Declaran estado de emergencia tras los cuatro asesinados en protesta contra minera

El Poder Ejecutivo declaró el estado de emergencia por 30 días en las provincias de Cotabambas, Grau, Andahuaylas y Chincheros (departamento de Apurímac), así como en las provincias de Chumbivilcas y Espinar (departamento de Cusco) para restablecer el orden interno y procurar la defensa de los derechos de los ciudadanos, esto tras la protesta contra el proyecto minero Las Bambas, que dejó 3 muertos hasta el momento.

Según un decreto supremo publicado en el diario oficial El Peruano, la Policía Nacional mantendrá el control del orden interno con el apoyo de las Fuerzas Armadas en las mencionadas provincias.

Durante el estado de emergencia en Las Bambas quedan suspendidos los derechos constitucionales relativos a la libertad y seguridad personales, la inviolabilidad de domicilio y la libertad de reunión y de tránsito en el territorio, comprendidos en los incisos 9, 11, 12 y 24, apartado f del artículo 2 de la Constitución Política del Perú.

El decreto supremo lleva la rúbrica del presidente Ollanta Humala Tasso, y está refrendado por el titular de la PCM, Pedro Cateriano; así como por los ministros de Defensa, Jakke Valakivi Álvarez; del Interior, José Luis Pérez Guadalupe; y de Justicia, Gustavo Adrianzén Olaya.

Perú 21

 

Todo lo que debes saber sobre el conflicto en Las Bambas

El Ejecutivo declaró el estado de emergencia en varias provincias de varias regiones de Apurímac y Cusco a raíz de las protestas en contra del proyecto minero Las Bambas, que ya han dejado un saldo de tres fallecidos y varios heridos. A continuación LaRepublica.pe explica las claves para entender este conflicto social.

1. Antecedentes

Corría el año 2004 cuando la empresa Xstrata Copper obtuvo la licencia para explorar Las Bambas. Este proceso concluyó en el 2008 luego de que la empresa perforara un total de 306 908 metros acumulados.
En el 2010 se realiza la primera audiencia pública del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) en Challhuahuacho, provincia de Cotabambas, en Apurimac. Asimismo se suscribe el contrato de transferencia de la titularidad de las concesiones mineras con el Estado con una inversión estimada en 5 mil millones de dólares. Al año siguiente (2011) el Estado aprobó el EIA con lo que se inicia el proceso de construcción de la inversión planeada.
Si bien hasta entonces la relación de las comunidades con el proyecto había tenido algunos altibajos, el trato era predominantemente positivo. Pero todo cambió cuando en mayo del 2013 las empresas Glencore (australiana) y Xstrata (china) se fusionaron. Debido a las leyes antimonopolio de China, Xstrata se vio obligada a vender el proyecto de cobre.
Así, en abril del 2014, Las Bambas fue comprado por un consorcio conformado por las empresas MMG Limited (62,5 %), una subsidiaria propiedad de Guoxin International Investment Co. Ltd (22,5 %) y CITIC Metal Co. Ltd (15 %). A diciembre de este año, el avance del proyecto se encontraba en el 80%, pero la situación dio un giro.

2. ¿Qué piden los opositores al proyecto?

Con la compra del megaproyecto minero también hubo modificaciones en este lo que provocó el rechazo de varias comunidades campesinas y organizaciones de las zonas de impacto en la región de Apurimac.
Entre estos cambios se encuentran: la no construcción del mineroducto (que pone en riesgo las zonas aledañas por el transporte del mineral); la construcción de una planta de molibdeno en Fuerabamba (que podría afectar al río Challhuahuacho) y la construcción de otra planta de filtros en el lugar.
Los manifestantes piden que estan plantas sean retiradas y que el proyecto sea puesto a consulta previa, aduciendo los cambios en el Estudio de Impacto Ambiental (EIA).
Por otra parte, las comunidades de los distritos de Grau, Challhuahuacho, Mara y Ccapacmarca, piden ser incluidos en la zona de influencia del proyecto debido a que se ubican en la Línea de Transmisión Eléctrica y la Vía de Transporte de Carga Pesada.

