Ernesto Samper reitera su preocupación por la situación de los DDHH en la frontera entre Colombia y Venezuela

En el marco del encuentro preparatorio del Seminario de Derechos Humanos que tendrá lugar en la Sede de UNASUR este jueves 3 de septiembre, el Secretario General, ex Presidente de Colombia, Ernesto Samper Pizano, reiteró su preocupación por la situación de los DDHH en la zona limítrofe entre Colombia y Venezuela.

Samper hizo referencia a la situación  que hoy  viven los dos países y que ha sido registrada por los medios de comunicación: “Quienes me conocen en Colombia saben que siempre he estado del lado de los necesitados. En Colombia nadie me da lecciones en materia de defensa de los derechos humanos. Defendí precisamente a muchos de los que hoy están regresando a nuestro país cuando fueron desplazados por los grupos paramilitares, como los campesinos del Catatumbo que están reclamando en Bogotá el cumplimiento de los acuerdos que fueron firmados gracias a nuestra actuación como garantes. Cuando ocurrieron esos hechos lamentables no escuché ninguna de las voces que hoy me cuestionan por proponer una salida binacional a la crisis de los deportados, como por ejemplo, un mecanismo regional de verificación de la situación de los derechos humanos en la frontera que sirva de base para tomar medidas que garanticen y si es del caso, restituyan estos derechos”.

Añadió: “Descartados como parecen haber sido los escenarios hemisféricos para solucionar el conflicto entre los dos países, en mi condición de ex presidente de Colombia, formulo una invitación cordial a los Presidentes Juan Manuel Santos y Nicolás Maduro para que, siguiendo una larga tradición en la solución  de nuestras crisis binacionales, se reúnan en un sitio emblemático para poner fin a las diferencias e inaugurar una nueva etapa de auspicioso relacionamiento para  nuestros pueblos. La conmemoración del bicentenario de la publicación de la Carta de Jamaica, el documento político más importante de nuestra independencia, podría ser una buena oportunidad para construir este nueva etapa de relaciones entre Colombia y Venezuela”.

En este sentido, UNASUR ratifica su disposición de acompañar y apoyar todas las iniciativas que conduzcan a mantener la vigencia de los derechos humanos, la paz y la integración de nuestros pueblos.

 

VOLVER