Avanza proyecto para armonizar procedimientos sanitarios y facilitar comercio de alimentos

Representantes de los ministerios y secretarías de Salud, Economía y Comercio de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua y del sector privado de Centroamérica se reunieron en un taller regional para analizar reformas regulatorias y validar un sistema informático que le permitirá a los países el reconocimiento mutuo de registros sanitarios para facilitar el comercio de alimentos y bebidas procesadas.

El desarrollo de este sistema informático, que será administrado por la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (Sieca), es una de las actividades del Proyecto Regional de Agro Negocios, Comercio y Logística en Centroamérica, que inició en septiembre de 2013 con el aporte de 1.5 millones de dólares de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) y 1 millón de dólares del Grupo Banco Mundial.

Este proyecto, que finalizará en junio de 2017, también apoyará esfuerzos nacionales para reformar los sistemas y regulaciones de registros sanitarios con el objetivo de reducir cuellos de botella para el comercio intrarregional.

“Creemos firmemente que la integración económica centroamericana es esencial para enfrentar los desafíos y brindar mayores oportunidades económicas y comerciales para los habitantes de Centroamérica. Una parte importante en esta meta incluye establecer mecanismos regionales de coordinación y fortalecer las instituciones clave para un mayor crecimiento económico”, afirmó Gregory Howell, subdirector en funciones de Usaid/El Salvador.

Estudios del Grupo Banco Mundial han determinado que las medidas sanitarias y fitosanitarias, de las cuales son parte los registros sanitarios, tienen un impacto significativo en los precios domésticos en Centroamérica, equivalente a un promedio del 11.6 por ciento del valor de los productos. En la actualidad, con los distintos procedimientos en los países de Centroamérica, para que una empresa obtenga un registro sanitario por primera vez debe invertir hasta 120 días y hacerlo de forma manual, con un costo promedio de 400 dólares.

De esa cuenta, la simplificación de procedimientos para obtener registros sanitarios y comerciar productos agroindustriales entre países puede promover una diversificación en los productos y contribuir a la oferta con mejores precios para los consumidores finales.

“Este proyecto busca reducir en un 25 por ciento el costo y la cantidad de días que se requieren para obtener registros sanitarios de alimentos y bebidas procesadas en Centroamérica. El desarrollo del sistema informático regional para el reconocimiento mutuo de registros sanitarios apoyará a empresas pequeñas y medianas a reducir sus costos, lo que sin duda se verá reflejado en mejores precios para los consumidores”, dijo Fabrizio Zarcone, representante del Banco Mundial en El Salvador.

Las instituciones nacionales que coordinan en su país la implementación del proyecto son el Ministerio de Comercio Exterior de Costa Rica, la Secretaría Técnica de la Presidencia de El Salvador, el Ministerio de Economía de Guatemala, la Secretaría de Desarrollo Económico de Honduras y Ministerio de Fomento, Industria y Comercio de Nicaragua. La ejecución del proyecto en cada país está a cargo de los respectivos ministerios y secretarías de Salud.

Además de Howell y Zarcone, en el taller también estuvieron presentes Luz Estrella Rodríguez, viceministra de Economía de El Salvador; Melvin Redondo, viceministro de Comercio Exterior de Honduras, y Mayra Alfaro de Morán, gerente del proyecto del Grupo Banco Mundial.

Voces