mensaje con ocasión de su tercer Informe de gobierno, Peña sostuvo que la crisis económica mundial ha generado desencanto, malestar social e incertidumbre que conllevan el riesgo de encontrar salidas rápidas, pero falsas. Arremetió contra el populismo, pues frente a sociedades inconformes hay un ‘‘riesgo de creer que la intolerancia, la demagogia y el populismo son verdaderas soluciones’’.

Reitera: no habrá más impuestos

Aludió a las difíciles condiciones económicas internacionales que provocaron la caída en los precios del petróleo y la volatilidad de los mercados. Dijo que México preservará su disciplina financiera y no optará ni por generar más impuestos (‘‘no habrá IVA en medicinas y alimentos’’) ni por el endeudamiento, pues es momento de que ‘‘el gobierno deba apretarse el cinturón’’ y gastar menos y mejor.

Al iniciar su intervención, Peña Nieto definió estos 12 últimos meses como un año ‘‘difícil’’, en el cual ‘‘nuestro país se vio profundamente lastimado por una serie de casos y sucesos lamentables’’.

Sin mencionar explícitamente los hechos a los que hacía referencia, admitió que éstos ‘‘lastiman el ánimo de los mexicanos’’. Aseguró que ante los vaivenes de la economía internacional hay desconfianza social porque factores externos incidan en el futuro de la economía familiar.

Ante a estos desafíos se responderá con ‘‘claridad de rumbo y absoluta determinación’’. En su momento, al informar sobre la economía, abundó en que las ‘‘desafiantes circunstancias’’ internacionales colocaron a las finanzas públicas frente a un reto relevante, pues el aumento de las tasas de interés encareció el costo de la deuda pública.

Peña dijo que en este escenario había dos alternativas: subir los impuestos, ‘‘opción que no vamos a tomar’’, y enfrentar la caída de los ingresos públicos con más deuda, ‘‘alternativa que tampoco vamos a tomar’’, pues no es tiempo de incrementar nuestros requerimientos financieros.

Corresponde al gobierno gastar menos y mejor, para lo cual ya se hizo un ajuste preventivo al presupuesto, dijo, al tiempo que ponderó los efectos positivos de la reforma hacendaria, que incrementó los ingresos tributarios ‘‘a un máximo histórico’’ de 13.6 por ciento del PIB, esto es, 5.2 puntos más que en 2012.

Esta reforma permitió despetrolizar la economía, pues si al comenzar el sexenio los ingresos petroleros representaban 40 por ciento del total, ahora son 18.6. Esto, favorecido por el incremento de 11.2 millones de contribuyentes en ese periodo, lo que permitió preservar la disciplina fiscal.

‘‘Mantener la estabilidad macroeconómica no es suficiente; es indispensable proteger el ingreso’’ y alentar el crecimiento económico, aseguró. En el primer semestre, México creció a 2.4 por ciento el PIB a tasa anual, pero si se excluye la actividad petrolera sería de 3.2 por ciento, crecimiento ‘‘superior al de varias economías emergentes, pero aún no es el que queremos’’.

Peña Nieto destacó que la reducción de la violencia es una prioridad. Citó cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), según las cuales la tasa de homicidios de 2014 es menor en 24.3 por ciento a la de 2012, al pasar de 22.1 por cada cien mil habitantes a 16.4; el robo se redujo en 13.6 por ciento, mientras que la extorsión decreció en 20.7. En cuanto al crimen organizado, ‘‘estamos desarticulado sus estructuras operativas y capacidades financieras y hemos emprendido modificaciones de fondo para prevenir la incidencia delictiva y fortalecer las instituciones de seguridad y justicia’’.

Aseguró que su gobierno tiene un compromiso con el respeto a los derechos humanos y el respaldo a las víctimas de la violencia, lo cual se refleja en que todas las recomendaciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) han sido aceptadas.

