Ecuador: Correa cierra Encuentro Latinoamericano Progresista y recuerda el intento golpista al cumplirse cinco años

El Encuentro Latinoamericano Progresista (Elap) cerró con la intervención magistral del Presidente de la República, Rafael Correa, quien aseguró que la unidad de nuestros pueblos es estratégica.

Esto, a propósito del momento histórico que vive la izquierda progresista. En el segundo capitulo de ELAP reunió a más de 67 movimientos políticos de izquierda, cuyos representantes, pensadores y académicos, se reunieron en la capital ecuatoriana. A ellos, el Presidente Corres les recordó “que unidos somos una fuerza”.

“Las fuerzas y los Gobiernos progresistas han dado pasos enormes”, reflexionó el Mandatario, quien felicitó a la militancia que en tres días logro discutir sobre temas concernientes a la izquierda.

El Mandatario también reflexionó el embate de la restauración conservadora o nueva Guerra Fría. En ese sentido, afirmó que ‘se nos han venido con todo, por eso debemos estar más atentos que nunca, pero a mayor reacción, mayor Revolución’, e instó a que jamás se dude sobre las convicciones de justicia, equidad y buen vivir.

Por eso, instó a la izquierda a rechazar y superar mitos como el ecologismo e indigenismo a los que calificó como ‘infantiles’, cuyos fundamentalismos tienden a cumplir la miseria con el folclore.

Críticó, además, la satanización del poder que siempre ha ejercido cierta izquierda, sin detenerse a pensar que los cambios estructurales necesarios solo pueden lograrse a través de lograr del poder en función de las necesidades de las grandes mayorías.

En su discurso, también recordó que hace cinco años la democracia en Ecuador fue puesta a prueba, dijo, rememorando los hechos del 30 de Septiembre de 2010, cuando un grupo de policías iniciaron una protesta que desembocó en una intentona golpista.
Rindió homenaje a las víctimas de aquel día: Juan Pablo Bolaños, Froilán Jiménez, Jacinto Cortez, Darwin Panchi y Edwin Calderón.

‘Que lo sepa el mundo entero que su lucha no fue en vano’, dijo, destacando a la memoria de quienes llamó “héroes, que ofrendaron su vida aquel día”.

También recordó que la manipulación de la Ley de Servicio Público inició la sublevación policial que se convirtió en un intento de golpe de Estado hace cinco años, una situación similar ocurrió con la desinformación acerca de las Leyes de Herencia y Plusvalía.

En este sentido, reflexionó sobre la violencia y tergiversaciones que han derivado las recientes y fracasadas marchas y protestas de la oposición. ‘Seguirán fracasando compañeros, nos encontrarán más unidos que nunca’, dijo, ante los aplausos del teatro de la Casa de la Cultura, que estaba totalmente lleno.

Hace un año, en este mismo foro, se reunió la ELAP por primera vez, para dialogar los espacios necesarios de las demandas históricas de los pueblos de la región, que hace más de una década se levantaron dignamente en contra del neoliberalismo que había destruido sus economías y sociedades.

El Encuentro Latinoamericano Progresista (ELAP) 2015, participaron representantes de partidos y movimientos de izquierda del mundo, entre ellos el Frente de la Victoria, de Argentina; el Frente Amplio, de Uruguay; el Polo Democrático, de Colombia; el Partido Socialista Unido de Venezuela, de Venezuela; el Partido Comunista, de China; Partido Hindú; Podemos y La Izquierda Unida, de España; así como delegados de los partidos del Foro de Sao Paulo y de África.

A ellos sumamos a Estela de Carloto, Presidenta de Abuelas de la Plaza de Mayo; Los Cinco Héroes de Cuba; Ramón Balaguer, histórico líder cubano; Martín Torrijos, ex Presidente de Panamá; José Figueroa, diputado nicaragüense por el Frente Sandinista; Nidia Díaz, secretaria de Relaciones Exteriores del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional de El Salvador; Blanca Eekhout, diputada y dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV; Mónica Valente, presidenta del Foro de Sao Paulo, entre otros ponentes y líderes.

