Argentina: con la ausencia del candidato oficialista, se realizó el primer debate presidencial en la historia del país

Mauricio Macri (Cambiemos), Sergio Massa (UNA), Margarita Stolbizer (Progresistas), Nicolás del Caño (Frente de Izquierda y de los Trabajadores) y Adolfo Rodríguez Saá (Compromiso Federal) expusieron sus propuestas e ideas de gobierno para captar el voto de cara al 25 de octubre.

El único ausente fue Scioli, del Frente para la Victoria, quien renunció a la invitación. El gobernador de la provincia de Buenos Aires justificó su postura al señalar que su programa de gobierno “está claro” y que no precisa de este tipo de iniciativas para dar a conocer su propuesta.

El colectivo Argentina Debate organizó el encuentro, que se desarrolló en la Facultad de Derecho de la UBA y tiene como moderadores a los periodistas Marcelo Bonelli (Canal 13), Luis Novaresio (América) y Rodolfo Barili (Telefé).

Tema por tema

Desarrollo económico y humano

Mauricio Macri fue, por sorteo, el primero en exponer. Sobre la primera temática expresó: “Hablar de desarrollo económico es hablar de las personas que visité, en su casa o trabajo, que tienen expectativas de crecer y progresar, pero también es hablar de bolsones de pobreza. Más allá de que el gobierno intente ocultarlo adulterando las cifras del Indec, y es imposible ocultar. Mi primer compromiso es una Argentina con pobreza cero, igualdad de oportunidades, ocuparse de los que más lo necesitan, que no tienen cloacas, agua, que esperan que urbanicemos la villa”.

También prometió “créditos a 30 años para tener vivienda propia” y que la solución para el desarrollo económico “es generar empleo”: “El país hace cuatro años que no crece. Vamos a poner el país en marcha lanzando el plan de infraestructura más importante de la historia que va a dinamitar nuestras economías regionales, va a bajar la inflación a un dígito, el empleo en negro y vamos a terminar con la estafa que ha hecho el impuesto a las Ganancias en los trabajadores”.

A su turno, Stolbizer dijo que “el desarrollo es progreso e igualdad más un Estado fuerte que permita acceso a bienes para vivir con dignidad. Queremos un mejor futuro que esté presente para nuestros hijos. Este Gobierno vive en el corto plazo, se gastaron todo el dinero, nos dejaron inflación, precariedad. La mitad de los hogares no tenía cloacas cuando asumió este Gobierno y hoy la misma cantidad sigue en esa situación. La base del desarrollo es el empleo. Vamos a re-contratar a los técnicos echados del Indec para tener estadísticas fiables. Vamos a impulsar inversiones con un Estado inteligente. Nos diferencia el modelo de desarrollo, donde damos importancia a los bienes naturales”.

Rodríguez Saá opinó: “Pensamos que para gobernar bien la Argentina ante la situación de crisis debemos tener una dirección. Hay 12 millones de pobres y es un problema gravísimo. Hay que erradicar la pobreza y transformar esos 12 millones en ciudadanos dignos en un país digno. Tenemos que lograr que tenga pleno empleo. Para lograrlo se requiere poner en marcha el inmenso aparato prooductivo que tenemos. El agro, la agricultura y la ganadería. El complejo alimentario, las llamadas económicas regionales, la lechería, está todo en crisis casi terminal. Si le sacamos las retenciones y ponemos en marcha el inmenso aparato productivo del país vamos a tener pleno empleo y erradicaremos la pobreza”.

“Para nosotros, más allá de lo que aquí hoy se diga, los equipos de Scioli, Macri y Massa apuntan a un ajuste contra el pueblo trabajador”, comenzó su oratoria Nicolás del Caño, quien aclaró que “no hacemos promesas de ocasión, planteamos algo claro, el salario mínimo tiene que ser igual a la canasta familiar”.

Entre otras propuestas en ese sentido, aseguró que se llegará al “82% móvil a los jubilados” y que “a los 4000 terratenientes queremos decirles que esas tierras tienen que ser estatizadas”.

“Hay tres millones de familias en déficit habitacional, el FIT es el único que quiere que la crisis no la paguen los trabajadores”, cerró.

Sergio Massa, por su parte, consideró que “la Argentina no es el desastre que dicen algunos ni la fiesta que dicen otros”, a la vez que remarcó que los fracasos “tienen que ver con la falta de políticas a largo plazo”. Además, se refirió al equipo de economistas que lo acompaña, con Roberto Lavagna a la cabeza, “un equipo de profesionales de primer nivel que garantizan el buen rumbo”.