3. La respuesta del gobierno

Tras lamentar la violencia que se dio en las protestas, el presidente Ollanta Humala  decretó estado de emergencia en varios distritos de las regiones de Apurímac y Cusco. Mientras que el presidente del Frente de Defensa de los Intereses del distrito de Tambobamba-Cotabambas, Ronald Bello Abarca, explicó que desde hace varios meses vienen pidiendo el diálogo con el gobierno, el ministro del Interior, José Luis Pérez Guadalupe, minimizó la existencia de dicho frente en un programa de televisión.
Por su parte, el Ministerio de Energía y Minas emitió un comunicado en el que asegura que la empresa presentó en el 2013 un Informe Técnico Sustentatorio (ITS) sobre “la incorporación de la planta de molibdeno y de filtrado” con el que se concluyó que no tendrá un impacto ambiental significativo en la zona.
Asimismo asegura que no se ejecutaron los talleres de participación ciudadana porque en el caso de los ITS, esta información solo se difunde a “las autoridades locales y provinciales correspondientes”.
El gobierno no puede alegar que no sabía de las preocupaciones de la población por los cambios en el proyecto porque el gobernador regional de Apurímac, Wilber Venegas, lo informó en su momento al Ministerio de Energía y Minas pero le respondieron que estas modificaciones “no eran sustanciales y estaban de acuerdo a ley”.

4. La importancia del proyecto Las Bambas

Con reservas minerales de 6.9 millones de toneladas de cobre y recursos minerales por 10.5 millones de toneladas métricas de cobre, Las Bambas es el proyecto minero más grande del país y cuenta con una inversión de 10 000 millones de dólares.
Para el Ministerio de Economía y el Banco Central de Reserva la economía peruana depende, entre otros factores, de este tipo de proyectos comiencen a operar. De acuerdo con el Instituto Peruano de Economía, la minería representa el 11% del Producto Bruto Interno.
Otros proyectos mineros importantes son el de Toromocho, con una inversión de US$3 500 millones; Constancia, con US$1 400 millones; y la ampliación de Cerro Verde por US$4 600 millones.

Las Bambas: confirman que son 4 muertos por enfrentamientos

La Dirección Regional de Salud (Diresa) de Cusco confirmó que son cuatro los muertos producto de los violentos enfrentamientos ocurridos ayer entre pobladores que se oponen al proyecto minero Las Bambas y policías en alrededores de la comunidad de Fuerabamba, en el distrito de Challhuahuacho, provincia de Cotabambas, en Apurímac.

En conferencia de prensa realizada hoy, autoridades de la Diresa indicaron que Uriel Elguera Chilca (34), Beto Chahuallo Huillca (24) y Alberto Cárdenas Chalco (23) murieron ayer en trayecto hacia Cusco. En tanto, Exaltación Huamaní (30) perdió la vida en el centro de salud de Challhuahuacho.

Como se ha informado, un sector de la población apurimeña considera que el proyecto será perjudicial para su integridad y la de sus tierras. Principalmente, dan cuenta de irregularidades en las actas presentadas por la empresa MMG, que desarrolla el proyecto, al Ministerio de Energía y Minas sobre la segunda modificatoria del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) de Las Bambas.

Hasta el momento, se ha reportado al menos 21 detenidos. Esta mañana, siete varones llegaron a Abancay en un helicóptero del Ejército, siendo trasladados inicialmente a la sede de Seguridad del Estado y luego pasaron exámenes médicos, reportó el colaborador de El Comercio, Carlos Peña.

Esta mañana también se produjo otro enfrentamiento en el sector de Molino Pampa, en Challhuahuacho, hecho que dejó al menos dos heridos por impactos de piedras. Según reportó Canal N, un grupo de manifestantes incendió una garita de control a la entrada del campamento. Policías respondieron con bombas lacrimógenas y disparos al aire.

Ayer, el enfrentamiento entre manifestantes y policías dejó además al menos 23 heridos: 15 civiles y 8 policías.

El Comercio