ONU: en encuentros previos a la Asamblea General, líderes regionales clamaron por un orden mundial más justo

Líderes de Latinoamérica y el Caribe abogaron por un mundo alejado de la pobreza, las inequidades y el deterioro ambiental, durante sus intervenciones en la cumbre sobre los objetivos de desarrollo sostenible post-2015.

En la segunda jornada del foro que agrupa a más de 140 jefes de Estado o de Gobierno, el presidente cubano, Raúl Castro, advirtió la víspera ante la plenaria de la Asamblea General de la ONU que la pobreza y las desigualdades sociales persisten en el planeta en niveles inaceptables, incluso en los países industrializados.

En ese sentido, el mandatario llamó a la adopción de compromisos tangibles en materia de ayuda al desarrollo y solucionar el problema de “la deuda ya pagada varias veces”.

Por su parte, el presidente de Bolivia, Evo Morales, culpó al capitalismo por los males que azotan al mundo, entre ellos la pobreza, las guerras y los daños al medio ambiente.

“Las políticas del sistema capitalista no resuelven los problemas de la vida y de la humanidad”, subrayó.

También la jefa de Estado de Chile, Michelle Bachelet, defendió un planeta más justo, que permita entregar una mejor calidad de vida a sus habitantes.

“Pero si no actuamos resueltamente (…), mañana seguramente no tendremos esa posibilidad”, acotó.

A su turno en la plenaria de la Asamblea General, el primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, instó a superar el subdesarrollo legado a los países del Sur por la esclavitud, el colonialismo y otras políticas imperiales.

De acuerdo con Gonsalves, los pequeños Estados insulares requieren de una atención especial de cara a los efectos del cambio climático, como la elevación del nivel del mar, un fenómeno causado fundamentalmente por las naciones ricas.

Similar reclamo ante la calificada de amenaza existencial realizaron otros líderes caribeños, entre ellos el primer ministro de Santa Lucía, Kenneth Anthony, quien alertó que no se puede continuar con las promesas incumplidas, en alusión a la falta de compromiso de muchos países industrializados con la ayuda a las naciones pobres.

En su discurso, el presidente peruano, Ollanta Humala, abogó por transformar el mundo durante los próximos 15 años, aspiración de la comunidad internacional reflejada en los 17 objetivos de desarrollo sostenible adoptados aquí en la cumbre, con la erradicación de la pobreza y el hambre, y la defensa ambiental como banderas.

Por su parte, el mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, consideró las nuevas metas de progreso humano condiciones necesarias para la construcción de la paz.

Al intervenir en el foro que concluye este domingo con la presencia de varios líderes latinoamericanos y caribeños, el jefe de Estado panameño, Juan Carlos Varela, resaltó la importancia de unificar ideas y acciones para lograr un futuro diferente.

Más allá de cualquier diferencia entre las naciones, los gobernantes están llamados a buscar la unidad de criterios y a colaborar para enfrentar los problemas comunes y globales que nos afectan, afirmó.

En sentido general, los representantes de la región destacaron los avances alcanzados con los objetivos del milenio (2000-2015), aunque los calificaron de insuficientes, por lo que pidieron voluntad política y compromiso para materializar las nuevas metas.

Prensa Latina

Presidente Correa califica como “vergonzosas” las políticas migratorias de los países ricos

Durante la Cumbre Post 2015 de las Naciones Unidas, el Presidente Rafael Correa criticó, en su intervención, las políticas migratorias de los países desarrollados, las mismas que fueron calificadas como “vergonzosas”.

“Para el Gobierno del Ecuador no existen seres humanos ilegales, y las Naciones Unidas deberían insistir sobre este punto. Las políticas migratorias de los países ricos realmente son vergonzosas”, manifestó el Jefe de Estado ante representantes de varios países que se dieron cita hoy en el salón principal de la ONU.

El Presidente Correa explicó que el Buen Vivir, que articuló Ecuador para alcanzar el desarrollo y una mejor calidad de vida, implica también que las libertades, oportunidades y potencialidades de los individuos se amplíen.

En ese escenario, criticó la paradoja de que, por un lado, se permita la libre circulación de mercancías y capitales en busca de la máxima rentabilidad, mientras que se penaliza la libre circulación de personas que se mueven en busca de trabajo digno. “Es sencillamente intolerable e insostenible desde un punto de vista ético”, manifestó el Mandatario.

En ese sentido, el Jefe de Estado expuso la necesidad de una agenda con enfoque de derechos, donde la movilidad humana no sea criminalizada. “La ausencia en la Agenda 2015 – 2030 de un objetivo directo sobre libre movilidad es una lamentable omisión”, manifestó el Presidente Correa. LI/El Ciudadano

El Ciudadano

Cristina Fernández de Kirchner: “Es necesario romper fronteras culturales que consideraron históricamente a la mujer un ser inferior al hombre”

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner exhortó desde las Naciones Unidas a “derrumbar tabúes y prejuicios” para terminar con la discriminación hacia las mujeres, durante un discurso pronunciado ante altos mandatarios en una reunión sobre igualdad de género realizada en el marco de la 70º Asamblea General del organismo con sede en Nueva York.

