A seis días de las presidenciales, candidatos realizan últimas acciones de campaña

EN CONTEXTO. El domingo 25 de octubre, 32 millones de argentinos están llamados a participar de las elecciones generales para elegir al presidente de la Nación por los próximos cuatro años, entre las seis fórmulas que lograron superar las elecciones primarias de agosto pasado. Además, en los mismos comicios se renovará la mitad de la Cámara de Diputados (130 bancas), un tercio del Senado (24 bancas), como así también los 43 representantes argentinos para el Parlamento del Mercosur (Parlasur). En caso de que ningún candidato presidencial supere el 45% de los votos o el 40% y una diferencia de diez puntos respecto al segundo, se realizará un balotaje el 22 de noviembre entre las dos fórmulas más votadas.

Qué planea cada candidato para transitar estos días definitorios: discursos, actos y lugares decididos con cuidadoso detalle. Los cierres de campaña, el próximo jueves.

Con más nombres

Daniel Scioli encara la recta final de su campaña con la misma tesitura que mantuvo hasta ahora. “No están en su naturaleza los cambios abruptos y no va a empezar a una semana de las elecciones”, señalan en su equipo. Con una agenda recargada, el candidato presidencial del Frente para la Victoria tendrá hasta cuatro actividades por día hasta el jueves, cuando haga el cierre de su campaña en el estadio Luna Park; visitará las provincias de Santa Fe y Entre Ríos y recorrerá el conurbano bonaerense; mientras, seguirá anticipando nombres de su eventual equipo de gobierno. Ayer lo hizo con Daniel Filmus como ministro de Ciencia, y Alejandro Rodríguez (actual ministro provincial de Asuntos Agrarios) en Agricultura.

Capital, La Plata, Quilmes, Paraná, Santa Fe son algunas de las localidades que tiene previsto visitar estos días el gobernador bonaerense, aunque el organigrama, como siempre en estos casos, esté sujeto a cambios. El plan continúa hasta el jueves, cuando, horas antes del comienzo de la veda electoral, encabece el cierre de campaña, en el que estará acompañado por todo su equipo de colaboradores, que terminará de anunciar en estos días. Poco afecto a las cábalas, Scioli no volverá a Tecnópolis, donde hizo el acto previo a las PASO en agosto, sino que eligió esta vez el Luna Park.

Pero antes de llegar a esa instancia, Scioli continuará realizando todos los días varios actos y actividades, además de hacer en forma diaria apariciones televisivas y entrevistas radiales. Pero además, delegará en algunos de sus funcionarios de confianza y en gobernadores peronistas la tarea de llegar a esos lugares adonde no tendrá tiempo de ir pero donde se disputan votos clave, como el caso de Córdoba, que mañana será la sede de un encuentro del Instituto Gestar del que participarán el salteño Juan Manuel Urtubey, el sanjuanino José Luis Gioja y el jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez.

Mientras tanto, en Buenos Aires, Scioli visitará primero el Comité Olímpico Argentino, donde firmará un acta compromiso con el deporte en una ceremonia de la que participarán el titular de ese organismo, Gerardo Werthein, y el eventual ministro de Turismo y Deporte, Maurice Closs. Un rato más tarde, en la sede porteña del Banco Provincia, hará anuncios referidos a primera infancia y por la tarde, en La Plata, encabezará un acto con sindicatos organizado por UPCN.

Mañana por la mañana, el candidato visitará la localidad bonaerense de Quilmes en una actividad organizada por la ministra de Gobierno, Cristina Alvarez Rodríguez, donde recibirá el apoyo de intendentes del conurbano. Se espera que ese día anuncie que la funcionaria tiene un lugar reservado en un eventual gabinete presidencial; sería el ministerio de Desarrollo Social, que ahora encabeza Alicia Kirchner.

El miércoles, finalmente, Scioli viajará al interior para hacer actos en las provincias de Entre Ríos y Santa Fe. En Paraná estará acompañado por el gobernador Sergio Urribarri, eventual ministro de Interior y Transporte en una presidencia sciolista. Más temprano, en Santa Fe, se mostrará con el candidato a senador Omar Perotti, otro dirigente que podría tener futuro ministeriable a partir de diciembre.

Del acto final, en el Luna Park, se espera que participen todos los funcionarios que Scioli eligió para que lo acompañen. Hasta ahora, forman parte de esa lista Pérez (jefe de Gabinete), Urribarri (Interior y Transporte), Closs (Turismo y Deporte), Silvina Batakis (Economía), Alejandro Collia (Salud), Alberto Barbieri (Educación), Diego Bossio (Infraestructura), Julián Domínguez (Industria), Ricardo Casal y Miguel Peirano (Banco de Desarrollo).

