Parlatino intensifica sus acciones contra el cambio climático

El Parlatino emitió en Panamá una declaración tras reuniones conjuntas entre la Comisión de Medio Ambiente y Turismo y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) de cara a la COP 21, que destaca la importancia que tiene para el mundo la preservación de las riquezas ambientales.

En ese sentido, el Parlatino y el PNUMA trabajan conjuntamente para el desarrollo de una legislación sobre cambio climático en los países latinoamericanos, por lo que el organismo parlamentario cumple un rol fundamental sirviendo de plataforma para avanzar en materia legislativa regional.

La declaración promulgada en la Sede Permanente del Parlatino en Panamá destaca acciones necesarias para conservar las riquezas naturales y proteger la Madre Tierra.

El Parlatino también promueve el mejoramiento del marco legal y la estructura institucional de los países de América Latina y el Caribe para enfrentar las acciones contra el cambio climático, previendo incentivos para aquellos países, industrias o personas que han adoptado un modelo de desarrollo limpio y sostenible y sanciones para quienes atenten contra los recursos naturales.

Otra de las acciones tiene que ver con la voluntad de fortalecer los sistemas educativos nacionales como “piedras angulares” en el fomento de una nueva ética del cuidado de la Madre Tierra y contribuya con la lucha contra los efectos del cambio climático, desarrollando modelos educativos que incluyan transversalmente las nociones del desarrollo sostenible, solidaridad intergeneracional, ambiente y recursos humanos.

Además, los parlamentarios latinoamericanos impulsan la creación de un Observatorio Parlatino de Cambio Climático con el fin de armonizar las normas supranacionales y nacionales, así como informar y evaluar los resultados en forma clara y metódica.

Derechos de la Madre Tierra
Una iniciativa de gran importancia para la conservación de la naturaleza es el proyecto de Declaración Universal de los Derechos de la Madre Tierra promulgado por la Comisión de Medio Ambiente del Parlatino en junio del 2010.

Con esta norma se promueve prácticas de respeto a la Madre Tierra y se establecen medidas de precaución y restricción para prevenir actividades humanas que conduzcan a la extinción de especies, la destrucción de los ecos sistemas o alternación de los ciclos ecológicos.

De igual forma, se empodera a los seres humanos y a las instituciones para defender los derechos de la Madre Tierra y todos los seres que la componen.

TNV