Destacó los programas contra la pobreza y el hambre, ámbitos donde aludió a los estudios del Consejo Nacional para la Evaluación de la Política Social (Coneval), para destacar que de los beneficiarios de la Cruzada contra el Hambre, 57.5 por ciento ‘‘superó la carencia alimentaria, mientas que las personas con carencia de servicios de salud se redujeron a menos de la tercera parte, al pasar de 33 a 9.2 por ciento.

‘‘A pesar de estos avances, reconozco que, según el Coneval, de 2012 a 2014 el número total de mexicanos en condiciones de pobreza se incrementó en 2 millones de personas.’’

Hacia el final del mensaje, Peña destacó que los efectos de la crisis económica mundial de 2008 –‘‘una de las peores en décadas’’– no se han superado y la ‘‘desigualdad social ha aumentado en la mayoría de las naciones’’. Hay frustración y pesimismo, desencanto y malestar social en el mundo, que se expresa en la preocupación y exigencia generalizada en redes sociales.

Es un ambiente que históricamente ha sido propicio para que surjan posturas que ofrecen alternativas inviables, en episodios donde la insatisfacción social ha sido tal que ‘‘nubló la mente y la razón. Esto no es nuevo, es una amenaza recurrente que ha acechado a las naciones en el pasado’’, pues en esos episodios han surgido gobiernos que ofrecían salidas mágicas.

‘‘Sin embargo, esos mismos gobiernos, lejos de llevar a sus sociedades a mejores condiciones de vida, alentaron el encono y la discordia, destruyeron instituciones y socavaron derechos y libertades’’. Los cambios positivos y duraderos se logran con responsabilidad e institucionalidad. ‘‘Esa es mi responsabilidad como presidente: avanzar sin dividir, reformar sin excluir y transformar sin destruir’’, expresó, antes de ofrecer que mantendrá la ruta de los cambios estructurales a partir de lo avanzado hasta ahora, concluyó.

La Jornada

Reparto de culpas, justificaciones y resultados a modo en el mensaje de Peña

Con reparto de culpas, justificación de problemas económicos y alusiones desafiantes a opositores o adversarios de sus políticas, el presidente Enrique Peña Nieto ofreció el tradicional mensaje a la nación con motivo de su tercer informe de gobierno.

Referencia constante en sus discursos cotidianos, al llegar al justo medio de su administración, Peña Nieto enfatizó la aprobación de las reformas a la Constitución y leyes complementarias, como lo había hecho en los dos informes anteriores, conseguidas en los primeros 20 meses de su mandato, esta vez con 15 menciones en las casi dos horas que duró su intervención.

Más allá de las cifras, el titular del Poder Ejecutivo informó hasta de lo que no hizo. Por ejemplo, dio cuenta de la reforma en materia anticorrupción y de otras acciones legislativas en las que su participación fue nula, cuando no obstructora.

En Palacio Nacional, ante el senador Roberto Gil Zuarth y el diputado Jesús Zambrano Grijalva, como representantes del Legislativo; del ministro Luis María Aguilar Morales, por el Poder Judicial y, en compañía del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, Peña Nieto abordó los principales problemas para su gobierno antes de entrar a detalle en los diferentes rubros de la administración.

“El último año ha sido difícil para México. Nuestro país se vio profundamente lastimado por una serie de casos y sucesos lamentables. Los hechos ocurridos en Iguala o la fuga de un penal de alta seguridad nos recuerdan situaciones de violencia, crimen o debilidad del estado de derecho”, expuso, sin mencionar con precisión la desaparición de 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, y la fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán, líder del cártel de Sinaloa.

A lo anterior, Peña Nieto añadió el escándalo de las casas de él, su esposa y su círculo cercano, compradas y financiadas por contratistas gubernamentales, pero sólo como “señalamientos”, mientras que a otros casos indeterminados les concedió condición de “denuncias”.

“Señalamientos de conflictos de interés ─que incluso involucraron al titular del Ejecutivo─, así como denuncias de corrupción en los órdenes municipal, estatal y federal ─y en algunos casos en el ámbito privado─, han generado molestia e indignación en la sociedad mexicana”, admitió.

