Ante proyectos que recortan beneficios laborales, sindicatos puertorriqueños organizan marcha para la próxima semana

Varios sindicatos se unirán en una marcha la próxima semana en contra de varios proyectos, incluyendo los cambios laborales que se impulsan desde Fortaleza y un proyecto que busca cambiar la forma en que se hacen contrataciones en el gobierno.

Organizaciones que incluyen el Sindicato de Policías Puertorriqueños, el Sindicato de Bomberos Unidos, la Federación de Oficiales de Custodia, el Sindicato Auténtico de Manejadores de Emergencia, la Alianza Correccional Unida y la Central Auténtica de Trabajadores están convocando a sus matrículas para una manifestación el miércoles, 4 de noviembre, desde las 10 a.m., desde el Capitolio hasta La Fortaleza.

De acuerdo con un comunicado de prensa enviado por las organizaciones, este día harán la denominada “Marcha de la Indignación” para expresar su rechazo al proyecto cameral 2696 del representante popular Ángel Matos y también al plan de ajuste fiscal que impulsa el gobernador, Alejandro García Padilla.

“Nuestros gremios, que representan a trabajadores encargados de la seguridad pública del país, estamos indignados ante las pretensiones de la presente administración gubernamental de eliminar de un plumazo todos los derechos y conquistas alcanzadas con años de lucha y sacrificio a través de la imposición de leyes y decretos absolutamente anti democráticos y contrarios al buen juicio económico y político”, reza el comunicado de prensa enviado ayer.

Según indicaron, estos proyectos eliminan la mitad de la licencia por enfermedad y vacaciones, extienden el periodo probatorio, eliminan el salario mínimo para los más jóvenes y elimina el bono de Navidad. Además, dijeron, facilita el despido injustificado.

“Esta es una legislación antidemocrática, concebida con el deliberado propósito de tomar ventaja de un momento crucial en nuestra vida de pueblo para arrebatarnos las conquistas alcanzadas con nuestra lucha”, indicaron.

La exposición de motivos del proyecto radicado a principios de mes indica que “ha llegado el momento de reexaminar algunas de las normas que inciden sobre el lugar de trabajo. En particular, se requiere atemperar aquellas que inhiben la estabilidad en los niveles de empleo o la creación de empleos. Se requiere además flexibilizar algunas reglas para atender mejor una fuerza laboral con perfiles, composición y necesidades diversas”.

Por otra parte, se espera que hoy la Cámara comience la evaluación del proyecto que crea la Junta Fiscal. El proyecto será evaluado hoy en la Cámara. El presidente de la Comisión senatorial de Hacienda, José R. Nadal Power, dijo que las vistas en este cuerpo comenzarán más tarde esta semana.

“Vamos a incluir tanto al sector privado como al público, incluyendo a personas con trayectoria en el mundo de las finanzas. Haremos como cuatro vistas”, dijo Nadal Power. “No teníamos fecha porque estábamos esperando lo que pasara en Washington, para tener un cuadro más claro de a qué estamos enfrentándonos. Posiblemente empecemos esta semana. La fecha la decidiremos (hoy)”.

El portavoz de la delegación penepé en el Senado, Larry Seilhamer, adelantó por su parte que no favorecerá la creación de esta entidad que fue propuesta con una inmunidad casi absoluta y con un presupuesto que llega al millón por mes.

“Esto atenta contra todos los principios de una sana administración. Es una junta de control fiscal sin control. Tienen inmunidad absoluta, un salario que lo decide el gobernador, no tienen que cumplir con las leyes”, dijo Seilhamer. “Yo estoy en contra de esa junta. No voy a someter enmiendas porque estoy en contra de esa junta”.

El Vocero