Bolivia y Brasil estudian ampliación del contrato de compra y venta de gas

Los gobiernos de Bolivia y Brasil tratarán el próximo 24 de noviembre, en una reunión bilateral, la posibilidad de ampliar el contrato de compra y venta de gas, que tienen vigente ambos países, informó el jueves el ministro de Hidrocarburos y Energía, Luis Sánchez.

“Uno de los temas principales que tocaremos ese día y que hemos avanzado fundamentalmente es en ver la posibilidad de ampliar el contrato de compra y venta de gas a partir del 2019, un tema muy importante para ambos países”, dijo la autoridad boliviana tras sostener una reunión privada con el secretario ejecutivo del Ministerio de Minería y Energía, el brasileño, Luis Baratta.

Ese encuentro se realizó en el marco del congreso de la Organización Latinoamericana de Energía (Olade), que se desarrolla en la ciudad de Tarija.

El contrato de compra venta de gas natural con Brasil (GSA) fue suscrito en 1996, con una duración de 21 años, que se contabilizan a partir de 1999 hasta 2019.

Ese contrato inicialmente estableció el envío de 16 MMmc/día de gas natural, sin embargo, después de la firma de dos adendas, se llegó a establecer el máximo volumen contractual de venta de 30,08 MMmc/día más el gas combustible requerido en el tramo Mutún – Sao Paulo, y que actualmente se encuentra en vigencia.

Por su parte Baratta indicó que “Brasil ve con gran expectativa continuar el convenio de venta compra de gas que tienen con Bolivia”.

Sánchez manifestó que entre otros temas que se abordarán en dicha reunión que se realizará en Brasil, están: una propuesta de Brasil para que Bolivia pueda ser socia de una planta de fertilizantes en Matogroso y el aprovisionamiento de gas natural a una termoeléctrica, ubicada en Cuyabá.

“También se dará inicio a la reunión técnica binacional entre la Empresa Nacional de Electricidad y Electrobras para planificar varios proyectos, como la línea de interconexión Bolivia y Brasil y la viabilidad de los tiempos de estudios y construcción de hidroeléctricas en Río Madera, Cachuela Esperanza, El Bala y Rositas”, mencionó.

Según Baratta uno de los objetivos es que ese grupo de trabajo que se está realizando pueda efectuar estudios en el campo de energía eléctrica, hidroeléctrica y termoeléctrica y “que esa energía pueda ser utilizada también por Brasil y Bolivia”, señaló.

Cambio