Se desarrollan hoy las elecciones generales en Guatemala, cuya Presidencia se disputa entre 14 candidatos

Elecciones en una Guatemala envuelta en una tormenta política

Este domingo se realizan elecciones generales de Guatemala para elegir un nuevo gobierno tras una tormenta política por denuncias de corrupción que causaron la caída del expresidente Otto Pérez Molina.
Los comicios abrieron en un clima general de tranquilidad en los 338 municipios del país, en los que 7.5 millones de guatemaltecos están convocados a elegir presidente de entre 14 aspirantes.
El TSE destaca normalidad
Rudy Pineda, presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), destacó por la tarde la“normalidad” con la que se desarrolla la jornada electoral, a pesar de que han sucedido algunos “incidentes habituales, sin mayor importancia”.
Según Pineda, los inconvenientes surgidos hasta el momento son “lógicos”, como el retraso “de algunos minutos” en la apertura de alguna de las mesas en centros de votación del interior del país, pero no especificó en cuántas y en dónde ocurrió esto.
Durante la primera conferencia de prensa del TSE de la jornada electoral, el presidente recordó que el órgano que representa es “responsable de que las elecciones se celebren de forma limpia, pero no es el encargado de la seguridad ciudadana”.
Pineda insistió en que los encargados de impedir o detener hechos violentos son la Policía Nacional Civil y “el resto de fuerzas de seguridad”, ya que “así lo estipula el protocolo establecido, y las directrices son claras”.
Señaló que el TSE “ha resuelto todos los recursos” que son de su competencia, respecto a posibles delitos “que se puedan dar” y que están bajo la vigilancia de 2,500 fiscales designados por la institución, “desplegados a lo largo y ancho de Guatemala para revisar in situ cualquier incidente en este sentido”.
En ese sentido Pineda instó a la población a denunciar cualquier incidente que pueda constituir un delito electoral.
Afirmó que en redes sociales “algunas personas han denunciado compras de votos”, pero advirtió: “Hay que depurar y revisar estas denuncias para comprobar su veracidad”.
Participación ‘bastante aceptable’
Respecto al índice de participación, aseguró que “está siendo bastante aceptable”, desmintiendo así las publicaciones de “determinados usuarios de redes sociales”, que afirman que es “la más baja que han visto nunca”.
Informó que todavía no tiene datos “para poder dar cifras”, pero que “por la información recibida desde las diferentes Juntas Receptoras de Votos (JRV), la participación no es inferior a la de otras elecciones“.
Por su parte, el magistrado del TSE Julio Solórzano explicó que los “pequeños incidentes que hubo ya se han solventado”, aunque no determinó la naturaleza de los hechos referidos.
Preguntado por una posible hora de emisión resultados finales, explicó que no está en condiciones de poder fijar una hora, “ni aproximada”, porque todos los procesos electorales “tienen su diversidad y eso depende de muchas cosas”.
“Cuando fijamos horas, no se cumplen, así que preferimos esperar para no confundir a la prensa y a los ciudadanos”, manifestó Solórzano.
Los votantes
En la Escuela Campo Verde, convertida en centro de votación en el sur de la capital, unos 10 policías custodian a los votantes que, en medio de improvisados puestos de venta de comidas, cocos y jugos, forman filas frente a las 18 mesas de votación.
Durante la espera, algunos voluntarios que se distinguen por vestir camisetas azules, orientan a las personas sobre la forma de sufragar.
“Espero que con lo que pasó (la caída de Pérez), las votaciones sirvan para que los que elijamos sepan sorprendernos con beneficios para el pueblo, no sorprendernos con corrupción”, comentó Carla Pérez, de 36 años, después de sufragar.
En la misma escuela, el jubilado Mario Porras, de 75 años, quien llegó temprano a votar acompañado por su hijo Carlos, se muestra confiado en que esta elección marcará un cambio en el país después de los escándalos.
“La corrupción no es nueva, pero ahora que se descubrió, las nuevas autoridades saben que estarán bajo observación, aunque los políticos siembre van a buscar maneras de evadir” los controles, dijo Porras.
El presidente votó
El presidente de Guatemala, Alejandro Maldonado, instó a los ciudadanos a defender la democracia en su país, tras emitir su voto.
Maldonado acudió a la mesa 1,571 del centro de votación instalado en el Instituto Rafael Aqueche, en el centro de la capital, a emitir su sufragio.
“El voto es un deber y un derecho para poder exigir”, expresó el jefe de Estado a los periodistas.
“El voto que los guatemaltecos vienen a dar con confianza y honradamente debe ser recompensado con la misma actitud” porque “si el pueblo cumple, los estadistas tienen que cumplir”, manifestó.
El mandatario comentó que el candidato que recibe un voto también recibe una obligación y exhortó al pueblo a estar vigilante para que el sistema se depure. “Tembló el sistema sin disparar una bala”, aseguró.
Torres, confiada
Por su parte, la exprimera dama Sandra Torres, candidata presidencial por la opositora Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), se mostró confiada de que pasará a una segunda vuelta electoral.
“Estamos optimistas de pasar a la segunda vuelta”, expresó a periodistas la aspirante a la primera magistratura antes de emitir su voto en el Colegio Valle Verde, situado en una colonia del sureste de la capital guatemalteca.
Torres aparece en el tercer lugar de la intención de voto en los sondeos que se han divulgado recientemente, por detrás de Jimmy Morales y Manuel Baldizón, también de los opositores Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación) y Libertad Democrática Renovada (Lider), respectivamente.
Vestida con un pantalón de mezclilla y una chaqueta azul, la candidata presidencial aseguró que sus simpatizantes han salido a emitir el sufragio desde muy temprano.
“Estamos monitoreando a nuestros votantes en el interior. Es una fiesta democrática”, añadió la ex primera dama (2008-2012), quien ahora busca gobernar la nación centroamericana.
La candidata sostuvo que su postulación es la opción que tiene Guatemala para hacer los cambios profundos que necesita porque ella y su equipo tienen “experiencia y un plan de gobierno serio y responsable”.
Aseguró que el proceso electoral se está desarrollando de forma civilizada y que ella y su partido están “optimistas” pese a que las encuestas no la perfilan como la favorita.
“Las encuestas las respetamos, pero no las compartimos”, dijo la dirigente política.
EEUU anima a ir a las urnas
En un video colgado en la red social Twitter, el embajador de Estados Unidos en Guatemala, Todd Robinson, que se encuentra en el departamento de Chimaltenango (centro), saluda a la ciudadanía guatemalteca y muestra su deseo de que esté participando en lo que calificó como un día “muy importante” para la nación.
En apenas 20 segundos, el diplomático explica que la población tiene que tomar “muchas decisiones para el país, para el futuro del país”, por lo que reitera su llamado para acudir a las urnas.
“Insto a todos a votar y participar”, repitió.
El comienzo de la jornada
Más temprano, el presidente del TSE, Rudy Pineda, declaró abierta la votación en los casi 2,700 centros todo el país, en una breve ceremonia en presencia de observadores internacionales.
Las imágenes de televisión mostraron a personas haciendo fila desde temprano para emitir su voto. En algunos centros los encargados de mesa hicieron una oración y entonaron el Himno Nacional antes de comenzar a recibir los sufragios a partir de las siete de la mañana locales.

