Tras reunión de ministros, arranca el I Foro de Ciencia y Tecnología Celac-China

La generación de conocimiento, la transferencia científica y los procesos de creación social enfocados en satisfacer las problemáticas forman parte de los ejes del I Foro de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac)-China.

El encuentro organizado por la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt) se desarrolla desde hoy en la sede de la Unasur, ubicada en la Mitad del Mundo, en el noroccidente de Quito.

Ayer, 33 ministros y altos funcionarios de los países miembros se reunieron en Quito para trabajar en un documento que congrega los elementos comunes de cada sociedad, detectando sus aspiraciones ciudadanas y creando mecanismos que optimicen la educación, ciencia, tecnología e innovación en la región.

René Ramírez, titular de la Senescyt, destacó el esfuerzo que hacen los países de Latinoamérica y el Caribe, los cuales tienen una inversión -promedio- del 0,74% de su Producto Interno Bruto (PIB) para el desarrollo de ciencia, tecnología e innovación.

Los países asistentes acordaron trabajar en mecanismos de acción común para el cumplimiento de los principios acordados, entre ellos la creación de una agenda consensuada que responda al desarrollo de la región, la democratización en el acceso al conocimiento, tecnología e innovación; las economías a escala para reducir los costos y complementar las acciones de financiamiento; los sistemas de educación de calidad y pertinencia basados en la integración con equidad e igualdad de oportunidades.

Está previsto que 33 delegaciones de los miembros de la organización y 100 empresarios asiáticos asistan al encuentro.

La agenda dispuesta para hoy incluye debates sobre ecosistemas de innovación, transferencia de tecnología, biodiversidad y desarrollo, ciencia y desarrollo verde y ciencia, tecnología e innovación para el éxito empresarial.

Mientras que las ponencias magistrales girarán en torno a las academias de la región y la educación científica, desafíos y estrategias; igualdad de género, las buenas prácticas de la ciencia con experiencias en varios países, la enseñanza de las matemáticas con un método ancestral, entre otras.

Además, dentro de los lineamientos estratégicos más importantes se presentará el programa de transferencia tecnológica, el sistema de indexación regional de publicaciones científicas y el programa regional de reconocimiento científico para investigaciones.

Una de las propuestas nacionales es el preservar la biodiversidad (no solo natural) como un patrimonio de alto valor para el desarrollo y el bienestar de la región. El país le apuesta a este recurso como fuente de conocimiento para activar mecanismos que fomenten la investigación y la protección de especies (flora y fauna), áreas, procesos y servicios ecosistémicos de las naciones que conforman la Celac.

Telémaco Talavera, representante de Nicaragua, indicó que la Celac se ha convertido en un espacio de interacción y diálogo político regional para lograr soluciones a corto y mediano plazo ante los desafíos que enfrenta la región.

Como parte de la programación, está previsto que se realice una feria de exhibición en la que investigadores chinos mostrarán ante empresarios, académicos, investigadores, estudiantes y ciudadanía en general, las actividades en ciencia e innovación y los avances tecnológicos que ha experimentado el país oriental en los últimos años.

Integración con la Unión Europea

En la reunión se ratificó la voluntad de crear el Área de Conocimiento UE-Celac, que fortalecerá la cooperación de los bloques en ciencia, tecnología e innovación.

Ambos grupos priorizarán grandes líneas de acción, como propiciar la investigación sostenible y reducir la brecha digital para mejorar la competitividad. (I)

El joven recibió el premio como innovador social del año

Diego Toala conecta a las personas de la zona rural con los servicios bancarios

Este ingeniero en sistemas de 29 años buscó dar una solución bancaria a las personas que viven en zonas rurales de difícil acceso. Lo hizo creando una aplicación que simula la ventanilla de un banco en un teléfono inteligente.

Su nombre es Diego Toala, un joven mantense, cuyo sistema recibió el premio de Innovador Social en el concurso Reto Yachay. Este reconocimiento se entregó el pasado viernes en la Ciudad del Conocimiento, Urcuquí, como cierre del congreso EmTech, una cita dedicada para las tecnologías emergentes.

El joven explica que la aplicación ‘Ventanilla móvil’ es operada por un agente de servicios que es contratado por la cooperativa de ahorro o un banco.

La idea es que el agente se movilice por todos los sectores rurales con el teléfono, lo que permite a las cooperativas abrir sucursales a través de un teléfono en cualquier lugar de Ecuador.

En esencia, ‘Ventanilla móvil’ sustituye el servicio físico y formal de banco por agentes de servicio portátiles, que recorren áreas geográficas portando un smartphone o tableta con la aplicación de Toala.

“Este dispositivo se utiliza para llevar el registro de los depósitos que recibe de los campesinos y opera de manera independiente de la capacidad de conectarse con el servidor central de la entidad financiera que tenga en ese momento”, indica el joven ingeniero.

Una de las ventajas de la ‘app’ creada por Toala, a través de su empresa, TechnoPark, es que funciona con o sin internet.

Lo hace porque la aplicación trabaja con un sistema propio que consta de una base de datos de clientes basado en una ruta establecida. Por el momento, la tecnología está dirigida a las cooperativas.

La razón: estas instancias bancarias están más conectadas con la gente de las zonas rurales, porque manejan temas como el de microcréditos para la industria ganadera o agrícola.

La ‘app’ está operativa en Manabí con la cooperativa Santa Ana. Ellos adquirieron el software y en un año se incrementó el 83% de la captación del ahorro.

A través de este sistema se movilizan créditos enfocados en las necesidades de las personas que residen en zonas rurales y así mejorar su calidad de vida.

La cooperativa contactó a Toala en 2013 y desde entonces afinaron los detalles para dar acceso a una base de datos de 8.000 personas que tenía la entidad -la mayoría agricultores de la zona- a los servicios financieros. Para clientes más grandes, Toala ofrece el servicio de alojamiento de los datos en la nube o internet.

Según el fundador y director general de Conectando Empresas, Félix López Capel, miembro del jurado de los premios MIT Technology Review Innovadores menores de 35 Ecuador 2015, el software de Toala representa un “interesante proyecto para acercar y facilitar los servicios bancarios y el ahorro a zonas alejadas” y destaca la capacidad de trabajar sin conectividad.

El Telégrafo


Volver