“Soñar con la igualdad de género en un país inequitativo, con grandes brecha sociales, es simplemente retórica o ilusión”, expresó la Presidenta durante una breve intervención en la Reunión de Líderes Mundiales sobre Igualdad de Género y Empoderamiento de la Mujer, realizada esta mañana en la sede del organismo bajo la conducción del presidente de China, Xi Jinping.

Cristina, antecedida por su par brasileña Dilma Rousseff, aprovechó los tres minutos de discurso brindados a cada mandatario para destacar las políticas de inclusión social desplegadas por su gobierno durante la última década, y remarcó la necesidad de terminar con la “discriminación cultural” contra las mujeres.

“Aún aquellas que ocupamos un alto grado en la primer magistratura del país, las criticas que recibimos no son críticas políticas sino criticas sexistas”, afirmó la jefa de Estado ante el aplauso de todos los presentes, entre quienes estaban la canciller alemana Ángela Merkel; el presidente de Francia, Francois Hollande; su par de México, Enrique Peña Nieto; y el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon.

“Quiero hacer un firme llamado a los corazones y a las mentes para derrumbar tabúes y prejuicios respecto de nosotras y que las críticas que recibamos sean exactamente del mismo tenor que las que reciben ustedes los hombres, que no tengan que ver con nuestro sexo”, subrayó.

Asimismo, instó a “romper fronteras estructurales que han considerado a la mujer durante siglos un ser inferior o menos inteligente que los hombres” y pidió promover políticas de género “destinadas a la cultura”.

“Que empoderar a la mujer no sea solamente una cuestión de obligación por firmar convenciones, sino que sea la profunda convicción en el corazón de los hombre y aún de las propias mujeres que muchas veces nos discriminamos entre nosotras”, agregó. “Esa debe ser la lucha y las mujeres debemos encararla con mayor fuerza”.

Sobre la situación en Argentina, la Presidenta destacó el “alto grado de igualdad” alcanzado a través de políticas como la Asignación Universal por Hijo, la asignación por embarazo y “la intensa promoción de la educación pública que junto a las de identidad de género y protección de la mujer, ha generado una fuerte reducción de la desigualdad”.

“Este proceso de inclusión –añadió- ha traído aparejado también una mayor oportunidad de igualdad para la mujer”. Y citó como ejemplos el alto grado de presencia femenina en la matrícula universitaria argentina, como así también una participación de las mujeres en el Parlamento que “supera a lo establecido por las leyes”.

Además, destacó haber sido “una presidenta reelecta”, en alusión a su segundo mandato como mujer al mando del poder Ejecutivo.

Una vez concluida su intervención, la jefa de Estado regresó al hotel Mandarin, ubicado frente al Central Park de Manhattan, en la zona conocida como Columbus Circle, donde se hospeda desde ayer por la mañana cuando arribó a esta ciudad procedente de Buenos Aires acompañada por el Canciller, Héctor Timerman; el secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Zannini; y el titular de la Agencia Federal de Inteligencia, Oscar Parrilli.

En Nueva York se unieron a la comitiva la embajadora argentina en Washington, Cecilia Nahón; la titular de la misión ante la ONU, Marita Perceval; y desde hoy a la mañana se incorporó el ministro de Economía y Finanzas, Axel Kicillof.

Al comienzo de su discurso Cristina agradeció a Xi Jinping la “decisión y voluntad” de haber respaldado la realización del encuentro, 20 años después de creada la Agenda de Beijing, que fijó ejes prioritarios para debatir la igualad de género en el marco de las Naciones Unidas.

“Nuestro reconocimiento y agradecimiento a su persona, sin cuya decisión y voluntad hubiera sido más que difícil realizar este encuentro de mujeres”.

Xi Jinping, en tanto, abrió la reunión con un llamado a “erradicar las formas de violencia, incluyendo la violencia doméstica”, y pidió a los mandatarios reunidos en Nueva York a “focalizarse en la igualdad de género”.

Télam

Maduro propone nuevo modelo económico

Durante su intervención en el Foro de Desarrollo Sostenible agenda post-2015, en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que se efectuó ayer en Nueva York, Estados Unidos, el presidente de la República, Nicolás Maduro, destacó que Venezuela puede presentar un balance satisfactorio y positivo ante la Asamblea General de la ONU.

Maduro resaltó que gracias a la Revolución Bolivariana se han logrado revertir las tendencias excluyentes de la cultura capitalista y se ha invertido 62% de la riqueza nacional en el desarrollo del pueblo venezolano y de las condiciones de igualdad para la superación de la pobreza y la miseria.

El jefe de Estado afirmó que la agenda para el desarrollo 2015-2030, que incluye 17 objetivos y 169 metas y fue aprobada ayer por los jefes de Estado y de Gobierno, es una agenda para borrar la desigualdad, que es la hija de todas las formas de dominación, de exclusión y de explotación.

Asimismo sostuvo que para avanzar y alcanzar los objetivos trazados, los Estados deben plantearse la construcción de otro modelo económico mundial y de relaciones de poder de los próximos 15 años.
A continuación el discurso íntegro del primer mandatario:

“Señor presidente, estimadas delegaciones de los distintos países hermanos del mundo.