Esos asuntos, consideró, son diferentes entre sí, pero lastiman el ánimo y la confianza de los ciudadanos en las instituciones, a lo que se suma la preocupación por las condiciones económicas, debido a que “todos los días se escucha en los medios de comunicación” que “bajan los precios del petróleo y sube el dólar”. Ante ello, ofreció “hacer frente a los desafíos”.

Luego pidió recordar la situación de 2012 —año en cuyo último mes inició su mandato— en una descripción:

“Había agravios y una gran polarización”; no se podían concretar las reformas estructurales “necesarias”; había obstáculos que impedían el avance; era necesario renovar instituciones… según él, de esa situación viene la “trascendencia del Pacto por México”.

Los ejes de Peña Nieto

Para agrupar los diferentes rubros de su administración y desglosar las cifras respectivas, Peña Nieto conservó el orden de los cinco ejes de su programa de gobierno, todos precedidos, por la palabra México: en Paz, Incluyente, con Educación de Calidad, con Responsabilidad Global y Próspero.

Respecto de su México en Paz, Peña Nieto mencionó en 10 ocasiones acciones, programas e intenciones relacionadas con derechos humanos. A un mes del multihomicidio de la colonia Narvarte, en el que perdieron la vida el fotorreportero Rubén Espinosa y la activista Nadia Vera, un caso de resonancia internacional, en el mensaje sólo expuso:

“El gobierno de la República está trabajando con organismos internacionales para fortalecer el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas”.

Aun más lejos de las masacres de Tlatlaya, Estado de México, Calera, Zacatecas, y Ecuandureo, Michoacán, Peña Nieto se refirió a las Fuerzas Armadas arrancando los aplausos prolongados de sus invitados:

“Los mexicanos tenemos en nuestras Fuerzas Armadas instituciones profesionales, disciplinadas y en capacitación permanente; comprometidas con los derechos humanos, las instituciones democráticas y el desarrollo nacional. Por estas razones, nuestras Fuerzas Armadas son símbolo de identidad y unidad nacional.

“Son mujeres y hombres leales, patriotas, que pasan largas jornadas fuera de su hogar para cumplir con sus misiones, en las que incluso ponen en riesgo su vida al proteger la de los demás”.

Según el presidente, él y su gobierno tienen rumbo claro:

“En México hemos roto ataduras que nos frenaban. Nos hemos atrevido a cambiar y a movernos hacia adelante, con claridad de rumbo. A la mitad de una administración no es momento para empezar de cero ni de improvisar o actuar a partir de ocurrencias.

“Es ocasión para realizar un balance, hacer ajustes y reforzar todo lo que está dando resultados”, justificó.

En cuanto a la política social, fue prolijo en la exposición de cifras enfocadas a diferentes indicadores. No obstante, en ese caso, sí admitió que dos millones de personas cayeron en situación de pobreza, por lo que se comprometió “a redoblar esfuerzos” para “acreditar, en la siguiente evaluación, que estamos reduciendo la pobreza”.

Pero no hubo admisión del fracaso de la Ronda Uno de Pemex.

Presumió que se asignaron dos contratos y que ese es el camino para incrementar la producción de hidrocarburos sin comprometer recursos públicos.

Más allá de las cifras expuestas en cuanto a educación, Peña Nieto aprovechó para dirigirse al magisterio disidente de Oaxaca:

“Uno de los mayores desafíos fue liberar a la educación pública en Oaxaca de los intereses particulares que la mantenían cautiva desde hace décadas. Por eso, en un esfuerzo conjunto con el gobierno del estado se tomaron las medidas necesarias para transformar el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, recuperando así la rectoría de la educación en esa entidad.

“Con responsabilidad y firmeza, el Estado mexicano está superando los obstáculos y bloqueos que impedían brindar una educación de calidad en Oaxaca. Por nuestros niños, por nuestros jóvenes, en Oaxaca ─y en todo México─ se aplicará la ley.