“Vamos al crédito por la primera vivienda con el dinero que hoy está en el sistema financiero”, expresó, a la vez que también se refirió a la “compensación de flete para poner de pie al interior del país” y a la promesa de que “un millón de jóvenes van a entrar a su primer trabajo, al Estado poniendo un puente con las pymes”. Acompañó también a la propuesta de Del Caño sobre “un sistema jubilatorio que dé el 82% móvil”, y que “vamos a bajar el 30% la carga impositiva, eliminando el impuesto a las ganancias y las retenciones”.

Cruces entre los candidatos

La candidata presidencial de Progresistas consultó a su par de Cambiemos sobre las recientes denuncias de corrupción

“No me parece justo. En ocho años de gobierno no tuvimos ni una denuncia de corrupción. En las últimas semanas, decenas. Es la campaña electoral del kirchnerismo”, sostuvo el líder del PRO, en respuesta a una pregunta que le había formulado su rival, quien comparó casos de corrupción del gobierno nacional con el de la administración del PRO en la Ciudad.

El candidato Sergio Massa criticó a Daniel Scioli en el debate, y pidió “un minuto de silencio” para destacar la ausencia del postulante del FpV.

Stolbizer, en otro momento, le preguntó a Rodríguez Saá sobre la violencia de género en la provincia de San Luis, donde, según dijo, no se aplica la ley. El candidato respondió: “Yo no gobierno San Luis, soy senador de la Nación, pero San Luis tiene las mejores normas para combatir la violencia de género. Haré todo para que en Argentina se termine con este flagelo”.

Educación e infancia

Aquí la primera en hablar fue Margarita Stolbizer: “Es la prioridad de nuestra política, más de un millón de niños tiene insuficiencia alimentaria. No se torna en un problema económico y social sino que es una inmoralidad. Hay que pensar que los países que miran el futuro lo hacen mirando cómo alimentan y educan a sus hijos. No es solo plata, la educación desarrolla capacidades. En la familia se transmite afecto y valores, hay que trabajar ahí para garantizar la salud, vivienda, acceso al agua y escuela.

Expresó que la educación que tenemos atrasa e hizo hincapié en cambiar “los contenidos curriculares de una educación que mira hacia atrás” para “darle al docente una mejor formación”:

“Le vamos a pagar más para que generen las habilidades en los chicos que se requieren hoy en el trabajo”, afirmó.

Rodríguez Saá manifestó: “El niño que hoy va a la escuela no es el mismo que iba a la escuela en el siglo pasado. Hoy ya desde muy chico tiene acceso a medios de comunicación que le dan una información del mundo muy completa. Acceso a una computadora e Internet que le permite vivir un mundo, acceder a una biblioteca enorme de aprendizaje. La escuela debe amoldarse a esta nueva circunstancia. Hay que pensar en la escuela gratuita, laica, estatal y digital. Esto tiene relación con la pobreza, un chico que no estudia ni trabaja, no estudia porque sale de la escuela y no está calificado para trabajar y se desilusiona. Tenemos que hacer un cambio profundo”.

Sergio Massa destacó que “cuando más conocimiento tengamos, más rico va a ser nuestro país en el futuro. Nuestro programa incluye 9.000 millones de dólares en el desarrollo infantil”, con una “jornada extendida desde los 3 años”. También basó el plan en tres propuestas como “presentismo, evaluación y capacitación docente”.

“Tenemos que premiar a ese docente, tenemos que darles herramientas para alumnos del siglo XXI. Tenemos que evaluar escuela por escuela”, y cerró asegurando que “la igualdad de oportunidades la da la escuela pública”.

Mauricio Macri repasó su gestión en Capital Federal para argumentar las propuestas: “En la Ciudad aprendimos que el proceso arranca a los 45 días, por eso ya hicimos los centros de primera infancia en la ciudad, para que todas las madres y padres cuando salen a trabajar, dejan su hijo y saben que el proceso de crecimiento va bien. Hay 638 mil chicos que no tienen sala de 3, 4 y 5 años en el país. Hay que hacer 3 mil jardines”.