Estamos siendo testigos de las señales de una nueva época en la humanidad. 70 años cumple el Sistema de Naciones Unidas, 70 años intentando curar las profundas heridas de la guerra más destructiva que la humanidad haya conocido. La Segunda Guerra Mundial dejó huellas físicas en millones de hombres y mujeres del planeta y huellas morales sumamente pronunciadas de la lucha contra el fascismo y el nazifascismo y sus distintas formas de desprecio a la esencia humana, a la esencia diversa de la cultura y de la civilización humana.

70 años hace que la humanidad comenzó a edificar un sistema para encontrarse y para trazar, como dijera el papa Francisco, hace apenas unas horas desde esta misma tribuna, para trazar la ruta en la construcción de una casa común, la casa común de la humanidad.

Estamos llegando al final de esta cumbre para fijar las metas comunes de nuestros países, de nuestros pueblos, de nuestros gobiernos en relación al desarrollo social como elemento central de esta cumbre de revisión de las metas del milenio y de definición de la agenda 2030, plan 2030.

Quiero reconocer y felicitar el trabajo de las delegaciones de todos los países durante meses para evaluar lo que fueron las metas 2000-2015 y para lograr integrar las propuestas de los distintos países, de los distintos gobiernos y de las distintas concepciones en lo que vamos a aprobar el día de hoy: la agenda 2030 para el desarrollo, decimos desde Venezuela para el desarrollo de un mundo de iguales, agenda 2030 para borrar las desigualdades que son la fuente, la desigualdad es la fuente y la madre de todas las miserias, de todas las pobrezas, de todas las culturas del descarte, como dijera el papa Francisco en su gira por Cuba y Estados Unidos.

La pobreza es la hija de la desigualdad impuesta por sistemas de dominación durante siglos que arroparon el planeta, que desgajaron y descuartizaron África durante siglos e impusieron el colonialismo y el esclavismo. La desigualdad es hija de todas las formas de dominación, exclusión y explotación que acabaron con las culturas aborígenes primigenias que hoy representa con gran orgullo para nosotros nuestro gran hermano Evo Morales Ayma en Nuestra América, la desigualdad es la madre de todas las miserias y todas las pobrezas.

Si queremos plantearnos grandes objetivos como nos estamos planteando, si queremos cumplir los grandes objetivos que nos planteamos hoy, 17 objetivos que han definido nuestras delegaciones y que hoy vamos a firmar, 169 metas para avanzar en los grandes temas de superación de la pobreza, de la educación inclusiva, pública, gratuita y de calidad, de la salud para todos, del derecho a la vivienda, del derecho al ambiente, del respeto a la Pachamama, del respeto a la tierra, si queremos avanzar en los grandes objetivos y metas que nos hemos trazado, sin lugar a dudas, tenemos que plantearnos la construcción de otro modelo económico, de otro modelo social, de otro modelo de relaciones de poder en el mundo de los próximos 15 años.

No hay otra forma. Lo decimos desde Venezuela, luego de haber transitado precisamente en estos 15 años, de las metas del milenio, uno de los procesos más hermosos, profundos e importantes de nuestra historia, luego de haber transitado junto a nuestros hermanos de América Latina y el Caribe un proceso de despertar, de reverdecer de la lucha, protagonizado por los pobres de ayer, por los olvidados, por los descamisados. Venezuela en estos 15 años, del año 2000 al año 2015, ha hecho una revolución económica, social, política, la Revolución Bolivariana inspirada en la causa fundamental originaria de nuestro Libertador Simón Bolívar, diseñada, dirigida, conducida por nuestro inolvidable Comandante Hugo Chávez Frías.

El primer paso fue recuperar nuestra independencia política, la capacidad de decisión sobre los asuntos nacionales, la capacidad de planificación de la inversión de las riquezas nacionales. El segundo paso fue recuperar nuestros recursos naturales y fundamentalmente recuperar la riqueza generada del petróleo venezolano, la nacionalización de nuestros recursos naturales, el manejo soberano de los recursos fundamentales generados en nuestra tierra, en este caso, el petróleo. El tercer paso fue restituir constitucionalmente los derechos fundamentales de nuestro pueblo negados durante décadas por sistemas de opresión internos que respondían a sistemas de sumisión externo a poderes mundiales, extraterritoriales de nuestra Patria.

Ese camino recorrido en nuestra experiencia, humildemente lo decimos en esta cumbre de las metas 2030, ese camino recorrido por nuestro pueblo que ha significado una profunda y verdadera revolución es lo que nos colocó en condiciones de empezar a establecer, a practicar y a construir un sistema de distribución de la riqueza y a restituir los elementos de la igualdad económica y social de acceso a la riqueza. Decía nuestro Comandante Hugo Chávez desde el inicio de la propia Revolución Bolivariana, “si queremos superar la pobreza démosle poder a los pobres”, démosle poder al pueblo” y cuando hablamos de poder, hablamos de poder nacional en primer lugar, cuando hablamos de poder hablamos del poder para el ciudadano, para los humildes, poder social, poder económico, poder ciudadano, empoderar a los pueblos para que sean los propios pueblos los que se encarguen de ser protagonistas de la construcción de su propia felicidad, de la superación de sus propias condiciones.