“No habrá marcha atrás: a pesar de las dificultades, la reforma educativa llegará hasta el último rincón y escuela del país”.

No más impuestos ni deuda

Anunciado desde la aprobación de la reforma hacendaria, Peña Nieto reiteró que no se crearán más impuestos ni se aplicará el IVA a alimentos y medicinas.

Atribuyendo en todo momento las penurias económicas a la crisis global, reiteró que tampoco endeudará más al país y que su estrategia consiste en mayor austeridad y responsabilidad en el manejo de los recursos públicos, para luego ofrecer una serie de cifras e indicadores sobre la economía del país.

Según él, los datos de crecimiento que mencionó “confirman que, ante la debilidad de la economía internacional, ha sido la fortaleza de nuestro mercado interno el principal motor del crecimiento económico del país”.

Añadió que continuará “la implementación ─completa y efectiva─ de las reformas transformadoras”.

Luego de ofrecer un “decálogo” nuevas medidas, entre algunas de continuidad o ya anunciadas, como su debate sobre “justicia cotidiana” o la aprobación de las leyes anticorrupción, o novedades como la emisión de bonos en la Bolsa para generar recursos a infraestructura educativa y el anuncio de la creación de una nueva Secretaría de Cultura, el mandatario ─una vez más sin identificar destinatario─ la emprendió contra la demagogia, el populismo y el autoritarismo, colocando esas conductas del poder como su antítesis.

Para Peña Nieto, los problemas económicos vienen de la crisis financiera de 2008 y eso provocó mayor desigualdad en la mayoría de los países que vieron incrementar el desempleo, situación agravada por los avances tecnológicos, pero no sólo en México.

“Hay frustración y pesimismo; desencanto y malestar social en Europa, en Asia y en América; en prácticamente todos los continentes. Los medios digitales y las redes sociales reflejan estos sentimientos de preocupación y enojo; manifiestan que las cosas no funcionan y dan voz a una exigencia generalizada de cambio ─de cambio inmediato”, acotó.

Por esa razón, consideró, en muchos países surgen dudas sobre el mejor camino a seguir, y por eso se pueden encontrar salidas falsas.

“Me refiero al riesgo de creer que la intolerancia, la demagogia o el populismo son verdaderas soluciones. Esto no es nuevo. Es una amenaza recurrente que ha acechado a las naciones en el pasado”.

Para Peña Nieto, situaciones así facilitaron el surgimiento de doctrinas contrarias a la tolerancia y a los derechos humanos, pues “se nubló la mente, desplazó a la razón y a la ciudadanía” permitiendo el ascenso de gobiernos con “soluciones mágicas”.

Sin embargo, “esos mismos gobiernos, lejos de llevar a sus sociedades hacia mejores condiciones de vida, alentaron el encono y la discordia; destruyeron sus instituciones y socavaron los derechos y libertades de su población.

“De manera abierta o velada, la demagogia y el populismo erosionan la confianza de la población; alientan su insatisfacción, y fomentan el odio en contra de instituciones o comunidades enteras. Donde se impone la intolerancia, la demagogia o el populismo, las naciones, lejos de alcanzar el cambio anhelado, encuentran división o retroceso”, sentenció.

Así que, según el mandatario, los cambios positivos y duraderos se logran por la vía “de la responsabilidad, la institucionalidad, la estabilidad económica, el respeto a los demás”, como según él lo ha hecho.

“Mi responsabilidad como presidente de la República es avanzar sin dividir; reformar sin excluir; transformar sin destruir”.

Por lo anterior y por los compromisos de gobierno que asegura cumplió, Peña Nieto concluyó su mensaje en los siguientes términos:

“México se perfila ya como una de las 10 economías más grandes del mundo. Lo que esto nos dice a los mexicanos de hoy es que nuestro país tiene todo para ser una potencia en los siguientes años. México está destinado a ser una de las naciones más prósperas, de mayor bienestar para su gente y motivo de inspiración para el mundo.