Y también hizo hincapié en la tecnología: “Hay que llevar la escuela al siglo 21, computadora en primer grado y diseños de innovación al secundario porque nuestros jóvenes se tienen que preparar para crear los trabajos del futuro. Lo podemos hacer porque ya lo hicimos en la Ciudad. La calidad comenzó a mejorar después de años de decadencia en el país. Hay que darles el lugar que necesitan los docentes y abrir las herramientas de capacitación, y tiene que ser evaluado como hicimos en Buenos Aires. Tenemos la primera agencia de calidad de educación. Cuando encaramos los problemas, los resolvemos”.

Nicolás del Caño comenzó su exposición asegurando que “tanto Scioli como Macri y Massa hacen blanco en los docentes atacándolos y para nosotros trabajan mucho más allá del aula”, y entre sus propuestas destacó que “el sueldo del cargo inicial sea igual a la canasta básica. Proponemos que el 30% del presupuesto nacional se dedique a la educación”.

Seguridad y Derechos Humanos

Nicolás del Caño se mostró a favor de la despenalización de la marihuana y del aborto legal y gratuito: “Es un derecho para evitar que mueran más de 3 mil mujeres al año”. Y agregó: “La mayoría pide mano dura, más policía, pero son las fuerzas de seguridad las que organizan el delito en complicidad con el poder político. No podrían existir desarmaderos, redes de trata, sin complicidad de las cúpulas policiales”.

Al respecto, Sergio Massa expresó: “El primer problema es la negación del problema. Vivimos en inseguridad y el gobierno habla de sensación. Vivimos en el avance de la droga y dicen que somos de tránsito. Hay que hacer una profunda reforma de su sistema penal. El Código Penal que enviamos establece perpetua para narcotraficantes, violadores, femicidas, cárcel para el violento, un cambio fundamental de paradigma en materia de corrupción con la extensión de dominio para apropiarnos de los bienes de los violentos. Diez años de condena deben ser diez años de cárcel. Hay que poner en marcha una agencia federal contra el narcotráfico. Fiscales especializados en cada provincia. Para enfrentarlo tenemos que usar todas las herramientas”.

Por su parte, Mauricio Macri opinó: “En Argentina está ganando el miedo, nos hace sentir que perdemos libertad. Ha avanzado el delito como nunca antes. Voy a ser el primer presidente que encare este tema como hay que hacerlo: convocando a todos los gobernadores. Hay que hacerlo con sumo profesionalismo, creando una agencia general de lucha contra el crimen organizado”.

Y detalló: “En los primeros 100 días vamos a entrar en los barrios mÁs peligrosos de la Argentina con un plan de pacificación a descabezar los jefes de las bandas. Mi prioridad es paco cero en cinco años. Hay que urbanizar todas las villas de la Argentina, el Estado tiene que estar presente y recuperar el control sobre las fronteras”.

Stolbizer planteó “una mirada distinta” del delito: “Mirarlo a través de la víctima. Cuando vamos hacia el delincuente el Estado va atrás de los acontecimientos”.

“No vamos a tener seguridad si no erradicamos la corrupción, es la maraña mafiosa de relaciones de políticos y policías con el crimen organizado. El problema lo tenemos delante de nuestras narices: ¿por qué aviones y barcos salen de Argentina llenos de droga? Porque son corruptos, porque son cómplices y están no solamente las autoridades policiales sino la parte administrativa de la Aduana”.

Rodríguez Saá, por su parte, indicó: “La inseguridad y el narcotráfico son los flagelos más grandes. Convocaré para ello a todos los gobernadores y jefes de policía provinciales y a la plana mayor de las fuerzas federales”.

Sobre el tráfico de drogas, indicó: “Mandaré una ley para crear un organismo altamente capacitado para combatirlo”.

Calidad institucional

Sergio Massa apuntó al trabajo de políticos y funcionarios, cuando dijo: “No hay autonomía del Poder Judicial, necesitamos un Consejo de la Magistratura equilibrado para terminar con la justicia militante. Necesitamos cambios en el Código Penal, tipificar el delito de corrupción. Es fundamental un Nunca Más de la corrupción. El que tenga que ir preso, va a ir preso, sea cual sea su nombre”.

Rodriguez Saá, por su lado, se concentró en el sistema electoral: “Digo ‘no’ a la boleta sábana, pero la crisis es más profunda: hay robo de boletas en el conurbano, quema de urnas en Tucumán, los presidentes de mesa que adulteran resultados, al igual que el correo. Debemos comprometernos con la vida democrática del país. Boleta única y voto electrónico, tenemos que ir hacia allí”.