Hoy Venezuela puede presentar un balance satisfactorio, positivo frente a la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas, hoy Venezuela puede decir que la inmensa riqueza de nuestro país ha logrado distribuirse para la inversión en educación, vivienda, salud, derecho a la alimentación, derecho a la vida. Hemos logrado revertir las tendencias excluyentes de la cultura capitalista del descarte, parafraseando al papa Francisco, y de 33% de la inversión del ingreso nacional, de la riqueza nacional, hoy Venezuela ha logrado 62% de la inversión de la riqueza nacional en el desarrollo de nuestro pueblo, en el desarrollo de las condiciones de igualdad para la superación de la pobreza, para la superación de la miseria.

Índices muy importantes de avances en educación, salud, acceso al trabajo, remuneración del trabajo. Hemos logrado revertir las tendencias a la desregularización de las condiciones laborales de los trabajadores, a la generación de empleo precario para la sobreexplotación de los trabajadores, sobre todo de los trabajadores más jóvenes, el derecho al trabajo estable llamado en los documentos de la Organización de Naciones Unidas el derecho al trabajo decente, llamado por nosotros el derecho al trabajo justo e igualitario es un derecho fundamental si queremos pensar de pueblos protagonistas que puedan avanzar por encima de sus dificultades y superar las condiciones de pobreza y de miseria.

Nosotros hemos acogido plenamente, con entera satisfacción, los 17 objetivos que se están planteando para esta nueva etapa 2015-2030, 17 objetivos para erradicar la pobreza, poner fin al hambre, garantizar la salud, garantizar la educación de calidad, alcanzar la igualdad de los géneros, garantizar la disposición y gestión sostenible del agua, asegurar el acceso a energía de manera justa como hoy lo hacemos con un proyecto extraordinario de solidaridad, de inclusión, de hermandad como es el proyecto de Petrocaribe, que incluye 18 estados del Caribe en proyectos de trabajo conjunto, de acceso verdadero a la energía, que creo pudiera ser objeto de estudio en las comisiones que le van a dar seguimiento a este plan.

17 objetivos para fomentar el crecimiento económico, justo. Una transformación del modelo económico nos plantea el objetivo número ocho. Sin transformación del modelo económico injusto, de pensamiento único, de intento de imposición de condiciones políticas, sociales inaceptables para nuestro pueblo, que desde el Fondo Monetario Internacional, desde el Banco Mundial se le imponen a nuestros países, se hace inviable el desarrollo y el logro de estas anheladas, nobles, necesarias y justas metas que nos estamos proponiendo de 2015 a 2030. Solo una transformación profunda de los sistemas económicos, solo un cambio absoluto y total de los sistemas impuestos desde el pensamiento único neoliberal, que están representados en el Fondo Monetario Internacional y en el Banco Mundial, le dará viabilidad económica y sostenibilidad a las metas y a los objetivos que nos estamos planteando de superación de la pobreza y de desarrollo de la felicidad social universal.

En fin, ciudadano presidente, queridos hermanos, queridas hermanas de los gobiernos representados en la Organización de Naciones Unidas, 2030 es una meta que debe obligarnos a todos. Veníamos pensando, revisando la historia de estos 15 años, de estos 70 años del Sistema de Naciones Unidas, veníamos revisando los grandes retos y los grandes problemas que enfrenta la humanidad y 15 años hacia adelante nos plantean grandes retos para la consolidación de la paz mundial, para la consolidación de nuevas relaciones económicas justas, equitativas, igualitarias, inclusivas no excluyentes, para la construcción de modelos sociales y tecnológicos que les permitan a nuestros pueblos acceder a los derechos que hoy se le niegan a más de mil 200 millones de pobres que hay en el planeta. Grandes temas tiene que definir esta Organización de Naciones Unidas, si es cierto que para el desarrollo de estos objetivos sociales es necesario un nuevo modelo económico, es necesario abordar nuevos esquemas para la construcción de la igualdad también es cierto, y así lo creemos desde la República Bolivariana de Venezuela, la construcción de un sistema de garantías para la paz y la soberanía de nuestros pueblos.

Revísese la trágica historia que están viviendo los pueblos árabes, nuestros hermanos del África y nuestros hermanos de pueblos del Asia en la migración masiva más trágica y dolorosa, conocida por la humanidad en los 70 años de historia, que están en este momento padeciendo el Mediterráneo y Europa.

¿Cuál es la causa de esa migración masiva huyendo de la miseria y del dolor? La causa es una sola: las guerras injustas de agresión para intentar conquistar pueblos enteros. Revísese la historia de estos 15 años que han pasado de las metas del milenio y por qué en esa región del mundo se está viviendo una película de terror. Millones de hermanos musulmanes, árabes y del Medio Oriente buscando un hilo de paz, una luz de esperanza. La causa específica, concreta que ha impactado a estos pueblos hermanos de Afganistán, de Irak, de Libia y de Siria no es otra sino una: las guerras injustas, las guerras imperialistas, el intento de controlar al mundo desde un solo hegemón que pretende imponerse por encima de los pueblos.

Cesen los sistemas injustos, cesen las guerras imperialistas para que haya condiciones verdaderamente humanas de avanzar hacia los nobles objetivos que la humanidad a 70 años del Sistema de Naciones Unidas hemos logrado identificar, hemos logrado construir, si queremos tener, como dijera el papa Francisco a casa llena con el aplauso emocionado de todas las culturas y de todos los pueblos, si queremos tener en 2030 una casa común, y nosotros desde Venezuela soñamos y lucharemos a brazo partido para tenerla, pensemos en una casa común sin guerras imperialistas, sin guerras de destrucción, sin racismo, sin xenofobia, sin desprecio, sin desigualdad, pensemos en una causa común de pueblos que basen sus relaciones en el respeto al derecho internacional y pueblos que asuman la agenda 2030 como una gran agenda humana de construcción de la paz, de la felicidad y de la justicia universal.

