Paraguay: choferes de colectivo cumplen dos meses crucificados en reclamos de mejoras laborales

Choferes que fueron despedidos de la Línea 49 por querer conformar un sindicato se encuentran crucificados hace 63 días sin obtener respuesta a sus reclamos. Tras permanecer casi un mes frente a la sede de la empresa La Limpeña, en la ciudad de Limpio, hacia fines del mes de julio se instalaron frente a la sede del Ministerio del Trabajo, Empleo y Seguridad Social (MTESS) en el centro de Asunción exigiendo la reposición de 51 trabajadores que fueron despedidos tras formar un sindicato.

Además de los 23 trabajadores que se encuentran crucificados, otros cuatro se atravesaron la boca con clavos y esta semana además declararon una huelga de hambre. A ello se suma el proceso contra 11 sindicalistas por supuesta “perturbación de la paz pública” tras una manifestación realizada frente a la parada de la firma en la ciudad de Limpio.

Los trabajadores conformaron el sindicato para exigir las ocho horas de trabajo, salario mensualizado, vacaciones y seguro social. Denuncian que actualmente los trabajadores tienen jornadas de 16 a 17 horas, un hecho que fue admitido por el propietario, el diputado liberal Celso Maldonado, quien señaló que paga por redondos, es decir por la cantidad de viajes realizados, por lo que a los choferes “les conviene” y trabajan largas horas “porque quieren”.

En tanto, el titular del MTESS, Guillermo Sosa, se ha limitado a decir que la patronal tiene el derecho de despedir a los trabajadores cuando así lo desea y condenó además la medida de los choferes, que según afirmó apelan al “chantaje” social para imponer sus reclamos.

El pasado 26 de agosto, las centrales sindicales realizaron una marcha en apoyo a los trabajadores crucificados y que fue violentamente reprimida por la policía. Unos 40 manifestantes fueron atendidos en centros asistenciales por heridas de balines de goma y rotura de costillas y clavícula por los golpes de cachiporra, ingresando incluso a las carpas a reprimir a los trabajadores que se encuentran crucificados.