Ayotzinapa: gobernador del estado de Guerrero tiene “la conciencia tranquila” sobre la desaparición de los estudiantes

El gobernador con licencia del estado de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, se dijo con la “conciencia tranquila” sobre los hechos ocurridos en Iguala los días 26 y 27 de septiembre sel año pasado, cuando desaparecieron los 43 jóvenes normalistas de Ayotzinapa.

Además, dijo que en lo personal no se encuentra inmerso en ningún proceso de investigación judicial sobre el caso.

Entrevistado a su llegada a un hotel del sur de la ciudad, para reunirse con un grupo de diputados, el gobernador con licencia se desmarcó de cualquier posible vínculo con algún elemento o grupo de la delincuencia organizada, y dejó en claro que su relación con el alcalde de Iguala, José Luis Abarca, y su esposa se dio en el marco institucional.

De igual forma, reiteró tan pronto fue enterado de los hechos de Iguala, instruyó a los funcionarios responsables de cada una de estas áreas, como la procuraduría y la secretaria general de Gobierno, así como la secretaria de Salud de la entidad, para que se abocarán a atender la situación.

A la “reunión de trabajo” con los legisladores, que se realiza en uno de los salones del hotel Radisson Periférico Sur, el mandatario con licencia acudió con quien fuera su secretario general de gobierno, Jesús Martínez Garnelo, y el entonces procurador de la entidad, Iñaki Blanco.

Aguirre Rivero informó que durante la reunión con los diputados integrantes de la Comisión de Ayotzinapa presentará un primer un marco introductorio, en el que expresará que en Guerrero, desde hace muchos años, ha proliferado un grupo importante de la delincuencia organizada.

Incluso, informó que actualmente se reconoce que hay más de 23 grupos y que esta fragmentación se refleja en una “lucha sanguinaria” entre ellos. A eso se debe en buena medida que Guerrero siga siendo una entidad donde constantemente se registren homicidios, dijo.

“Guerrero necesita un trato especial, es un asunto de seguridad nacional. Guerrero necesita de programas que verdaderamente den oportunidad de empleo a los jóvenes”, aseguró.

Se prevé que la reunión privada se prolongue cuando menos unas cuatro horas.

La Jornada


Volver