El Ciudadano

En Encuentro Latinoamericano Progresista se declara respaldo a gobiernos democráticos ante intentos desestabilizadores

El respaldo a los diferentes gobiernos latinoamericanos y caribeños, y el fortalecimiento del Encuentro Latinoamericano Progresista (ELAP) fueron los puntos clave de la declaración final leída este miércoles en la clausura del segundo encuentro celebrado en la Casa de la Cultura de Quito, donde el presidente Rafael Correa ofreció un discurso de cierre.

En el caso del país anfitrión la declaración respalda al gobierno ecuatoriano, liderado por Rafael Correa, “frente a cualquier intento desestabilizador que pretenda desde la violencia o la vía antidemocrática la toma de poder”, al igual que con Brasil, El Salvador y Venezuela.

Además, apoya al gobierno de Brasil de Dilma Rousseff, al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, al presidente de El Salvador, Jesús Sánchez Cerén, al presidente Daniel Ortega, de Nicaragua, “frente a cualquier intento de desestabilización, sea a través de guerras económicas o mediáticas”

El documento también celebra el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, además demandan “el cierre de la base de Guantánamo, así como el fin del bloqueo económico financiero y comercial contra la isla”.

También celebra el anuncio del acuerdo de las firmas de paz entre el gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que deberán realizarse hasta marzo de 2016.

Por otro lado, el ELAP saluda la iniciativa de la presidencia pro-tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que la ostenta Ecuador, y de la presidencia pro-tempore de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que la tiene Uruguay, “para facilitar el diálogo entre Venezuela y Colombia, y restablecer la confianza, para una frontera de paz propuesta por el presidente de Venezuela Nicolás Maduro”.

La declaratoria apoya los procesos democráticos en las próximas elecciones presidenciales en la República Argentina y el de Nicaragua; e instó en el “fortalecimiento del ELAP”, que se celebra por segunda vez en la capital ecuatoriana, con la finalidad de estrechar lazos con los países de Latinoamérica y El Caribe; y constituirse en una región de paz.

La segunda edición del Encuentro Latinoamericano Progresista (ELAP 2015) reunió del 28 al 30 de septiembre, a más de 80 organizaciones políticas para debatir sobre los retos y desafíos que enfrentan los gobiernos progresistas de la región en el actual escenario político.

Durante los tres días se llevaron a cabo charlas magistrales y mesas de trabajo temáticas en las que los participantes debatieron temas como la construcción del socialismo del buen vivir, la situación de América Latina en el contexto de la economía mundial, temas relacionados a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), la construcción de organizaciones políticas de izquierda moderna, entre otros.

Otros puntos de la declaración

– Elevar y fortalecer la reflexión en torno a la redistribución de la riqueza y la equidad.

– Profundizar la participación en favor de los procesos progresistas y la formación política en todos los sectores.

– Fortalecer la participación de los jóvenes, mujeres e indígenas en los movimientos y partidos a través de nuevos espacios de articulación y agendas programáticas a corto mediano y largo plazo.

– Impulsar en los países participantes la resolución del decenio de los afrodescendientes emitida por la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Andes

El manejo eficaz de la Comunicación fue analizado en ELAP 2015

Durante la mesa redonda: La Democratización de los medios de comunicación, una apuesta nacional y regional, se analizaron varios temas que afectan al manejo de la información.

El Secretario Nacional de Comunicación (Secom), Fernando Alvarado, destacó la participación de los medios de comunicación en los hechos suscitados el 30 de septiembre de 2010. En esta fecha la comunicación jugó un papel muy importante ya que allí se vieron los rostros del poder de la información, explicó.

El titular de la Secom recordó que aquel día, medios de comunicación como Teleamazonas o Ecuavisa ya tenían instalados sus equipos de microonda para informar sobre el supuesto caos, pero no informaron el fondo del asunto sino que simplemente buscaron rating. Ante este manejo de la información la Secom ordenó una cadena indefinida. Lo que ayudó a salvar la tranquilidad.

Alvarado explicó que en esta cadena se empezaron a visibilizar a aquellas personas que estaban defendiendo la democracia. Se bloqueó la información mediática dedicada a caotizar y se pudo visibilizar la realidad. Esos dos escenarios de vivieron ese día y por eso “los medios jugaron ese rol histórico y penoso”, puntualizó.

