Tras ser reprimidos, estudiantes dominicanos anuncian nuevas protestas

Los dirigentes de los grupos estudiantiles que protagonizaron violentos disturbios el lunes y el miércoles en la sede de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) rechazaron las imputaciones del rector de esa academia, Iván Grullón, quien los calificó de “anarquistas”, “vándalos” y “delincuentes”.

El bachiller Rafael Cabrera, en representación de los de los grupos estudiantiles Felabel, Feflas, Fuerza Juvenil Dominicana, Frente Independientes de Estudiantes Revolucionarios (FUER) y Acción y Reflexión (ERA) advirtió en una rueda de prensa celebrada en la explanada de la Facultad de Medicina que si sus demandas no son atendidas en un plazo prudente, volverán a movilizarse dentro del campus universitario.

Tropas de las Policías Nacional intervinieron tanto el lunes como el miércoles para reprimir las movilizaciones de los estudiantes que degeneraron en enfrentamientos violentos entre bachilleres y uniformados

Cabrera que la actitud del las autoridades no les deja otro camino que las protestas.

“Nosotros no somos delincuentes, solo estamos luchando para que resuelvan los problemas del estudiantado, como lo es el traumático proceso de reinscripción, la apertura total, no parcial, del comedor y la solución al problema de la falta de aulas que afecta a los bachilleres que cursan carreras en la Facultad de Humanidades”, dijo Cabrera, secretario general del Frente Estudiantil de Liberación Amín Abel (Felabel).

Los dirigentes estudiantiles exigen una rectificación de las declaraciones publicadas en la página Web de la UASD, firmada por su rector, en la que califica esas manifestaciones de “acciones de grupos vandálicos”.

Recordaron a Grullón que los grupos que protagonizaron las protestas del lunes y el miércoles son reconocidos a nivel nacional e institucional y que tres de ellos forman parte de los organismos de cogobierno de la UASD.

Insistieron en que su lucha se fundamenta en que la UASD se mantenga como un centro de estudio público, popular, abierto y democrático, que opere siempre en defensa de los derechos de los estudiantes.

Aseguraron que en la movilización seguirán en rechazo del examen único que eliminaría las pasantías médicas y la agilización y terminación de los trabajos de remodelación de la Facultad de Humanidades.

Plantearon que el comedor universitario solo oferta 800 raciones alimenticias al día, en vez de las 2,000 que demandan los estudiantes de la UASD.

Finalmente, anunciaron que a partir de la próxima semana, realizarán una serie de actividades a nivel nacional, que incluirán marchas, asambleas, misas, encendidos de velas y seminarios, para crear las condiciones que eviten la suspensión de la docencia, sin dejar de lado el reclamo de sus derechos a estudiar bajo mejores condiciones.

7 Días