Muchas gracias queridos hermanos, muchas gracias queridas hermanas, la República Bolivariana de Venezuela expresa su alegría y su adhesión al plan 2030. Muchas gracias”.

Ciudad Caracas

Discurso del General de Ejército de Cuba, Raúl Castro Ruz, en la Cumbre de Naciones Unidas sobre la Agenda de Desarrollo Posterior al 2015

Señor Presidente:

La inestabilidad en numerosas regiones tiene sus raíces en la situación de subdesarrollo en que viven dos tercios de la población mundial.

Los avances, 15 años después de adoptados los Objetivos de Desarrollo del Milenio, son insuficientes y desigualmente distribuidos. Persisten, e incluso se agravan en muchos casos, niveles inaceptables de pobreza y desigualdad social, incluso en las propias naciones industrializadas. La brecha entre el Norte y el Sur y la polarización de la riqueza se incrementan.

Constatamos que estamos aún muy lejos de contar con una verdadera asociación mundial para el desarrollo.

No menos de 2 700 millones de personas en el mundo viven en la pobreza. La tasa global de mortalidad infantil en menores de cinco años sigue siendo varias veces la de los países desarrollados. La mortalidad materna en las regiones en desarrollo es catorce veces más alta que en aquellos.

En medio de la actual crisis económica y financiera, los acaudalados y las compañías transnacionales se hacen cada vez más ricos, y aumentan dramáticamente los pobres, los desempleados y las personas sin casa debido a crueles políticas llamadas «de austeridad». Oleadas de inmigrantes desesperados arriban a Europa huyendo de la miseria y de los conflictos que otros desataron.
Los medios para implementar la Agenda, sin compromisos medibles ni calendarios, no son proporcionales al alcance de sus 17 objetivos de desarrollo sostenible.

Si queremos un mundo habitable, de paz y concordia entre las naciones, de democracia, justicia social, dignidad y respeto a los derechos humanos de todos, tendríamos que adoptar cuanto antes compromisos tangibles en materia de ayuda al desarrollo y solucionar el problema de la deuda ya pagada varias veces. Habría que construir otra arquitectura financiera internacional, eliminar el monopolio tecnológico y del conocimiento, y cambiar el orden económico internacional vigente.

Los países industrializados debieran aceptar su deuda histórica y ejercer el principio de «responsabilidades comunes pero diferenciadas». No puede esgrimirse como pretexto la falta de recursos cuando se invierten 1,7 millones de millones de dólares anuales en gastos militares, sin cuya reducción no serán posibles el desarrollo ni una paz estable y duradera.

Sr. Presidente:

El restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, la apertura de embajadas y los cambios que el presidente Barack Obama ha declarado en la política hacia nuestro país constituyen un importante avance, que ha concitado el más amplio apoyo de la comunidad internacional.

Sin embargo, persiste el bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba, por más de medio siglo, el cual causa daños y privaciones al pueblo cubano, es el principal obstáculo para el desarrollo económico de nuestro país, afecta a otras naciones por su alcance extraterritorial y continúa perjudicando los intereses de los ciudadanos y las compañías estadounidenses. Esta política es rechazada por 188 Estados miembros de las Naciones Unidas que demandan ponerle fin.

Pese a todo, Cuba cumplió los Objetivos de Desarrollo del Milenio y brindó su cooperación a otros países en desarrollo en varios sectores, lo que continuaremos haciendo en la medida de nuestras modestas posibilidades.

No renunciaremos jamás a la dignidad, a la solidaridad humana y a la justicia social, que son convicciones profundas de nuestra sociedad socialista.

Muchas gracias

Juventud Rebelde

Dilma fija meta ambiciosa de reducción de gases de efecto estufa

La presidenta Dilma Rousseff anunció el domingo en la Conferencia de las Naciones Unidas para la Agenda de Desarrollo Pos-2015 que Brasil tiene como meta reducir en 43 por ciento la emisión de gases de efecto estufa hasta el 2030, utilizando como año base el 2005.

“Será de 37 por ciento hasta el 2025 la contribución de Brasil a la reducción de emisión de gases de efecto estufa y para el 2030 nuestra ambición es de una reducción de 43 por ciento”, dijo la mandataria en la sede de la ONU, en Nueva York.

La jefa de Estado se refirió también a metas del país sobre deforestación y reforestación de áreas degradadas. En ese sentido, expresó, Brasil terminará con la deforestación ilegal hasta el 2020, al tiempo que prevé recuperar 12 millones de hectáreas de bosques y 15 millones de hectáreas de pastoreo degradadas.

La reunión sobre desarrollo sustentable de la ONU es una preparación para la Conferencia del Clima (COP21), que tendrá lugar en diciembre en Francia.

El lunes la presidenta de Brasil hablará en la apertura de la Asamblea General de la ONU.

