Paraguay: radios comunitarias se suman a las quejas por nueva adquisición de medios por parte del presidente Cartes

La organización Voces Paraguay, que aglutina a radios comunitarias de varias zonas del país, emitió un pronunciamiento en que expresa su preocupación por la nueva adquisición de un conglomerado de medios de parte del grupo empresarial del presidente Horacio Cartes.

Tras la compra del Grupo Nación de Comunicaciones (diarios Crónica y La Nación, radios 970 AM y Montecarlo) y el Multimedia (diarios Popular, Hoy Digital y radio online Laser Stream), la semana pasada se dio a conocer que el Grupo Cartes adquirió la mayor parte del paquete accionario del holding Hei Network, donde están tres canales musicales (Hei Música, Vint y Tropicalia, de los cuales los dos serán lanzados próximamente), de acuerdo a los reportes periodísticos.

El comunicado advierte sobre varios hechos que pueden ser considerados como represivos y coercitivos de la libertad de expresión, y que se manifiesta con mayor dureza en los departamentos más empobrecidos como Concepción, San Pedro y Canindeyú.

Expresa que a la confiscación de equipamientos de las radios comunitarias “Tape Pyahu”, de Alfonso Kue, Horqueta, y “Ka’avy Ñe’ê” de Arroyito, en el departamento de Concepción, sucedido hace poco tiempo, ahora se suma lo ocurrido la semana pasada con dos radios comunitarias del departamento de Canindeyú.

“La totalidad de los equipamientos de las radios comunitarias “Mandu’arâ”, de Yasy Kañy, perteneciente a la Organización campesina de desarrollo rural del asentamiento Mandu’árâ (ODRAN) y “ Ko’eju”, de Araujo Kue, Curuguaty, perteneciente al Movimiento Campesino Paraguayo (MCP), fueron secuestrados por funcionarios de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) y oficiales de justicia en la tarde del miércoles 9 de setiembre”, señala el documento.

También menciona los ataques contra el derecho a la sostenibilidad económica al que es sometido actualmente la Radio Comunitaria de Villarrica, Paz y Bien, cuyo director recibió una notificación de Conatel exigiendo el pago de una multa de 5.472.000 guaraníes porque supuestamente “cometió un delito” al pasar al aire los nombres de unos pequeños comercios de la zona agradeciendo el apoyo para la sostenibilidad de la radio.

La organización llama a toda la ciudadanía a estar vigilantes respecto a lo que ya da claras muestras de constituirse en un proyecto dictatorial y totalitario, ratificando además que no se puede vivir en una verdadera democracia sin un respeto irrestricto a la libertad de expresión y pensamiento.

E’a