En esta misma línea Pedro Brieger, periodista, sociólogo y director de Nodal de Argentina, abordó el tema del manejo de la información. Explicó que en la actualidad la noticia es manejada como un show, en el que ahora un robo tiene más espacio que la construcción de una escuela para discapacitados.

También señaló que en América Latina y el Caribe se sigue mirando el mundo a través de lo que pasa en Nueva York, París o Madrid. En referencia a lo suscitado en el país el 30S manifestó que sería muy interesante saber qué medios de comunicación internacionales le prestaron un espacio para recordar esta fecha, lo que publicaron ese día los medios de comunicación que muchas veces lo único que hicieron fue replicar la información de agencias internacionales y no se basaron en las noticias emitidas por los medios locales.

Así recordó que en la actualidad es mucho más fácil saber lo que sucede en el mundo a través de los medios de comunicación locales que a través de agencias. Ahora la información se pude saber desde los medios locales y dan la posibilidad de dar esa batalla comunicacional. Brieger afirmó que ha llegado la hora de construir herramientas comunicacionales diferentes. “Los medios de comunicación ahora permiten una democratización y creo que es el camino a seguir”.

Por su parte, Orlando Pérez, director de diario El Telégrafo, hizo un homenaje a todas las personas que estuvieron presentes en el 30S como aquellos periodistas, camarógrafos, fotógrafos que recibieron agresiones, quienes incluso después de este día renunciaron a sus puestos en los medios mercantilistas. Destacó que uno de los retos de los medios es trabajar en el servicio de las audiencias, algo en lo que trabajan los medios públicos.

Para finalizar intervino Francisco Sierra, director General de Centro Internacional de Estudios para América Latina (Ciespal) reconoció la necesidad de tener redes de medios públicos, universidades para evaluar la libertad y los indicadores mediáticos. Hizo un llamado para hacer la comunicación de otra forma. Y reconoció que Ciespal han hecho propuestas a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para realizar un debate regional sobre comunicación.

El Ciudadano

“En el 30-S triunfó el valor del pueblo ecuatoriano”

En medio de actos solemnes, entrega de arreglos florales y emotivos discursos, la mañana de ayer se realizaron varios actos en homenaje a las personas que fallecieron durante los disturbios registrados el 30 de septiembre de 2010 (30-S).

Los actos de conmemoración se realizaron en los alrededores del Comando de Policía Eugenio Espejo y del hospital de la Policía Nacional, ubicados en la avenida Mariana de Jesús (norte de Quito), escenarios de la sublevación policial del 30-S.

Con banderas tricolores se recordó la caída de Darwin Panchi, Froilán Jiménez, el estudiante Juan Pablo Bolaños, Jacinto Cortez y Edwin Calderón, quienes fueron abatidos en la intentona golpista.

El ministro del Interior, José Serrano, tras entregar 2 arreglos de flores en presencia del Alto Mando Policial, expresó que luego de las violentas manifestaciones vividas hace 5 años la institución se ha destacado en 2 momentos.

En el primero se alcanzó la lucha contra la impunidad y contra el crimen. “No solo por los hechos del 30-S sino cómo a partir de ahí la Policía Nacional se reconstituyó para luchar contra la impunidad de la violencia criminal”, expresó.

Sobre este punto, Serrano indicó que en Ecuador la tasa de homicidios bajó de 7,2 casos por cada 100 mil habitantes a 6. “El compromiso está trazado. Solo el trabajo nos dará fortaleza”, apuntó.

El segundo momento del que habló el ministro fue de la transformación de la Policía. A decir del funcionario, la estructura policial pasó de una “doctrina militarizada” a una doctrina civil y comunitaria. “Yo creo que hay suficientes argumentos para que el 30 de septiembre pase a ser un momento de consolidar nuestra democracia”, insistió Serrano.

A pocos metros del lugar, decenas de militantes del Colectivo 30-S se concentraron sobre el parterre de la avenida Mariana de Jesús, diagonal al hospital de la Policía.