Brasil 247

Solís llama a líderes de la ONU a incluir mujeres en agenda de desarrollo

“Nos comprometemos a que las niñas y las mujeres tengan igualdad de acceso a una educación inclusiva, equitativa y de calidad, a los recursos económicos y a la participación política (…) y toma de decisiones en todos los niveles”, dijo este domingo Luis Guillermo Solís ante los líderes presentes en la Cumbre de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible.

De esta forma, el presidente Solís señaló la posición de Costa Rica en cuanto al papel de las mujeres en la formulación de metas de la denominada Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que se discute en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, Estados Unidos.

En la cita global, que forma parte del 70.° periodo de reuniones de la Asamblea General de Naciones Unidas, el Gobierno de Costa Rica puso su acento en la inclusión de las mujeres en el desarrollo económico y cultural de todas las naciones.

El discurso de Solís, ofrecido en el pleno del salón de sesiones de la ONU, frente a mandatarios de todo el mundo, recalcó el papel de Costa Rica en la inclusión de las mujeres en las políticas de desarrollo y puestos de poder.

“La lucha por la equidad en Costa Rica data desde principios del siglo XIX. En 1847 ese sueño empezó a transformarse en realidad cuando se equiparó el derecho de las niñas al de los niños de acceder al sistema educativo en forma gratuita. En 1950, una mujer ejerció por primera vez el voto, y mi predecesora, Laura Chinchilla Miranda, fue la primera presidenta de Costa Rica”, dijo Solís.

Posición país. El discurso de Solís caminó de la mano de la posición del país en la ONU, donde la delegación costarricense aboga por un cambio en el sistema de elección de la Secretaría General.

“Costa Rica encabeza los esfuerzos para que la próxima Secretaría General de la Organización de Naciones Unidas sea ocupada por una mujer”, agregó.

La iniciativa se empezó a revelar por medio del embajador de Costa Rica ante la ONU, Juan Carlos Mendoza, en abril pasado.

La cumbre de las Naciones Unidas dedicada a la aprobación de la Agenda para el Desarrollo después de 2015 y su proceso de negociaciones concluyó este domingo, como una de las actividades principales de las sesiones de la Asamblea anual, organizada por Naciones Unidas.

En ella, Solís también abordó otros elementos que forman parte de los acuerdos suscritos por los mandatarios y sus comitivas como parte de la Agenda para el Desarrollo, como el ataque a la pobreza, donde se solicitó un cambio a la forma en la cual se calcula el índice de desarrollo.

“Costa Rica hace un llamado a que iniciemos la elaboración de un índice de medición del desarrollo que reconozca la naturaleza multidimensional de la pobreza y que incluya criterios que vayan más allá del ingreso per cápita”, afirmó.

Asimismo, destacó la importancia de acuerdos relacionados con energías limpias y el cambio climático, las herramientas de desarrollo global y el desarme.

El presidente Solís tiene previsto hablar ante la Asamblea General de las Naciones Unidas el próximo miércoles.

Nación

El presidente de El Salvador, Salvador Sánchez, insta en Cumbre nuevo modelo de cooperación externa

El presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, pidió ayer en la Cumbre del Desarrollo Sostenible un “nuevo modelo de cooperación internacional” en el que “los países en desarrollo estén debidamente representados”.

Sánchez Cerén consideró “imperativo” que estos países estén presentes “en el proceso de revisión de la estructura del sistema financiero, por lo que se debe aumentar su participación a la hora de decidir y establecer normas internacionales y en la toma de decisiones”, aseguró.

También señaló la necesidad “de ampliar la cooperación sur-sur” y definió esta tarea como “una misión integral y plural en función del logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)”.

El mandatario señaló progresos en educación y sanidad pública, género, seguridad ciudadana y política medioambiental desde que ocupó el poder, a pesar de las dificultades “ambientales y económicas”, como la depresión tropical Doce-E, que causó daños equivalentes al 4 % del PIB del país.

Recordó que esta cumbre “ocurre en un año especial: el año de la beatificación de nuestro arzobispo mártir Óscar Arnulfo Romero”, quien “trabajó y ofrendó su vida por los ideales de justicia y dignidad humana que hoy nos proponemos”.

El presidente asistirá a una reunión sobre el “Plan Alianza para la Prosperidad en el Triángulo Norte”.

El lunes 28 de septiembre iniciará el debate de la 70a. Asamblea General de las Naciones Unidas, en la cual se espera la participación de El Salvador el sábado 3 de octubre. “Por cuestión de agenda, el presidente tuvo a bien designarme para representarlo en ese debate”, indicó hace unos días el canciller Martínez.

ADOPTA AGENDA

El Salvador adoptó la Agenda de Desarrollo Sostenible 2015-2030, propuesta y aprobada por los países miembros de las Naciones Unidas, durante la Cumbre de Desarrollo Sostenible que inició ayer en Nueva York y en la que el presidente salvadoreño ofreció un mensaje. “Por primera vez el documento que adoptaremos fue construido con aportes de los países y participación activa de la sociedad”.

El Mundo

Elogia EPN que la Agenda 2030 incluya la equidad de género

Al participar en la 70 Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), el presidente Enrique Peña Nieto celebró la incorporación de la perspectiva de género como eje rector de la Agenda 2030 para impulsar el desarrollo sostenible. Ofreció el respaldo de México al cumplimiento del documento. Se trata de un acuerdo histórico para la humanidad, en favor de la inclusión social, la prosperidad compartida, la protección ambiental, el respeto a los derechos humanos y la paz universal.