El futuro gobernante, que deberá asumir el 14 de enero, tendrá la muy difícil tarea de tratar de devolver la esperanza a Guatemala, agobiada por una pobreza del 54% de los 15.8 millones de los pobladores y una violencia generada por el narcotráfico y las pandillas que deja una tasa de 39 homicidios por cada 100,000 habitantes.

Univisión


 

Guatemala comienza a votar

Todos los centros de votación del país han abierto sus puertas para recibir a los siete millones 556 mil 873 guatemaltecos que elegirán a las nuevas autoridades del país.

El Tribunal Supremo Electoral ha dado por inaguradas las elecciones en un acto celebrado en el Club Deportivo Los Arcos, en la zona 13 capitalina.

Carlos Guillermo Campollo Bracamonte fue el primer guatemalteco en emitir su sufragio, en un acto presenciado por  los magistrados del ente electoral y observadores internacionales.

“Mi compromiso era venir temprano a votar, insto a los guatemaltecos a que salgan a votar y que partipen de esta fiesta cívica”, dijo el primer guatemalteco en emitir su sufragio. Campollo es ingeniero y fue viceministro de Comunicaciones; vive cerca del centro de votación.

En el acto de inauguración, las autoridades electorales hicieron un llamado a los guatemaltecos para que voten por la mañana para que no enfrenten inconvenientes con las lluvias que se han pronosticado para la tarde. Además, afirmaron que esperan que todo transcurra en paz y normalidad.

Los guatemaltecos asisten este domingo a la octava jornada electoral de la era democrática, marcada por la crisis institucional y tensión en la capital y los departamentos debido a las denuncias de traslado de votantes desde localidades ajenas.

Boletas, tinta indeleble, sellos de hule y el padrón electoral están listos para recibir a los guatemaltecos que emitirán su voto.
Los atriles y las mesas de votación, las juntas receptora de votos, identificada con la pancarta que indica el número, tipo de mesa, y los rangos de empadronamiento que se atenderán están esperando a los primeros votantes de este histórico 6 de septiembre del 2015, que ya hacen cola para elegir sus autoridades.

Las mesas electorales están integradas por: alguacil, vocal, presidente, secretario, suplente.

Compromiso

Los siete millones 556 mil 873 personas el país se preparan para elegir al presidente y vicepresidente de la república, 31 diputados por lista nacional, 127 diputados por distrito electoral (por los departamentos) y 338 corporaciones municipales (alcaldes, síndicos y concejales, titulares y suplentes).

Todos los votantes que el documento personal de identificación (DPI) es el único que servirá para votar.

Prensa Libre