“Sobre la Corte Suprema, ninguno de nosotros va a tener los dos tercios para designarlos. Por lo que hay que hacer una acuerdo patriótico, para elegir en los dos cargos vacantes a las mejores personas”, agregó.

Macri, por su parte, aseveró: “Propongo que nos unamos en el esfuerzo de construcción y para que eso tenga valor hay que mejorar la calidad institucional. Boleta única electrónica o lo que sea más adelantado tecnológicamente en ese momento. Terminar con los reinados, los feudos, reelecciones indefinidas. Justicia independiente: si quiere investigar, que el Ejecutivo colabore. Yo no voy a poner ni sacar jueces a mi antojo, y creo que es fundamental que tengamos un Estado transparente. Gobierno abierto, información disponible, que se respete el valor del trabajo de servicio público y no que se transforme en un aguantadero de La Cámpora. Nos han dejado indefensos frente al narcotráfico, pobreza”.

Stolbilzer comenzó preguntando: “¿De qué democracia hablamos con 12 millones de pobres, el 40% de los trabajadores en situación de precariedad, un Gobierno que no acepta fallos de la Justicia y que tiene un Vicepresidente procesado por coimero?”

Y continuó: “La democracia hay que fortalecerla porque está muy débil. La democracia es garantizar derechos y para ello necesitamos una Justicia que actúe independiente, que resuelva sus tres problemas: falta de agilidad, la eficacia y credibilidad. Una Justicia que garantice el acceso a los derechos de las personas vulneradas en sus derechos, una Justicia que haga respetar el funcionamiento de las instituciones y que garantice la no impunidad. Para ello debe cumplir con la Constitución Nacional”.

“Si gano pondré los organismos de control en manos de la oposición para que vean como me comporto, para que me miren. Vivo de la manera que hablo. Compito con candidatos que no le cierran los números en sus declaraciones juradas”, afirmó.

Nicolás del Caño expresó: “Un diputado cobra más de 50 mil pesos, hay intendentes que cobran más de 100 mil, los legisladores del FIT cobramos lo mismo que una maestra y el resto lo destinamos a la lucha de los trabajadores. Luchamos por una democracia muy superior a la que tenemos. Los jueces tienen que cobrar lo mismo que un trabajador, los jueces tienen que ser electos por el voto del pueblo”.

Infobae

“Piden debate y antes no quisieron debatir”

Mientras los candidatos de la oposición se preparaban para el debate realizado anoche, el candidato del Frente para la Victoria, Daniel Scioli –quien decidió no participar del encuentro–, continuó con una hiperactiva actividad de campaña. El gobernador bonaerense buscó darle fuerza a su idea de que “se debate con la gente en la calle todos los días” y que el electorado “ya conoce” de primera mano sus propuestas. Ayer estuvo primero en Quilmes, donde inauguró una Unidad de Pronta Atención médica (UPA), y luego estuvo de recorrida por Lomas de Zamora. Más tarde firmó convenios para promover la producción audiovisual en Merlo y cerró la jornada en la Capital, donde participó de la final de un concurso de bandas en el Luna Park.

“La gente me conoce muy bien, hace muchos años, y ha visto mi compromiso en momentos muy difíciles”, sostuvo el gobernador diferenciándose de sus contendientes en las elecciones del 25 octubre, a quienes acusó de estar “llenos de contradicciones”. De ese modo, el candidato explicó su ausencia en el encuentro realizado en la Facultad de Derecho. Además, señaló que “los debates toman muchas veces un tono de agresión y no corresponde eso con el espíritu de lo que espera la gente”.

El bonaerense se quejó de que “muchos de los que hoy piden un debate, antes no quisieron debatir” y se ocupó de recordar que el jefe de Gobierno porteño electo, Horacio Rodríguez Larreta, “no quiso debatir en el ballottage con Martín Lousteau”, así como Sergio Massa “tampoco quiso un debate público con Martín Insaurralde” en 2013.

La agenda de actividades de Scioli comenzó por la mañana en Quilmes, donde inauguró la Unidad de Pronta Atención (UPA) número 17, junto al intendente local, Francisco “Barba” Gutiérrez, y el ministro de Salud, Alejandro Collia. La nueva UPA está ubicada en los terrenos que el municipio tiene en el Parque Industrial Tecnológico Quilmes de Bernal Oeste y se calcula que el área de influencia será de 250 mil personas, teniendo en cuenta que abarca localidades como Bernal Oeste, Quilmes Oeste, Solano, Florida y los barrios La Paz e Iapi.