“Como presidente de la República estoy decidido a poner mi mayor pasión, dedicación y empeño para que así sea. Con esta convicción entramos a esta segunda mitad, con muchas ganas y más fuerza”, concluyó.

Proceso

Crisis en derechos humanos, “borrada” del informe de EPN

En contraste con la versión oficial, organizaciones nacionales e internacionales consideran que México atraviesa por una severa crisis de derechos humanos y como ejemplo de ello citan el caso de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

El presidente Enrique Peña Nieto dijo en su Tercer Informe de Gobierno que en su administración el respeto a los derechos humanos “ocupa un lugar central en la agenda de temas estratégicos”, y a manera de ilustración mencionó que se implementaron cursos de capacitación a funcionarios públicos en “protección a los grupos más vulnerables, así como de eliminación de la discriminación”.

A pesar de las matanzas de Tlatlaya, Apatzingán, Ecuandureo y Calera, que generaron un escándalo mundial en su momento, el mandatario presumió que las recomendaciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos disminuyeron 64%.

Según los datos aportados en su informe, en el periodo de septiembre de 2014 a julio de 2015, la CNDH emitió 18 recomendaciones, 32 menos que las registradas en el mismo periodo de 2013 a 2014 y “66.7% con relación al periodo de 2012 a 2013, donde se emitieron 54 recomendaciones dirigidas a la APF”.

Los casos graves registrados en este año son mencionados en el reporte de las acciones realizadas por la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), dependencia que registró en el caso de los 43 estudiantes de Ayotzinapa 180 víctimas, y en el ataque a los futbolistas del equipo Avispones, 100, a los que “se les brindó atención multidisciplinaria y aun son sujetos a un programa de atención individualizada”, en tanto que en el caso Tlatlaya, la CEAV registró a 93 víctimas “y se continúa con el análisis de los casos restantes”.

De acuerdo al informe la CEAV atendió a 52 personas víctimas de “comisión de delito de orden federal” a las que destinó en indemnizaciones por “comisión de delito por orden federal”, a las que se destinaron 12.5 millones en indemnizaciones, en tanto que a 19 víctimas de “violación a derechos humanos”, se les entregaron 12 millones de pesos.

En el apartado “Instrumentar una política de Estado en derechos humanos”, se señala que de enero a julio de 2015 el “Gabinete de Seguridad” recibió cuatro recomendaciones de la CNDH, tres menos que en el mismo periodo de 2014 y 10 menos que en 2013, en tanto que la recomendación 26/2001, referente a las víctimas de desaparición forzada en la guerra sucia, el informe de Peña asegura que de los más de 500 casos a que hace referencia la CNDH, el gobierno federal ha cubierto 96 indemnizaciones a familiares de desaparecidos y 54 permanecen en proceso.

En cuanto a las sentencias ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) el informe presidencial asegura que dicho tribunal declaró el cumplimiento delas mujeres indígenas abusadas sexualmente por el Ejército, Valentina Rosendo Cantú e Inés Fernández Ortega.

Sin mencionarse la palabra “desaparecidos” el texto menciona que en el tercer año de gobierno se brindó apoyo a “mil 397 familiares de personas extraviadas, sustraídas o ausentes” con la elaboración y difusión de “cédulas de identificación en todo el país”, además de que se ingresaron al Sistema CODIS (Combined DNA Index System9 7 mil perfiles genéticos, con lo que a julio de 2015 existen 25 mil 31 perfiles genéticos “que han permitido identificar a 431 personas que se encontraban en calidad de desconocidas”.

En cuanto a los delitos cometidos contra periodistas se informa que la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) inició 133 averiguaciones previas, ejerció 19 acciones penales y determinó el 35 casos el no ejercicio e la acción penal; 14 expedientes fueron acumulados y 49 se determinaron por incompetencia, en tanto que 117 se consideraron concluidos.

Y asegura que en el Mecanismo de Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas de la Segob se atendieron cien solicitudes de información, de las cuales 37 corresponden a defensores y el resto a periodistas; a 53 se les dio tratamiento ordinario y a 29 extraordinario, mientras que en 18 casos no hubo incorporación al mecanismo.