En el contexto de la inauguración de la Cumbre sobre la Equidad de Género, Peña Nieto aseguró que México impulsará estas acciones mediante tres medidas sustanciales, entre las que destacó elevar a nivel ministerial la coordinación del Sistema Nacional de Igualdad entre Mujeres y Hombres. Asimismo destacó que la perspectiva de género está contemplada como un eje transversal en el Plan Nacional de Desarrollo y subrayó que en esta administración se impulsaron medidas para obligar a los partidos a postular paritariamente a candidatos, lo que permitió que la Cámara de Diputados tenga ya 42 por ciento de mujeres.

El mandatario mexicano subrayó la importancia de alcanzar los 17 objetivos y 169 metas de carácter integrado e indivisible que abarcan las esferas económica, social y ambiental.

Está claro, dijo Peña Nieto, que el cumplimiento de esta agenda pretende conformar una alianza global, seria y de largo aliento, sustentada en los valores y las aspiraciones que dieron origen a la ONU.

Como parte de sus actividades en Nueva York, el Presidente mexicano sostuvo un encuentro bilateral con el secretario una reunión con el secretario general del organismo multilateral, Ban Ki-moon, con quien dialogó en torno a diversos temas de trascendencia global. El encuentro tuvo como objetivo fortalecer la relación entre México y la ONU, que este año celebra su 70 aniversario.

Durante su discurso, el mandatario mexicano sintetizó los objetivos centrales de la agenda multilateral, entre los cuales destacó que iniciativas de México fueron integradas en el documento, como es el caso de la inclusión social y económica como ejes rectores de los nuevos objetivos de desarrollo sostenible.

Peña Nieto dijo que en las definiciones de la agenda se adopta un concepto más amplio de la pobreza, a partir de un enfoque multidimensional que, a la par de considerar el ingreso de las personas, también toma en cuenta su acceso efectivo a derechos elementales, como la alimentación, educación, salud, seguridad social y servicios básicos en la vivienda.

Más adelante, el Presidente ponderó la importancia de considerar la equidad de género y el empoderamiento de las mujeres como factores transversales del desarrollo y el reconocimiento de los derecho de los migrantes por contribución al desarrollo de los países de origen y destino.

Por otro lado, durante el encuentro con Ban Ki-moon, efectuado en seguimiento al encuentro que sostuvieron en 2014, Peña Nieto ratificó el respaldo de su gobierno con los esfuerzos del organismo en la búsqueda de la paz y la seguridad internacionales.

Agradeció el apoyo de la comunidad internacional desde que anunció la incorporación mexicana en las Operaciones de Mantenimiento de la Paz. Asimismo, comunicó personalmente el beneplácito mexicano por la adopción del documento de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

En este contexto, el Presidente mexicano también consideró relevante que se impulse la realización de una Sesión Especial de la Asamblea General de la ONU sobre drogas en 2016. Peña le expuso la importancia de encontrar nuevas estrategias que coloquen en el centro del problema el bienestar del individuo, para hacer frente a estas nuevas realidades a escala mundial.

La Jornada

Varela se compromete a cumplir con los objetivos de desarrollo sostenible

El presidente, Juan Carlos Varela, ratificó el compromiso de Panamá con la nueva agenda de desarrollo humano, vigente por los próximos 15 años, adoptada por la Cumbre de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) celebrada en la sede de Naciones Unidas, en Nueva York.
Varela, que fue orador de la Cumbre en la sesión de hoy, señaló que el uso “eficiente” y “transparente” de los fondos públicos y recursos del Estado es clave para cumplir con los 17 objetivos trazados en la agenda de desarrollo humano.

“Hemos asumido los Objetivos de Desarrollo Sostenible como una pauta oficial de nuestro gobierno, asegurando los recursos para su efectivo cumplimiento”, señaló.

Enfatizó que en su gobierno se ha fortalecido y ampliado la cobertura de programas sociales, los que actualmente –según sus cálculos- benefician al 20% de la población.

También remarcó que ha destinado el 30% del presupuesto total de inversión pública 2015-2019 a cumplir con el objetivo de acceso al agua potable y sanidad básica para toda la población.

Igualmente, habló de la recuperación del 50% de los bosques deforestados en los próximos 20 años. Otra meta planteada es remplazar los asentamientos informales por viviendas “dignas”, a través del programa denominado “ Techos de esperanza”.

Varela permanecerá en Nueva York donde sostendrá reuniones bilaterales y el miércoles hablará ante la Asamblea General de Naciones Unidas.

Prensa

Presidente Medina dice ante la ONU pobreza extrema en RD ha bajado a un 5.8%

El presidente Danilo Medina dijo este sábado en la Cumbre de la ONU para la Adopción de la Agenda de Desarrollo Post 2015, que en su gestión de gobierno, se ha logrado reducir la pobreza extrema a más de la mitad.

Durante su discurso transmitido en vivo a través de varios canales locales y  por la página web de la Presidencia de la República, el mandatario resaltó que la pobreza  ha bajado de un 16.6% a un 5.8%.

Además, dijo que cumpliendo con los Objetivos del Milenio (ODM), “también alcanzamos con holgura la meta de desnutrición, que pasó de 34.4% a 12% y la meta establecida de paridad de género en cada uno de los niveles de enseñanza.