Además, estarán allí todos los gobernadores del Frente para la Victoria y los principales candidatos de esa fuerza en todos los distritos del país, intendentes, diputados y senadores, representantes de la CGT y de la CTA y de las organizaciones y movimientos sociales que apoyan al candidato peronista y funcionarios del gobierno nacional. Es una incógnita la presencia de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que está invitada pero todavía no confirmó si asistirá a la ceremonia.

Por el “voto útil”

En su última semana, Mauricio Macri se concentrará en su prédica sobre el voto útil, para despegarse definitivamente de su contendiente Sergio Massa. Con esa meta en la mira, el jefe de Gobierno evitará referirse a las denuncias por las contrataciones directas de su gestión y se enfocará en marcar que representa el verdadero cambio frente al kirchnerismo. Tendrá cierres en la Ciudad de Buenos Aires, Santa Fe, el territorio bonaerense y concluirá en Córdoba, donde lo acompañarán todos sus aliados de Cambiemos, entre ellos Elisa Carrió y Ernesto Sanz. Los armadores de la campaña eligieron Córdoba para intentar quedarse con los votos de José Manuel de la Sota, que perdió la interna de UNA contra Massa.

La idea del equipo de campaña para la última semana será tener al candidato en los distritos de mayor peso electoral, mientras que otros de sus referentes lo complementarán en otros territorios. A diferencia de las PASO, no cumplirá ese rol esta vez su compañera de fórmula, Gabriela Michetti, a quienes los estrategas de campaña quieren pegada a Macri en la última semana en cada acto de cierre que harán.

Hoy, a Macri le toca predicar en su propia tierra. Tendrá su primer acto de cierre en la Ciudad de Buenos Aires, un distrito que se ha mostrado favorable al macrismo en los últimos diez años, aunque la victoria de Horacio Rodríguez Larreta fue por un margen estrecho (3 por ciento). Otro signo de deterioro que en Cambiemos buscan corregir es que Macri en las PASO nacionales sacó menos votos que Larreta y Michetti juntos en las PASO porteñas, pero también una cantidad menor que cuando Larreta se presentó en primera y segunda vuelta, donde obtuvo 109 mil votos más que Macri. En especial, el candidato presidencial de Cambiemos perdió votos macristas en la zona sur de la Ciudad, que intentarán reforzar para el 25 de octubre.

El martes es hora de viajar a Santa Fe, donde el PRO estuvo cerca de ganar la gobernación con su candidato, el capocómico Miguel del Sel. Macri recalará en Rosario, donde estará secundado tanto por el derrotado Del Sel como por el ex gobernador Carlos “Lole” Reutemann. Un poco de farándula, un poco de peronismo. Casi como recibir el voto de Susana Giménez e inaugurar una estatua de Juan Domingo Perón con diferencia de días.

El miércoles la acción se traslada a la provincia de Buenos Aires, que fue durante años uno de los distritos más difíciles para el PRO. Allí lograron, no obstante, mostrar una victoria en las PASO cuando la candidata a gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal resultó ser la candidata más votada (aunque era superada por la suma de los contendientes kirchneristas). El desafío para Macri siempre fue crecer en el territorio bonaerense.

Pero en esto hay una diferencia con el cierre de campaña de las PASO, que fue en Vicente López. Esta vez Macri eligió otro lugar para terminar su campaña. El cierre final será el jueves en Córdoba, donde Macri pretende “robarle” a Massa muchos de los votos que obtuvo De la Sota en la interna de UNA. La pelea entre Macri y Massa se intensificó sobre el cierre de la campaña, aunque el procesado jefe de Gobierno tuvo un almuerzo con el gobernador cordobés para intentar suavizar los términos de la contienda (y, de paso, intentar sumar apoyos ante un hipotético ballottage).

Los estrategas de Cambiemos buscan que Macri salga primero en Córdoba, sobre Scioli y Massa. “Estamos poniendo mucho énfasis a Córdoba”, afirmó el ministro de Gobierno, Emilio Monzó, uno de los principales diseñadores de la campaña. “Fuera de la Capital, es otro distrito en el que Mauricio Macri supera ampliamente a Scioli. Al ser elección de distrito único, el país pasa a ser importante para acercarnos o alejarnos. La diferencia de Córdoba es que tiene al único derrotado de las PASO con cantidad de votos. Y los votos de De la Sota tienden a trasladarse a Mauricio Macri”, señaló a Página/12.

Eso explica por qué trasladaron a Córdoba el gran acto final, en el que estarán todos los integrantes de Cambiemos. Será un acto con toda la pompa y la foto de todos unidos. No faltará nadie. Eso sí, la participación del ex candidato Fernando Niembro no estaba confirmada.