Ahí, los civiles recordaron a Juan Pablo Bolaños, el estudiante de Economía que falleció durante las manifestaciones de respaldo al Gobierno de Rafael Correa que se registraron en el sector.

En 2014, sus seres queridos colocaron una placa para recordarlo. Por ello nuevamente se ubicaron en ese punto, dejando pequeñas banderas y rosas rojas.

Mateo Bolaños, hermano de la víctima, agradeció a la gente por las muestras de cariño. “Todavía recuerdo cómo fuimos a luchar por la democracia. Este acto lo dedico a mi hermano, quien nos dejó un gran ejemplo”, dijo el joven, quien hace poco perdió también a su madre víctima del cáncer.

El presidente Correa también expresó su consideración a las víctimas del 30-S. En su cuenta de Twitter recordó: “Hace 5 años triunfó el valor del pueblo ecuatoriano”.
Actos de la oposición recibieron críticas

Ayer varios monumentos de la capital amanecieron ‘vestidos’ con telas negras y carteles con frases como: “30-S Día de Luto, homenaje a fallecidos, perseguidos, presos políticos”. Los rótulos se colocaron en las esculturas de San Martín, El Florón, en el Redondel del Ciclista, en el monumento de Ernesto Albán (Plaza del Teatro) y otros sectores.

A través de su cuenta de Twitter, Andrés Páez, asambleísta del Movimiento CREO, promovió esta iniciativa. “El tesorito de la robolución está irritado porque todos los monumentos de Quito amanecieron de luto por los fallecidos, perseguidos y presos”, detalló en una de sus publicaciones.

El ministro Serrano rechazó estos actos y cuestionó a los sectores que se burlan de los ciudadanos que fallecieron el 30 de septiembre. “Ellos deben estar de luto porque al triunfar la democracia, se derrotaron intereses particulares a las estructuras de un sistema que era caduco en el país. Y que claro no pudieron utilizar a nuestra Policía Nacional para lograr su fin que era derrocar e incluso asesinar a nuestro presidente”, dijo.

El secretario de Estado manifestó su rechazo sobre la postura de los rótulos que hablaron de “perseguidos políticos”.

Reiteró que esas actividades solo demuestran que en el país fallecieron las viejas prácticas y manipulaciones de grupos minoritarios. “Para ellos, más allá de la indiferencia ciudadana, lo que debemos hacer es conmemorar a nuestros caídos y a nuestra democracia que se ha fortalecido con una policía que lucha contra la delincuencia”, reiteró.

El funcionario advirtió que si la oposición va a vestir de negro es porque ha vencido la democracia y solo evidencia que ellos son “resentidos y amargados”.

“Nosotros estamos en un proceso en el cual no podemos perder el tiempo. Tenemos que mirar adelante para consolidar a nuestro país como uno de los más seguros”, puntualizó.

Estos actos también fueron cuestionados por amigos y familiares de las víctimas.

Xavier Pozo, representante del Colectivo 30-S, señaló que dichas acciones, realizadas por una agrupación “incoherente y antisocial” buscan confundir a la ciudadanía. “Los ecuatorianos sabemos qué pasó ese día y no vamos a permitir que esas imágenes o golpes blandos nos confundan”, dijo.

Nancy Fiallos, también miembro del Colectivo, reiteró que esas “expresiones funestas” no los amedrentarán. “Estamos convencidos de este gran proceso de cambio del país que cambió la estructura del Ecuador”, señaló.

Ramiro Panchi, padre del soldado de Inteligencia Militar, Darwin Panchi Ortiz, fue otro de los familiares que llegó al lugar para participar del homenaje.

Sentado a un lado del parterre, colocó una gigantografía con la imagen de su hijo en su memoria.

El hombre rechazó todas esas manifestaciones que se toman en nombre de los fallecidos. “Detrás de las víctimas hay familias que sufrimos por una pérdida. No es justo que utilicen la imagen para expresiones políticas”, comentó.

Mateo Bolaños advirtió que la sociedad está consciente del cambio que vive el país y que no permitirá esas iniciativas que solo buscan confundir. “Estamos viviendo un cambio y lo vamos a defender”.

El Telégrafo