“Ojalá en verdad Peña Nieto nos abra las puertas y no sea un discurso. Queremos decirle nuevamente que mintió a los padres, y mintió a México” – Felipe de la Cruz, vocero de los familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa

Ojalá el Presidente nos reciba, para decirle que nos mintió: padres de los 43

Felipe de la Cruz, vocero de los familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, exigió al presidente Enrique Peña Nieto que fije el día y la hora en que los recibirá en audiencia.

En presencia del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que les entregó una copia de su informe sobre los hechos ocurridos hace casi un año en Iguala, De la Cruz hizo votos por que ojalá en verdad Peña Nieto nos abra las puertas y no sea un discurso. Queremos decirle nuevamente que mintió a los padres, y mintió a México.

Padres y estudiantes recibieron ayer en las instalaciones de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa a los cinco integrantes del GIEI, Claudia Paz, Carlos Beristáin, Francisco Cox y Omar Gómez, a quienes invitaron a desayunar en el comedor del plantel. Posteriormente, en la explanada de la escuela, los expertos resumieron su informe.

Al intervenir en el acto, Felipe de la Cruz afirmó que a pesar de lo que diga Enrique Peña Nieto, de que tiene la disponibilidad de hablar con los padres de familia, nosotros estamos seguros que no es cierto.

Además desmintió que haya sido el gobierno el que invitó al grupo de la CIDH: si los expertos están en este lugar fue a petición y por la exigencia de los padres de familia, ya que nunca hemos confiado en las autoridades.

Destacó que exigirán que se investigue a todo el gabinete que hizo este teatro lleno de mentiras, entre ellas a (Tomás) Zerón de Lucio (director de la Agencia de Investigación Criminal), que insiste en decir que sí fueron quemados los jóvenes en el basurero de Cocula.

Agregó que los padres tienen mucho valor y dignidad para llegar a las últimas consecuencias: no vamos a descansar hasta encontrarlos. Hoy sabemos que están vivos, porque el hecho de Cocula no existió, y para nosotros esa es la verdad, por eso apoyamos lo dicho por los expertos de la CIDH, ya que tiene un sustento que nos da plena confianza. Agregó quesi van a hacer nuevos peritajes en el lugar, sabemos que es la artimaña para llevar más tiempo y prolongar esta agonía, este tormento sicológico.

En Acapulco, Walter Emanuel Añorve Rodríguez, integrante de la comisión política de la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación en Guerrero (Ceteg), afirmó que para nosotros los 43 normalistas están vivos hasta que se demuestre lo contrario; seguimos reclamando la presentación con vida, ese es un clamor que tenemos como pueblo.

Añorve Rodríguez reprochó la actuación de la autoridad federal en el caso de la desaparición de los normalistas, pues han intentado crear chivos expiatorios. Seguimos sosteniendo que fue el Estado el que se llevó a los muchachos; fueron policías municipales.

Que acepten recomendaciones

Familiares de los desaparecidos y estudiantes de Ayotzinapahicieron una llamado urgente al gobierno federal para que acepte las 20 recomendaciones presentadas por el grupo de expertos independientes.

En nombre de sus compañeros y de las madres y los padres de las víctimas, Omar García, uno de los sobrevivientes del ataque en septiembre pasado en Iguala, difundió un documento en la plataforma change.org.

Sólo hay una forma de saber el verdadero paradero de nuestros hijos, hermanos, amigos y compañeros: que acepten todas las recomendaciones que hizo el GIEI y permitan que los expertos se queden en México de manera indefinida para acompañar la investigación, indicaron.

Pidieron que miles de ciudadanos firmen esas demandas, a fin de orillar al gobierno federal a trabajar por la búsqueda de los desaparecidos.

Quienes suscriben el documento, titulado No más mentiras sobre Ayotzinapa; acepten todas las recomendaciones del GIEI, afirmaron que “el gobierno de Enrique Peña Nieto nos mintió sobre el paradero de nuestros compañeros.

“Nos dijeron que los habían matado e incinerado en el basurero de Cocula; nos dijeron que esa era laverdad histórica. Y ahora, después de que expertos independientes presentaron su informe, sabemos que nos mintieron”, concluyeron.

La Jornada