Centrado en el Gran buenos Aires

El candidato presidencial de Unidos por una Nueva Alternativa (UNA), Sergio Massa, tendrá una ajetreada última semana de campaña aunque con un kilometraje menor que el que recorrió en los días previos. Dedicará varios de estos días al conurbano bonaerense, adonde apuesta a recolectar los votos que lo ubiquen en el ansiado objetivo de convertirse en el frente opositor más votado y con la expectativa de forzar un ballottage con el oficialismo. Allí llevará como estandarte la consigna de que es “el único que puede derrotar a Daniel Scioli en una segunda vuelta” en recorridas por los municipios Almirante Brown, Lomas de Zamora, Esteban Echeverría y la estratégica y populosa La Matanza. La agenda “tentativa”, en medio de una frondosa lista de entrevistas mediáticas pactadas, prevé que el miércoles visitará Rosario, desde donde arrancará la jornada proselitista que lo llevará a Santa Fe para luego cruzar el Paraná y pasar por las ciudades entrerrianas de Villaguay, Gualeguaychú y Concordia. El cierre de campaña será el jueves en el Museo de Arte de Tigre, con apuesta “novedosa”, donde brillará la puesta en imagen con “mucha tecnología” para la TV en la que Massa, rodeado de su familia y los más íntimos, volverá a repetir las propuestas que implementaría si llega a la Casa Rosada.

Massa viene de acumular varias millas de vuelo en dos días. El viernes estuvo Santiago del Estero, Tucumán y Salta, donde el sábado –luego de sufrir el terremoto que sacudió a la provincia– suspendió las actividades de campaña y continuó su planificada recorrida por Jujuy. Allí, y en homenaje al 17 de Octubre intentó replicar, con un abrazo al candidato radical Gerardo Morales, el histórico abrazo el líder justicialista Juan Perón y el dirigente radical Ricardo Balbín. Luego emprendió camino a La Rioja.

Todos lugares en los que el líder del FR aspira a limar las diferencias con el candidato de Cambiemos, Mauricio Macri, donde en las PASO le pisó los talones, y a ampliarla donde relegó al alcalde porteño al tercer lugar, como Salta, Jujuy y Santiago del Estero.

De regreso en Buenos Aires retomó su campaña en el conurbano bonaerense con una actividad conjunta entre Almirante Brown y Lomas de Zamora y hoy recorrerá Esteban Echeverría. El populoso GBA es el territorio donde el candidato de UNA debe acumular los votos necesarios que le permitan torcer la tendencia de las PASO y trepar al segundo escalón. Una tarea difícil que se ha trazado el massismo, que al mismo tiempo se entusiasma con alcanzar la epopeya de entrar en un hipotético ballottage con Scioli.

Massa volverá al conurbano mañana. Esta vez a La Matanza, donde en las PASO quedó a menos de dos puntos por debajo de Cambiemos aunque lejos del FpV. Aunque se descuenta que irá acompañado de los candidato locales y el aspirante a gobernador Felipe Solá, en el equipo de campaña afirman que Massa es el que tracciona votos y el que debe poner el cuerpo.

El miércoles, arrancará su recorrida por el Gran Rosario, llegará a Santa Fe y cruzará el Paraná para recorrer varias ciudades entrerrianas. Dos provincias en las que Massa quiere también achicar diferencias con Macri.

El jueves será el cierre de campaña en Tigre. El terruño del candidato le ganó la pulseada a otras dos propuestas para culminar la campaña. Una era la ciudad de Córdoba, donde el gobernador José Manuel de la Sota –su ex adversario y ahora principal aliado– le garantizaría la movilización de su tropa y en cuya provincia (el segundo distrito electoral del país) Massa aspirara fidelizar los votos delasotistas que le dieron el triunfo a UNA en las PASO nacionales. Un lugar donde Scioli y Macri fueron en busca de los votos que se le podrían fugar al oficialismo provincial, ya sin el gobernador como candidato. La otra opción era la ciudad de Salta, donde su compañero de fórmula, Gustavo Sáenz, ganó la intendencia en mayo venciendo en la interna del frente opositor al delfín macrista.

Pero finalmente será en el municipal Museo de Arte de Tigre. Un lugar en el que Massa se siente cómodo y que reúne todas las condiciones para la puesta en escena de un cierre al estilo estadounidense –que tanto valora el candidato como su equipo de campaña–, donde habrá un inusitado despliegue tecnológico para la transmisión televisiva.

Ronda en la Tele

Tras varias semanas de recorrida por el interior, la candidata a presidenta de Progresistas, Margarita Stolbizer, se centrará en la ciudad de Buenos Aires para afrontar el último tramo de la campaña antes de la entrada en vigencia de la veda. El objetivo, contaron a Página/12 desde el equipo de Stolbizer, es acudir a los principales programas de televisión a dejar en claro “por qué en democracia todos los votos son útiles” y que “el progresismo tiene vigencia después del 25 de octubre”.

