Tormenta tropical: Banco caribeño habilita fondos y Cuba envía médicos

El Banco de Desarrollo del Caribe entregará 200 mil dólares a Dominica para responder al caos ocasionado por la tormenta tropical Erika, que dejó al menos 20 muertos y significativas pérdidas materiales.

Dicha entidad enviará en breve los fondos y dijo que está dispuesta a conceder más dinero a la isla mediante el organismo regional de manejo de desastres, para cubrir los daños y las contingencias derivadas de los aguaceros.

Erika dejó 300 milímetros de lluvia en Dominica el jueves pasado y, en consecuencia, se desabordaron varios ríos, se inundaron muchas calles, automóviles y los cultivos, hubo destrozos en la infraestructura vial, árboles caídos y deslaves.

La isla antillana reportó al menos 20 muertos, medio centenar de desaparecidos, 574 personas sin viviendas y 567 refugiadas.

Su gobierno declaró nueve localidades como “áreas especiales de desastre” con el objetivo de enfocarse en la rehabilitación de numerosas edificaciones, puentes y avenidas colapsadas, así como en la búsqueda de los perdidos.

Además, el primer ministro Roosevelt Skerrit pidió el apoyo de la comunidad internacional al considerar que la tormenta ocasionó un serio retroceso al país.

Mientras tanto, varios países latinoamericanos y caribeños continúan el envío de ayuda humanitaria y asistencia logística a Dominica.

En esta jornada, el gobierno de Santa Lucía despachó un contingente de policías con ropa, alimentos, productos de higiene y otros artículos de primera necesidad para los evacuados.

Antigua y Barbuda, y San Cristóbal y Nieves se comprometieron a entregar dinero, San Vicente y las Granadinas donará fondos, comida y puentes prefabricados mientras otras naciones aguardan por la evaluación final del desastre para canalizar las contribuciones hacia los sectores más afectados.

Prensa Latina

Cuba envía médicos y medicinas a Dominica para atender víctimas de Erika

Una brigada de 16 médicos, epidemiólogos y personal de enfermería, tres ingenieros de la construcción y dos de la Unión Eléctrica partió este lunes para sumarse a las labores de atención a los damnificados por la tormenta tropical Erika en la Mancomunidad de Dominica.

Poco después de las siete de la mañana de este lunes, coincidiendo fortuitamente con el Día Internacional de la Solidaridad, despegó del aeropuerto José Martí de La Habana, la aeronave cubana ATR 72 de Aero Caribbean –pilotada por los capitanes Lilianne Abat y Antonio Nuñez– que junto al personal, llevó 1.2 toneladas de medicamentos, insumos y material gastable para la atención asistencial.

El doctor Norberto Ramos quien viaja al frente del personal médico, dijo en exclusiva a la AIN que en apenas 12 horas se conformó la brigada que atenderá a la población en las zonas de desastre causadas por el embate de la tormenta tropical.

Ramos destacó que entre los que ahora asistirán a los damnificados están especialistas que este mismo año regresaron de la lucha contra el Ébola en África Occidental, del terremoto de Nepal y de Chile.

La brigada viaja preparada con lo necesario –medicamentos y material gastable– para enfrentar los cuadros básicos que generan las inundaciones producto de las intensas lluvias, aseguró el doctor Norberto Ramos.

Yosvany Vera significó que con la misma dedicación que trabajó en Sierra Leona como médico hasta hace cinco meses en la lucha contra el Ébola, ahora también lo hará para ayudar al pueblo dominiqués.

Cuba siempre ha estado donde haga falta y esta no es la excepción, además de significativo que lo hagamos en un día como este, apuntó.

Vera confesó que la familia siempre se pone tensa con sus misiones, pero él les demostró en África Occidental que con una buena preparación se minimizan los riesgos de contraer cualquier enfermedad en situaciones de desastre.

Para la doctora Gisela Hernández quien es anestesióloga del hospital Comandante Manuel Fajardo en la capital es un orgullo que la salida de su misión coincida con el Día Internacional de la Solidaridad pero aseguró que Cuba ha dado muestra de ello durante décadas, en cualquier momento o día del año.

Aunque la familia de la doctora Gisela no pensó que tan pronto le tocaría otra tarea, pues regresó hace apenas unas semanas de Nepal a donde acudió luego del terremoto que afectó esa región del planeta, marcha con la seguridad de que regresará igualmente con la satisfacción del deber cumplido y de salvar todas las vidas que pueda.

La brigada médica, integrada por nueve médicos y siete enfermeros, entre ellos cinco especializados en atención obstétrica, se sumará a los 11 médicos del Programa Integral de Salud que trabajan en la Mancomunidad de Dominica.

El grupo forma parte del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastre y Graves Epidemias, Henry Reeve que desde su creación ha cumplido numerosas misiones, como la epidemia de Ébola en África Occidental el pasado año.

Según reportan agencias de prensa los rescatistas de Dominica trataban desde el domingo en abrirse paso hacia varias comunidades que quedaron aisladas por las inundaciones y deslizamientos de tierra luego del paso de Erika, que dejó 20 muertos y más de 50 desaparecidos.

En una alocución al país, el primer ministro Roosevelt Skerrit dijo que la declaración de áreas especiales de desastre se realizó ante la pérdida de vidas y los daños a la propiedad producto de la tormenta Erika que azotó entre el 26 y 27 de agosto durante más de cinco horas con lluvias intensas y vientos de 85 kilómetros por hora, provocando la crecida de ríos, inundaciones y deslizamientos de tierra.

Cuba Debate