Scioli recorrió las instalaciones de la UPA escoltado por el vicegobernador, Gabriel Mariotto, y el jefe de Gabinete y candidato a gobernador del FpV, Aníbal Fernández, a quien respaldó en su carrera a la gobernación. “Yo les aseguro que las cosas van a andar muy bien, esa es la victoria del círculo celeste y blanco, que se agranda cada vez más”, dijo en el acto de inauguración, al tiempo que repasó los logros de su gestión y destacó entre ellos las políticas de salud e inclusión. “Termino mi segundo mandato con la tasa más baja de mortalidad infantil de toda la historia de la provincia de Buenos Aires, y eso es producto de un calendario de 19 vacunas, del plan Remediar, del plan Qunita, del plan Nacer, de las políticas activas que buscan allí la presencia del Estado”, enumeró Scioli, antes de afirmar que Aníbal Fernández “tomará la posta para que sigan llegando las soluciones a lo largo y ancho de la provincia”.

Por la tarde, el candidato continuó su recorrida por Villa Centenario y Villa Fiorito, en Lomas de Zamora, donde participó de la “caravana para la victoria” junto al intendente local, Martín Insaurralde, y su esposa, Jésica Cirio. “Les voy a cuidar el trabajo como nadie, voy a cuidar a los comerciantes, a la clase media, con todas las inversiones que se necesitan para seguir transformando”, lanzó desde una camioneta blanca que se abría paso entre la multitud.

La recorrida comenzó pasadas las 16 en la esquina de Pío Baroja y Recondo y se prolongó por distintos barrios del municipio hasta concluir en la intersección de las calles Plumerillo y Martín Rodríguez. El candidato del FpV destacó la transformación de “cada uno de los barrios, especialmente con las prioridades de los más humildes, los que más necesitan la intervención del Estado con asfalto, agua potable, cloacas” y pidió “tranquilidad, confianza, certidumbre”. “Con nosotros ni van a andar experimentando, ni inventando nada, porque ya nos conocen”, redondeó. Por su parte, Insaurralde agradeció su presencia y aseguró que “Scioli es el presidente que la provincia y la Argentina necesitan para la etapa que viene”.

Más tarde el gobernador se dirigió algunos kilómetros al oeste, al partido bonaerense de Merlo, para inaugurar un estudio de grabación y firmar una carta de intención para la promoción de la industria audiovisual con el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa). “Los medios y producciones locales son una verdadera expresión del federalismo de la palabra”, dijo allí Scioli, que estuvo acompañado por el intendente de ese distrito, Gustavo Méndez, la presidenta del Incaa, María Lucrecia Cardoso, y el titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual de Argentina (Afsca), Martín Sabbatella.

Luego del recorrido por el conurbano bonaerense, el gobernador se encaminó hacia la Ciudad de Buenos Aires, donde tenía planeado participar de la tercera final del concurso de bandas Rockea BA 2015 en el estadio Luna Park, junto al vicepresidente ejecutivo del Grupo Provincia, Nicolás Scioli.

En medio de las actividades, el candidato del FpV se hizo tiempo para hablar con medios y agregar algunas definiciones. Pidió discutir “ideas y cuáles son los grandes objetivos por delante” y consideró que muchos radicales y socialistas “están incómodos” por las alianzas definidas por sus conducciones partidarias. Scioli convocó a esos sectores y al “electorado independiente”, al señalar que quiere “recrear el espíritu fundacional” del peronismo, “que es el frentismo”.

El gobernador cuestionó al candidato presidencial de Cambiemos, Mauricio Macri, porque “sostiene que las funciones del Estado hay que delegarlas en el mercado” y dio definiciones sobre cuáles serían sus políticas económicas en caso de llegar a la Presidencia. “Nuestro proyecto es un Estado promotor e impulsor. La competitividad no tiene que venir de las grandes devaluaciones. Sabemos lo que nos han costado esas medidas”, dijo, y aseguró: “O vamos al ajuste o vamos a un proceso de crecimiento, y nosotros nos proponemos que el desarrollo sea el próximo capítulo de este proyecto”. En el plano global, Scioli celebró que Argentina haya conseguido “el repudio internacional a los fondos especulativos” y se fijó como objetivo “traer inversiones y repatriar 200 mil millones de dólares que los argentinos tienen en el exterior”.

Página 12