Desde el entorno de la candidata de Progresistas se mostraron molestos con la ofensiva discursiva –encabezada por la diputada de la Coalición Cívica Elisa Carrió– que le exige a Stolbizer que baje su candidatura para mejorar la chance de Macri de disputar un eventual ballottage. “Hasta armaron una página de Facebook paga que hace publicidad para que Margarita se baje, un bochorno”, dijeron. Por eso, Stolbizer priorizó recorrer los distintos canales de TV para dejar en claro que “para muchos, Macri y Scioli son lo mismo”.

Hoy Stolbizer será recibida en Córdoba por su compañero de fórmula, Miguel Angel Olaviaga. Juntos compartirán un acto en la sede del Sindicato de Luz y Fuerza, donde esperan juntar mil personas. Mañana será el turno del cierre de campaña de Victoria Donda, que busca renovar su banca como diputada nacional, en un acto que organizará la militancia de Libres del Sur.

Entre semana, Stolbizer planea convocar a la prensa para un desayuno público en el que presentará nuevas pruebas en el marco de la causa Hotesur, uno de sus principales ejes de campaña. El cierre, íntimo, será el jueves por la tarde en la sala Pablo Neruda del Paseo La Plaza, ante seiscientas personas, entre las que esperaban la presencia de alguno de los referentes del Partido Socialista.

Cierre Federal

El candidato de Compromiso Federal, Adolfo Rodríguez Saá, se prepara para una recorrida final por el país, que incluirá San Juan, Córdoba, Rosario, Mendoza, para recalar finalmente en San Luis, donde esperará el resultado de las elecciones. Será el único candidato presidencial que no tendrá su bunker en la Ciudad de Buenos Aires: una declaración de principios.

Entre los ejes de campaña de la última semana, Rodríguez Saá piensa enfatizar sus propuestas para las economías regionales, su programa de viviendas y su propuesta de sacarle el IVA a la canasta alimentaria. En el comando de campaña del puntano, indicaron que esta propuesta está en consonancia con los estudios del premio Nobel de Economía Angus Deaton.

Rodríguez Saá arribará hoy a San Juan, donde a las 11 tendrá una reunión con el Consejo Profesional de Ciencias Económicas, a quienes les expondrá sus propuestas de campaña. Lo recibirá el presidente de ese consejo, Pedro Riquelme. Luego tendrá reuniones con distintos sectores del agro: visitará la Agrícola Comercial Sánchez, en Santa Lucía.

Mañana viajará a Córdoba, donde tendrá un almuerzo con los directivos de la Bolsa de Comercio. Luego tendrá una reunión en la sede partidaria de Compromiso Federal, donde expondrá sobre “Córdoba como eje de una Nueva Argentina”. Más tarde, se trasladará a Unquillo para un acto en un centro de jubilados. El miércoles visitará Rosario, donde tendrá una reunión con delegados de la Federación Agraria Argentina y otra con la Asociación Empresaria de Rosario.

El cierre de Rodríguez Saá será en Mendoza el jueves. De allí, partirá hacia su provincia natal, San Luis, donde esperará el resultado de las elecciones presidenciales.

Callao y Corrientes

El Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) eligió como escenario para su cierre de campaña la esquina de Callao y Corrientes, donde suelen realizarse los cortes de calle de los choferes de la línea 60 y de otras empresas en conflicto. Desde el equipo de campaña del FIT confirmaron a Página/12 que sobre esa esquina, elegida por su alto valor simbólico, se desplegará el próximo jueves el escenario en el que hablaran a la militancia de izquierda los referentes de las tres fuerzas políticas que componen el frente. El encargado de cerrar el acto y la campaña será Nicolás del Caño, del PTS, quien se impuso sobre Jorge Altamira, del PO, en las primarias de agosto.

El eje de los discursos, adelantaron a este diario, irá en sintonía con el contenido de los nuevos spots televisivos, en los que Del Caño y su compañera de fórmula, Myriam Bregman, llaman a reforzar un polo de izquierda anticapitalista y a cuidar el salario, propuestas que vienen siendo el eje de la campaña hacia octubre. Como suele suceder en los actos del FIT, habrá números musicales, esta vez a cargo Gastón Sardelli, Facundo Abraham y Daniela Herrero, quienes forman parte de la agrupación ArtistasConelFit.

“Se siente un entusiasmo creciente en la campaña, en las facultades, las fábricas, y los lugares de trabajo”, describieron a este diario desde el equipo del FIT sobre el ánimo de la militancia. Y apuntaron que uno de los mensajes más fuertes sobre el cierre de campaña será un fuerte llamado a fiscalizar y cuidar la boleta.

El lunes, el candidato presidencial del FIT visitará Jujuy, donde lo recibirá el candidato a diputado Alejandro Vilca. El martes, Del Caño visitará Rosario para atender a la prensa en un café del centro de esa ciudad por la mañana.

Página/12