Debido a cambios ocurridos en agenda Cumbre Desarrollo Sostenible, la intervención del presidente de la República Dominicana tuvo que ser movida de horario.

A continuación el discurso completo del presidente Danilo Medina ante la ONU:

Discurso del Excelentísimo Señor Presidente de la República Dominicana,Lic. Danilo Medina en el Acto ONU- Objetivos de Desarrollo Sostenible.

26 Septiembre 2015

Excelentísimo Señor, Yoweri Museveni

Presidente de la República de Uganda;

Excelentísimo Señor,Lars Løkke Rasmussen

Primer Ministro de Dinamarca;

Excelentísimo Señor, Ban Ki-Moon

Secretario General de la ONU;

Señores Jefes de Estado y de Gobiernos; Señores Ministros y demás Jefes de Delegaciones;

Señoras y señores;

Es un honor estar aquí representando al pueblo y al gobierno de la República Dominicana en un encuentro que, para nuestro país, es de la mayor importancia. La agenda de desarrollo 2030, con su adopción de Metas de Desarrollo Sostenible, es a la vez un documento inspirador y una detallada hoja de ruta para la solución de los desafíos más importantes que enfrenta la humanidad.

La lucha contra la pobreza, contra la desigualdad, contra el cambio climático, fenómenos todos ellos relacionados entre sí y que afectan la vida de miles de millones de hombres y mujeres. Estos problemas son ya parte de nuestra agenda de país y abrazamos con entusiasmo su adopción a escala mundial.

Celebramos esta apuesta, que compartimos, por hacer valer el desarrollo sostenible y la visión de largo plazo. Esa que a veces se ve amenazada por el oportunismo y la prisa que impone una sociedad cada vez más conectada. De hecho, los ODM fueron una fuente de inspiración que nos ayudó a formular nuestra propia Estrategia Nacional de Desarrollo 2030.

Nos llevó a focalizar esfuerzos, a consolidar la práctica de rendir cuentas, a enfrentar desafíos y debilidades, pero, sobre todo, nos enseñó el poder de la unión de propósitos, voluntades y acciones. Y nos guió en la estrategia que es la hoja de ruta para convertir la República Dominicana en una sociedad económica, social y ambientalmente sostenible, con un Estado social, democrático y de derecho.

En la presente gestión iniciamos una cruzada para mejorar las oportunidades y capacidades de la población, así como sus condiciones de vida. Lo hemos hecho mediante la protección a la primera infancia, de 0 a 5 años y con avances en la educación, como la puesta en marcha de la tanda extendida, la ampliación sin precedentes de las infraestructuras escolares y la mejora de la calidad de la enseñanza. Pero también lo estamos haciendo reduciendo las desigualdades en nuestro aparato productivo, apoyando a los productores agropecuarios y a las pymes, mejorando la inclusión financiera, la capacitación y el acceso a las tecnologías.

Logramos alcanzar metas emblemáticas de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, entre ellas, reducir a más de la mitad la pobreza extrema, que ha pasado del 16.6% al 5.8%.

También alcanzamos con holgura la meta de desnutrición, que pasó de 34.4% a12% y la meta establecida de paridad de género en cada uno de los niveles de enseñanza. Sin embargo, somos conscientes de que nuestro deber es seguir trabajando en metas en las que aún debemos mejorando y que, sin duda, son ya parte de nuestra más alta prioridad.

Nos alegra mucho, por tanto, el paralelismo que hay entre nuestra Estrategia Nacional de Desarrollo y estos renovados Objetivos de Desarrollo Sostenible2030. Será muy positivo, además, que la adopción de estos objetivos nos provea de un sistema de evaluación estandarizado con el cual comparar unas experiencias con otras.

En adelante, orientaremos los mayores esfuerzos para hacer realidad la nueva visión plasmada en los 17 objetivos de desarrollo sostenible. Y declaramos el compromiso de adaptarlos y asimilarlos en la propia Estrategia Nacional y en los instrumentos del sistema de gestión pública.

Nos alegra, igualmente, ver hasta qué punto su santidad el Papa Francisco se ha convertido en uno de los principales voceros de esta causa del desarrollo sostenible; que es la causa de los pobres y es la causa de las generaciones futuras.

Su encíclica Alabado Seas, ha llegado justo en el momento adecuado. Pues no solo retoma los argumentos científicos del debate climático, sino que va más allá, y recupera la plena dimensión moral del desarrollo sostenible.

A los dominicanos, que vivimos en una pequeña isla donde aún mucha gentesufre la pobreza y estamos, además, amenazados por el cambio climático, esta dimensión se nos aparece como una realidad cotidiana. Pero, precisamente por eso, en la República Dominicana somos conscientes de que la pobreza y la desigualdad no son fatalidades inevitables del destino, sino desafíos para los que podemos y debemos prepararnos y que debemos enfrentar, con responsabilidad y eficiencia. Estamos, por tanto, plenamente comprometidos con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Y esperamos encontrar juntos la voluntad para, como pide su santidad el Papa Francisco: Escapar del pecado de la indiferencia, amar el bien común, promover a losdébiles, y cuidar este mundo que habitamos

Muchas gracias.

El Caribe