Proceso

Estas son las 10 medidas anunciadas por el presidente Peña “para enfrentar los desafíos”

El presidente Enrique Peña Nieto anunció 10 medidas para enfrentar los nuevos desafíos, las cuales “tienen objetivos claros: fortalecer el Estado de Derecho, impulsar el crecimiento económico y combatir la desigualad”.

Tras señalar que: “Lo que sigue ahora es transformar positivamente la vida diaria de millones de mexicanos”, el presidente Peña Nieto se comprometió a respaldar el deseo nacional “de ser mejores cada día; de no conformarnos con lo logrado, sino de aspirar a llegar más lejos”.

Las medidas anunciadas este miércoles 2 de septiembre son:

1.- Impulso de leyes indispensables para fortalecer el Estado de Derecho: El plan es trabajar con la LXIII Legislatura del Congreso con el objetivo de concretar nuevas leyes para combatir el delito, la corrupción y la impunidad, así como para proteger los Derechos Humanos.

2.- Acuerdo Nacional para la Justicia Cotidiana: Se busca crear un diálogo entre representantes de la sociedad civil, autoridades de los tres órdenes de gobierno y representantes de los Poderes Públicos, para concretar el pacto.

3.- Impulso al desarrollo de las regiones con mayor rezago, para combatir la pobreza y la desigualdad: Se enviará al Congreso de la Unión la Iniciativa de Ley Federal de Zonas Económicas Especiales, las cuales tendrán acceso a un marco regulatorio e incentivos especiales con el fin de elevar la productividad, crear más empleo y generar nuevas oportunidades productivas.

4.- Apoyo a las actividades productivas de la zonas rurales de mayor marginación: En el Proyecto de Presupuesto de Egresos para el próximo año, se propondrá la creación de un nuevo Programa de Apoyo a Pequeños Productores, que buscará fortalecer las capacidades productivas de agricultores, ganaderos y pescadores, en las zonas rurales más pobres de México.

5.- Renovación de infraestructura educativa: Se emitirán Bonos de Infraestructura Educativa en la Bolsa Mexicana de Valores. Este nuevo instrumento financiero podría canalizar a los planteles recursos adicionales del orden de 50 mil millones de pesos, de aquí a 2018. Sumado a los recursos presupuestados, significará la mayor inversión que haya hecho México para dignificar las escuelas públicas

6.- Fortalecimiento de la capacidad de niños y jóvenes de México para competir en el mundo cada vez más integrado: Incluye la creación de un Programa Nacional de Inglés para alumnos de educación básica.

7.- Impulso a la cultura de nuestro país: Se busca crear la Secretaría de Cultura. “Con esta decisión, el Gobierno de la República confirma que la cultura es una prioridad nacional para impulsar el bienestar y el desarrollo integral de los mexicanos”, afirmó el Titular del Ejecutivo.

8.- Estabilidad macroeconómica en beneficio de las familias mexicanas: En el Proyecto de Presupuesto de Egresos 2016 tendrán prioridad los programas de combate a la pobreza, de seguridad pública y de impulso al crecimiento económico, así como las inversiones en educación superior, ciencia y tecnología.

9.- Acelerar el desarrollo de la infraestructura nacional: Con el propósito de acelerar el desarrollo nacional, se crearán dos nuevos instrumentos financieros: FIBRA E y Certificados de Proyectos de Inversión, para detonar proyectos de infraestructura en diversos sectores, incluido el energético.

10.- Austeridad en el Presupuesto 2016: Las dependencias y entidades del Gobierno de la República disminuirán sus gastos administrativos y operativos, y aumentarán la inversión en el bienestar y el progreso de los mexicanos.

“Justamente éstas serán las prioridades que tendremos para la segunda mitad de esta Administración”, señaló el presidente Peña Nieto.

Animal Político

3er Informe de Gobierno

http://cdn.presidencia.gob.mx/tercerinforme/3_IG_2015_PDF_270815.pdf